• El organismo internacional informó que durante el último mes Venezuela produjo en promedio 775.000 barriles diarios de crudo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó este jueves 12 de mayo que la producción de PDVSA registró un incremento de 6,4 % al cierre del mes de abril.  Las cifras publicadas por la organización dan cuenta de un alza de 47.000 barriles por día (bpd), luego de que el bombeo de crudo pasó de 728.000 en marzo, a 775.000 en abril.

Si bien las cifras reflejan un incremento con respecto al mes de marzo, fueron inferiores a las reportadas por la estatal venezolana a la organización en febrero. Durante el segundo mes del año, el régimen de Nicolás Maduro informó a la OPEP que la producción de petróleo fue de 788.000 bpd.

Producción. Entre febrero y marzo de 2022 la producción de PDVSA se redujo en un 13.000 bpd.

Los datos publicados por la OPEP reflejan la compleja situación que se encuentra atravesando la industria petrolera nacional. Esto queda evidenciado al constatar que los 775.000 bpd que produjo PDVSA en abril ubicaron a Venezuela entre los productores OPEP con el peor desempeño.

Leer más  “He tenido que aprender a vivir con el cansancio”: los testimonios de mujeres que padecen de alteraciones de la tiroides

Solamente Guinea Ecuatorial (95.000 bpd) y el Congo (261.000 bpd) cuentan con una producción de crudo menor a la de PDVSA. Ninguna de las dos naciones africanas antes mencionadas son conocidas particularmente por su industria petrolera, tal y como fue el caso de Venezuela antes de la llegada del chavismo al poder.

Pese a la actual situación de PDVSA, algunas figuras internacionales afines al régimen de Nicolás Maduro, han señalado que la “recuperación de la producción” que ha venido registrando la industria con respecto a años anteriores ha sido algo nunca antes visto.

Una de estas voces ha sido la de Mohammad Barkindo, secretario general de la OPEP, quien durante una visita a Caracas realizada esta misma semana, indicó que en Venezuela han logrado crear lo que denominó como “un nuevo modelo de gerencia”.

Ayuda iraní

Irán

Una de las mayores dificultades que enfrenta la industria petrolera nacional de cara a intentar mejorar sus niveles de producción es el tipo de petróleo con el que cuenta el país. De acuerdo con estudios Venezuela tiene una de las reservas de petróleo más grandes del mundo, sin embargo, la mayor parte de los yacimientos que se encuentran en el país son de crudo pesado y extrapesado.

Leer más  Una embarcación venezolana naufragó en Colombia con siete personas a bordo: lo que se sabe

El problema que esto genera es que requiere de un mayor nivel de procesamiento para poder convertirlo en un compuesto más fácil de trabajar y de vender en los mercados internacionales.

Para esto se suele utilizar una práctica que consiste en mezclar el crudo pesado, con otros más livianos para de esta manera mejorar el petróleo venezolano y hacerlo más atractivo para los posibles compradores. En los actuales momentos, debido a las sanciones que pesan sobre PDVSA, la única fuente de crudo liviano que se encuentra disponible proviene de Irán, un socio estratégico del régimen venezolano desde los tiempos del gobierno de Hugo Chávez.

Es por este motivo que durante los últimos meses los envíos, de condensado como también se le conoce a este tipo de petróleo, provenientes de la nación persa se han mantenido de manera consistente, tal y como señalan cifras publicadas por Bloomberg, las cuales hablan de que Venezuela en lo que va de año ha recibido 6,8 millones de barriles de petróleo liviano.

Leer más  Juez estadounidense negó casa por cárcel a la exenfermera de Chávez

De acuerdo con la agencia de noticias esta es precisamente una de las razones que explica el incremento en la producción petrolera nacional. Los casi siete millones de barriles recibidos hablan de los esfuerzos que se vienen realizando para incrementar la producción.

Todo parece indicar que la “cooperación” entre ambos países para poder mitigar el efecto de las sanciones económicas de Estados Unidos no solamente se mantendrá, sino que se profundizará durante los próximos meses o años.

Esa es la impresión que dejó la reciente visita a Venezuela del ministro de Petróleo iraní, Javad Owji, durante la cual firmó acuerdos en materia energética, de los cuales se desconoce su alcance o propósito.

Noticias relacionadas