• Con el batazo ante los Astros de Houston, el beisbolista venezolano se convirtió en el único bateador con un average de más de 300, más de 3000 hits (3.009), más de 500 jonrones (503), 600 dobletes y una Triple Corona (2012)

Miguel Cabrera continúa haciendo historia en las Grandes Ligas. El venezolano conectó este sábado 7 de mayo el doble 600 de su carrera como beisbolista. De esta manera, se convirtió en el jugador número 18 en la historia de MLB en lograr esa marca.

Pero los números de Cabrera son todavía más importantes si se contempla el resto de sus marcas personales en el beisbol de Estados Unidos. Con el batazo ante los Astros de Houston, se convirtió en el único bateador con un average de más de 300 (.310), más de 3000 hits (3.009), más de 500 jonrones (503), 600 dobletes y una Triple Corona (2012).

Leer más  Los secuestros más mediáticos que se han producido en Venezuela

Sin contar la Triple Corona, Miguel Cabrera igualó al dominicano Albert Pujols y el slugger Hank Aaron como lo únicos toleteros en alcanzar estas marcas en la MLB.

Por otra parte, con esta marca, el beisbolista venezolano sumó otro hito en la semana, ya que se posicionó en el puesto 31 del ranking de hits conectados de por vida. De esta manera superó a la leyenda de los bengalíes, el toletero Al Kaline.

Récord tras récord

A sus 39 años de edad, Miguel Cabrera posee una de las carreras más sobresalientes para un venezolano en la Major League Baseball (MLB). Ha participado en 11 Juegos de las Estrellas, además de ser el Jugador del Año en 2012 y 2013 y obtener los Premios Hank Aaron y el Bate de Plata. Precisamente en 2012 alcanzó el olimpo al conseguir la Triple Corona, por liderar simultáneamente las estadísticas de hits, jonrones y average (promedio de bateo). Un logro que no se había visto en la Liga Americana desde Carl Yastrzemski en 1967.

Leer más  Regularización de venezolanos en Colombia: ¿cuándo vence el plazo y cómo registrarse? 
Miguel Cabrera continúa haciendo historia al conectar el doble 600 de su carrera
Foto MLB

Una década después de ese hito, Cabrera hizo historia de nuevo, precisamente en esas tres categorías. No solo es el primer venezolano en superar los 3.000 imparables en las Grandes Ligas, sino que con sus actuales marcas de jonrones y average, entró a un podio del que solo han estado dos jugadores en toda su historia: Hank Aaaron y Willie Mays. 

Hasta ahora, el único venezolano que ha entrado en el Salón de la Fama de Estados Unidos ha sido Luis Aparicio, en 1984. Un templo que le ha sido esquivo a muchos jugadores latinos, e incluso leyendas como David Concepción, Omar Vizquel o Bob Abreu. Sin embargo, con las estadísticas que maneja y los récords que ha dejado en el campo, es posible que el nombre de Miguel Cabrera algún día figure en los pasillos del museo de Cooperstown.

Noticias relacionadas