• Wadlow fue el hombre más alto y obtuvo Récord Guinness por su condición. Sin embargo, se enfermó cuando tenía solo 22 años de edad y los doctores no pudieran hacer nada cuando intentaron salvarle la vida

En el libro de Guinness Records se pueden encontrar historias impactantes de vida. Una de ellas, y que fue publicada con el lanzamiento del libro en el año 1955, es la de Robert Wadlow. Su récord: ser el hombre más alto de la historia. El estadounidense falleció a los 22 años de edad cuando medía 2,72 metros. 

Wadlow nació el 22 de febrero de 1918 en Alton, Illinois (Estados Unidos). Sus padres nunca sospecharon que llegaría a ser tan alto, pues en sus primeros años de vida los médicos nunca detectaron alguna anomalía en su crecimiento. 

Foto: allthatsinteresting

Sin embargo, Wadlow comenzó a crecer exponencialmente a partir de los seis meses de edad. En su primer cumpleaños pesaba 20,4 kilos y medía un metro y dos centímetros de altura. Cuando tenía 5 años de edad, medía un metro y 10 centímetros, por lo que ya estaba obligado a usar ropa de adolescente. Y cuando tenía 8 años, era más alto que su padre. Tenía una altura de 1,82 metros.

Tan solo a los 13 años de edad se le otorgó su primer título que resultó como el Boy Scout más alto del mundo, con 2 metros y 23 centímetros. Pero, para sorpresa de muchos, aún no había terminado de crecer y eventualmente alcanzaría los 2 metros y 72 centímetros de altura y no mostraba signos de desaceleración.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Viernes 1° de julio

¿Qué causaba su gran altura?

Los médicos examinaron a Wadlow en varias oportunidades para hallar respuestas sobre su crecimiento. Concluyeron que se debía a una hiperplasia de la glándula pituitaria. Lo que ocurría en el cuerpo del estadounidense es que tenía un nivel anormalmente alto de hormona de crecimiento y nunca recibió tratamiento médico para detener o mantener este trastorno bajo control.

Los médicos afirmaron, además, que Wadlow no podía ser operado, pues todavía no se habían estudiado posibles tratamientos para su condición.

Foto: allthatsinteresting

Actualmente, el gremio de la ciencia ha avanzado en cirugías y desarrollo de medicamentos que pueden ayudar a frenar este crecimiento descontrolado. Pero en esos años, los médicos ni siquiera querían operar a Wadlow, ya que aún no se habían desarrollado los tratamientos para tal diagnóstico.

Los especialistas señalaban que su inteligencia era superior a la de los jóvenes de su edad. Y es que la imposibilidad de compartir actividades con sus compañeros hicieron que se refugiara en la lectura. Leía alrededor de 300 libros al año.

Leer más  Así será el cronograma de distribución de gasolina del 4 al 10 de julio

Además, aunque era muy joven, su condición solo le permitía caminar con dificultad y encorvado. A veces se apoyaba también en un largo bastón y no podía permanecer parado por mucho tiempo.  

La muerte de Wadlow

A pesar de su estatura, su familia lo ayudó a llevar una vida bastante normal. Wadlow era el mayor de cinco hermanos, todos de estatura y peso promedio. 

Foto: récord Guinness

Aunque siempre tuvo una buena salud, pronto comenzó a sufrir algunos problemas a pesar de tener solo 20 años de edad. Debido a su altura, padecía de falta de sensibilidad en las piernas y los pies. Esto hizo que no se diera cuenta cuando le aparecían ampollas o heridas que se infectaban. También necesitaba aparatos ortopédicos para las piernas. Aun así, prefería caminar solo y se negaba a usar una silla de ruedas.

Pero en 1940, Wadlow fue invitado para participar en una feria provincial Manistee, Michigan, lo que provocó que pasara todo el día de pie y sin mucho descanso. Cuando el evento terminó y volvió al hotel donde se estaba hospedando no se percató de que se le había formado una ampolla en el tobillo derecho. 

La herida progresó y Wadlow presentó fiebre alta. El hombre fue internado y sometido a una cirugía de emergencia de la que no se pudo recuperar. Falleció en julio de 1940 cuando dormía. Tenía 22 años de edad y medía 2,72 metros.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Sábado 2 de julio

Debido a la falta de sensibilidad, Wadlow no se dio cuenta de que uno de sus aparatos ortopédicos le estaba rozando el tobillo. Los médicos concluyeron en la autopsia que se le desarrolló una ampolla séptica en el tobillo derecho, causada por el aparato ortopédico que había sido mal ajustado solo una semana antes.

Su cuerpo fue enterrado en Alton, Illinois, su ciudad natal. Para sus servicios funerarios tuvieron que hacer un ataúd adecuado a su altura. Se necesitaron 18 personas para llevar su ataúd. Finalmente, fue enterrado en el cementerio de Oakwood en Upper Alton, condado de Madison, Illinois.

Foto: Archivo

Finalmente, según el Récord Guinness, Robert Wadlow fue el más alto que alguna vez haya vivido. Actualmente, el hombre vivo más alto del mundo es también el que tiene las manos más grandes del mundo. Con 39 años y de nacionalidad turca, Sultan Kösen, que mide 2,51 metros forma parte del Top 6 de los hombres más altos de toda la historia, aunque Wadlow (1918-1940) continúa en el puesto número 1 por haber alcanzado la increíble estatura de 2,72 metros.

Noticias relacionadas