• Médicos Unidos de Venezuela publicó una misiva en rechazo a las recientes declaraciones del oficialismo, donde se culpa a los trabajadores por el desabastecimiento en los hospitales. También denunciaron la detención arbitraria de colegas solo por llevar koalas dentro del área de emergencia

La organización Médicos Unidos de Venezuela (MUV) emitió un comunicado el jueves 28 de abril de 2022, para rechazar el reciente llamado del régimen de Nicolás Maduro a poner “mano de hierro” en los centros de salud del país. Indicaron que se trata de un acto para criminalizar al personal que labora allí y usarlo como chivo expiatorio por el desabastecimiento de medicinas y otros insumos en los hospitales públicos.

Durante un acto político el 23 de abril, Nicolás Maduro dio instrucciones a la ministra de Salud, Magaly Gutíerrez, para acabar con lo que llamó “mafias” en los hospitales. Para ello, indicó que cuenta con un plan que ya se comenzó a aplicar en todo el país, y que involucra la participación de los cuerpos de seguridad del Estado. 

blank
Cuando nosotros vamos tras un objetivo nada nos para porque nosotros somos independientes, yo soy un presidente independiente, no dependo de nadie, de ninguna mafia, de ninguna oligarquía, de ningún grupúsculo”, declaró Maduro.

Sin embargo, MUV, ente formado precisamente por cirujanos y especialistas, denuncia que este plan se ha traducido en requisas constantes y sometimiento al escarnio público de los trabajadores que consideren sospechosos. “Están nuestros hospitales destruidos, sin seguridad, cuyos accesos son controlados por porteros, milicianos, colectivos y raras veces por empresas privadas”, afirmó.

Anestesiólogo detenido

Gremios rechazan criminalización del personal de salud por parte del régimen de Nicolás Maduro
Hospital Universitario de Valera. Foto: Cortesía

Para este jueves, diferentes organizaciones gremiales convocaron a un tuitazo contra la represión a los médicos en su trabajo. La etiqueta es #KoalasVacíos, en alusión a un incidente ocurrido el 19 de abril de 2022 en el Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo de Valera, estado Trujillo. Allí fue detenido el médico residente Nayib Morales, quien cursaba su primer año de especialidad en Anestesiología.

Leer más  En imágenes: aficionados causaron disturbios en Bruselas tras la victoria de Marruecos sobre Bélgica

De acuerdo con información del portal El Pitazo, la directiva del hospital realizó una inspección con la Defensoría del Pueblo donde encontraron un bolso con algunos medicamentos, el cual pertenecía a Morales. De inmediato lo llevaron al Centro de Detención Preventiva de Escuque, bajo acusaciones de peculado doloso. Aunque el caso aún está bajo investigación, el 21 de abril el Tribunal Sexto de Control dictó privativa de libertad contra el médico residente.

La situación generó descontento entre el personal, quienes protestaron para pedir la liberación de su compañero. Indicaron que en ese koala Morales tenía fármacos que usaba normalmente en sus prácticas y que siempre llevaba consigo. Acotaron que forma parte del protocolo de todos los anestesiólogos tener a la mano este tipo de insumos para actuar en caso de emergencia. Añadieron que se trata de recambios suministrados por el propio hospital y que, una vez aplicados, se suelen entregar las ampollas vacías para dejar constancia de su uso.

Aun así, los médicos aseguraron que, por más que explicaron el procedimiento a la directiva del hospital, se niegan a reconocerlo, por lo que ahora otros anestesiólogos, médicos y enfermeras temen usar sus propios bolsos ante la posibilidad de también ser inculpados. Igualmente, denunciaron que el gobernador de Trujillo, Gerardo Márquez, promocionó en sus redes sociales el hecho como una incautación masiva, usando imágenes de insumos que estaban en el almacén y medicamentos de otros servicios, cuando a Morales apenas se le confiscó un koala.

Al respecto, MUV se solidarizó con el médico detenido, y alegó que durante su guardia nunca abandonó el área en la que estaba asignado. También cuestionó el papel del gobernador Márquez. “El fin de semana se publicó en redes sociales que el Ejecutivo regional lamenta que tenga un solo detenido en su gloriosa lucha contra las mafias. No entendemos si es en serio, o si intentan burlarse de la gente”, expresó el comunicado.

Leer más  #TeExplicamosLaSemana | Domingo 27 de noviembre

Desvío y desabastecimiento

La organización aseguró que esta nueva directriz del régimen de Maduro se trata de una campaña de propaganda política. Agregó que solo se busca generar una matriz de opinión de repudio contra el personal sanitario, acusándolo de ser el responsable por la falta de insumos. Precisaron que en la mayoría de los casos, el material que presumen incautar apenas alcanza para atender a un solo paciente. 

blank
Queda claro de que la única manera de que estas mafias de los hospitales puedan operar, sería en caso de que las autoridades del establecimiento no ejerzan sus funciones de guardia y custodia, de control de almacén, o estando en conocimiento de la situación como cómplices”, señaló.

También criticó la arbitrariedad con la que las directivas de los centros de salud actúan frente a las irregularidades. Citó un caso reportado por el Diario de Los Andes el 24 de abril de 2022 en la Fundación de Salud de Trujillo (Fundasalud). Dos directivos de la institución fueron despedidos luego de descubrirse una nómina paralela con decenas de personas que cobraban sin ser trabajadores. Aseguró que ambos funcionarios poseen conexiones con la gobernación, razón por la cual solo los removieron sin presentarlos ante la Fiscalía, mientras a médicos como Morales se les trata públicamente como delincuentes.

Fuera del comunicado, MUV también ha replicado diferentes denuncias en redes sociales sobre el presunto desvío de recursos destinados a la adquisición de insumos en instancias como la Misión Barrio Adentro. Un hecho en el que se ven directamente salpicados directivos y supervisores, quienes son los verdaderos encargados del suministro.

Hospitales en quiebra

Gremios rechazan criminalización del personal de salud por parte del régimen de Nicolás Maduro
Foto: Cortesía

La situación de los hospitales venezolanos no es nueva. De hecho, la escasez de insumos y medicinas, así como el deterioro de sus infraestructuras y servicios públicos fue una de las primeras crisis que visibilizó la emergencia humanitaria compleja, incluso desde el gobierno del difunto expresidente Hugo Chávez. En la actualidad, el panorama no deja de ser diferente, e incluso se agravó debido a la pandemia. Médicos Unidos lleva la cuenta de más de 850 trabajadores de la salud que murieron de covid-19, la mayoría por no contar con equipos de bioseguridad para sus jornadas.

Leer más  Detuvieron a cuatro personas por tráfico de drogas en Táchira 

El presidente de la Federación Médica de Venezuela (FMV), Douglas León Natera, afirmó que el 80 % de la red de salud pública, compuesta por 301 hospitales, está “en ruinas y abandonada desde hace muchos años”. En una nota de prensa difundida el 20 de abril de 2022, señaló que el principal problema es el desabastecimiento de medicinas, aunque también existen otros como la falta de agua, ascensores y equipos dañados o los apagones. Todo esto, a su juicio, atenta contra el derecho a la vida y la salud de los pacientes.

Indicó que además de los hospitales, los más de 8.000 ambulatorios y módulos de Barrio Adentro del país están deteriorados, algunos incluso desaparecidos. También los centros del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS), rebautizados por el chavismo como Clínicas Populares. Aunque la FMV instó al régimen de Maduro a aplicar un plan nacional de recuperación de hospitales, así como elevar el sueldo de los médicos; sin embargo, la respuesta es que no hay dinero por las sanciones de Estados Unidos. Esto a pesar de que la mayor parte del presupuesto nacional se destina al sector militar. Incluso a otros proyectos anunciados por Maduro como festivales y monumentos.

“La salud en Venezuela no es gratuita, y tampoco está garantizada por el Estado. Nuestros hospitales están desabastecidos y no tienen presupuesto. Cuando la salud no es prioridad, todos estamos en riesgo. Unos (médicos) son despedidos, mientras otros son encarcelados. La denuncia es obligatoria. No podemos ser simples espectadores de esta barbarie”, finaliza el comunicado de MUV.

Noticias relacionadas