• En El Diario conversamos con una especialista en endocrinología para conocer los detalles sobre la glándula. Además, dos mujeres relatan cómo es vivir con los síntomas del hipotiroidismo. Foto principal: Getty Images

Caída de cabello, aumento o pérdida de peso, alteraciones en la menstruación, cambios de humor, cansancio, piel seca y uñas débiles. Estos son algunos de los síntomas indicativos de que se tiene alguna alteración en la tiroides. 

De acuerdo con Mónica De Canha, especialista en medicina interna y endocrinología, la tiroides es una glándula del sistema endocrino que tiene la función de producir las hormonas tiroideas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las cuales intervienen en la velocidad en la que se producen las diferentes reacciones químicas en el cuerpo, por los que “sus efectos alcanzan todos los órganos”.

Día Mundial de la Tiroides. Se celebra el 25 de mayo.

En entrevista para El Diario, sostuvo que las principales alteraciones de esta glándula son: el hipotiroidismo, el hipertiroidismo, los nódulos tiroideos y el cáncer de tiroides. 

“Existen varios factores que aumentan la probabilidad de presentar alteraciones en la glándula: el estrés, el tabaquismo y la exposición a radiación. De forma menos frecuente, las infecciones por virus o bacterias pueden afectar la función tiroidea”, explicó.

“Es frustrante tener que lidiar con los síntomas”

María Eugenia Marín, de 46 años de edad, padece de hipotiroidismo desde hace más de 12 años, una alteración que se le presentó al poco tiempo de dar a luz a su única hija.

“Comencé a presentar un cansancio excesivo, lo atribuía al día a día con una bebé de cinco meses. También tenía la piel reseca y el pelo se me caía y estaba opaco”, indicó.

Marín relató para El Diario que el punto más fuerte, y lo que la llevó a su primera consulta con un médico internista, fue cuando se inclinó frente a la cama para cambiar el pañal a su bebé y se quedó en esa posición sin poder moverse, por lo que tuvo que deslizarse hacia la cama hasta que poco a poco recuperó la movilidad. 

El desconocimiento sobre la enfermedad le generó desconcierto cuando el médico le diagnosticó hipotiroidismo posparto.

Es muy frustrante tener que lidiar con síntomas que antes no conocía, sobre todo con subidas de tensión, malestares y la disminución notable de las actividades diarias. A eso se le suma combatir el sobrepeso, debido a que el metabolismo se hace más lento”, enfatizó.
Las enfermedades de la tiroides afectan principalmente a las mujeres
Foto: Getty Images.

¿Cómo tratar las alteraciones de la tiroides?

La especialista Mónica de Canha detalló que las alteraciones de la tiroides son bastante comunes y que pueden presentarse en ambos sexos. No obstante, puntualizó que las mujeres tienen mayor predisposición a desarrollarlas, además, se hacen más frecuentes con el avance de la edad.

“No ser diagnosticado de forma oportuna, puede afectar la calidad de vida del paciente, así como su desempeño laboral”, aseveró.

La endocrinóloga indicó que aunque muchas de las alteraciones de la tiroides no tienen cura, sí se pueden tratar y controlar efectivamente, lo cual mejora la calidad de vida del paciente.

“El hipotiroidismo se trata con medicamentos, habitualmente es de por vida. El hipertiroidismo se puede tratar con medicamentos, yodo radioactivo o cirugía”, destacó.

Agregó que en el caso del nódulo tiroideo, dependiendo de sus características, la conducta a seguir puede ser la observación, debido a que el 90 % o 95 % de los nódulos tiroideos son benignos. Si el nódulo es sospechoso de malignidad o es de tamaño considerable, el tratamiento es quirúrgico.

“Para el cáncer de tiroides el principal tratamiento es la cirugía de extirpación de la tiroides, posteriormente el paciente queda recibiendo tratamiento con hormona tiroidea de por vida, y en algunos casos, el yodo radioactivo es de gran ayuda”, señaló.

Una lucha contra el sobrepeso

Yusmeyla Andreína Albornoz también padece de hipotiroidismo y ha tenido que batallar con los síntomas de esta alteración, que en su caso fue el exceso de vello corporal y el sobrepeso.

Leer más  Día del Periodista: SNTP denuncia los obstáculos para la profesión en Venezuela

“Yo siempre tuve la sospecha de que tenía algún desorden hormonal, debido a que desde muy joven tenía un exceso de vello en partes de mi cuerpo donde era muy agresivo. Sin embargo, confirmé que sufría de la tiroides luego de que tuve a mi primer hijo en el año 2013”, relató en entrevista para El Diario.

Comentó que aunque tuvo un embarazo normal y perdió peso durante los primeros meses de amamantar a su bebé, luego comenzó a aumentar excesivamente de peso, a pesar de que aún daba pecho. Esto la hizo buscar ayuda médica.

“Fui recientemente al médico y aunque los exámenes arrojaron que mis valores hormonales están controlados, igual tengo un desorden de peso, por lo que me remitieron a una nutrióloga y me recomendaron hacer ejercicios”, indicó.

Albornoz, de 42 años edad, contó que debido a su patología, el hecho de tener sobrepeso con todos los valores normales podría estar propensa a otras complicaciones de salud, razón por la cual va a sus chequeos médicos constantes cada tres meses. 

Leer más  La lucha de los periodistas por encontrar un equilibrio entre el trabajo y la salud mental
El sobrepeso es uno de los padecimientos de las mujeres que padecen de tiroides
Foto: Pixabay.

Costos de los medicamentos 

Desde que María Eugenia Marín fue diagnosticada, luego de realizarse los chequeos correspondientes (hematología completa y los exámenes de tiroides), el especialista le recetó Eutirox de 100 microgramos, o su componente principal, levotiroxina.

Aunque actualmente los consigue en casi todas las farmacias a precios que ella puede cubrir (entre 10 y 12 dólares por 20 tabletas), comentó que hubo momentos que estuvo escaso y su costo aumentó hasta el triple de lo habitual.

“Como medida de contingencia tuve que recurrir a amistades fuera del país para poder obtener la medicina”, indicó.

Sin embargo, estuvo casi un año sin poder tomar el medicamento, lo que le produjo un descontrol y exacerbación de los síntomas. “Siempre me sentía muy cansada y con sueño”, agregó. 

El hipotiroidismo le produjo hipertensión, una afección que padece desde hace cinco años aproximadamente. Contó que pasó por tres médicos internistas hasta dar con el tratamiento que reguló su tensión, por lo que actualmente toma todos los días Amlodipina de 5 mg y Naclodin de 0.150 mg.

Por su parte, Albornoz también comenta que durante el año 2015, cuando el país padecía de una severa escasez, no logró conseguir los medicamentos en Maracaibo (Zulia), ciudad en la que reside. 

“Desde el inicio me recetaron levotiroxina sódica de 100 microgramos y Aldactone 100 miligramos que se aplicaba cada tres meses”, precisó.

Aunque ahorita considera que la levotiroxina es económica y la consigue fácilmente, además que le modificaron la cantidad a 50 microgramos, en años anteriores tuvo que mandarlo a comprar con familiares en Colombia. 

Impacto en su cuerpo y entorno

Marín explicó que ha tenido que aprender a vivir con el cansancio, debido a que, a pesar de tomar el tratamiento, persisten los síntomas en menor grado. “Sigue la caída del cabello, la resequedad de piel, cambios de humor y los problemas de hipertensión arterial”, destacó.

Además, desde hace cinco años el medicamento que toma le ocasionó problemas dentales como dolores en las encías e hinchazón “hasta el punto de tornarse moradas de tanta presión”. Eso ameritó citas frecuentes con el odontólogo y periodoncista.

Sin embargo, resaltó que el mayor impacto en su vida fue en el ámbito de pareja, debido a que el cansancio y en ocasiones la apatía influyó en aspectos familiares y personales. “Eso produjo discusiones por falta de entendimiento y desconocimiento de las secuelas de la enfermedad”, indicó.

Todo lo que estaba pasando hizo que padeciera pequeñas etapas de depresión. “Con información de autoayuda y una psicóloga que me ayudó en ese momento hizo que pudiera superar esas etapas”, agregó.

Leer más  La justicia española abrió una nueva causa tras confesiones de Hugo “El Pollo” Carvajal
Las mujeres con problemas de tiroides pueden padecer incluso de depresión
Foto cortesía

“Es una lucha diaria”

Marín destacó que se debe tener fuerza de voluntad y persistencia, debido a que es una lucha diaria y constante por hacer las cosas.

El tema es enfocarse y seguir adelante con la mejor disposición, ánimo y ser positivo”.

Comentó que actualmente sus visitas al médico se han restrasado mucho porque son costosas, al igual que las pruebas especiales que debe realizarse, por lo menos, cada tres meses (TSH T3 y T4).

Apoyo médico para conllevar los síntomas

En el caso de Yusmeyla Albornoz, desde que inició con el tratamiento para controlar su hipotiroidismo tuvo el acompañamiento de los médicos, quienes le explicaron el proceso. 

“Fueron doctoras muy buenas, me detallaron y orientaron sobre cómo dominar todos los descontroles que esa enfermedad causa, como el estado de ánimo, el metabolismo y el comportamiento”, aseveró.

Sostuvo que aunque aprendió a controlar los cambios de humor, su sobrepeso es lo que aún la continúa preocupando, por lo que los médicos están buscando actualmente cuál es el alimento agresor, debido a que mantiene una alimentación saludable y balanceada. 

Cuando tuvo a su segundo hijo, el hipotiroidismo le provocó diabetes gestacional, sin embargo, fue controlada y tuvo seguimiento médico durante los meses siguientes. 

Recomendaciones para un diagnóstico oportuno

La especialista Mónica de Canha precisó que si hay antecedentes familiares de la enfermedad tiroidea se recomienda la evaluación de un médico especialista a fin de realizar el descarte de una alteración de la tiroides. 

“El aumento de volumen en la zona anterior del cuello o la presencia de algunos de los síntomas previamente mencionados debe llevar a buscar atención médica. La clave es el diagnóstico precoz y oportuno para evitar la aparición de complicaciones”, puntualizó. 

Las alteraciones de las tiroides y el impacto en la salud de quienes lo padecen hacen que un diagnóstico oportuno sea esencial, por lo que se debe estar muy atento en caso de presentar los síntomas atribuidos al mal funcionamiento de la glándula. 

Noticias relacionadas