• En un comunicado, el grupo guerrillero nombró un jefe negociador para iniciar el proceso luego de la toma de posesión del mandatario electo. En la nota consideraron a Petro y a su vicepresidenta, Francia Márquez, como “genuinos representantes de las aspiraciones de las clases populares”. Foto principal: EFE

Las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mostraron su disposición a entablar un diálogo con el presidente electo Gustavo Petro, luego de que comience su mandato el 7 de agosto. Igualmente, nombraron a un jefe negociador para acordar un posible cese al fuego.

Las FARC-EP nos hemos planteado, por concepción y convicción, la solución política a la violencia desatada por el Estado, por tal motivo invitamos al nuevo gobierno (…) para que en común acuerdo creemos un clima propicio para un acuerdo de cese al fuego bilateral”, expresó el Estado Mayor de las disidencias en un comunicado fechado el 30 de julio.

Consideran a Petro y a su vicepresidenta, Francia Márquez, como “genuinos representantes de las aspiraciones de las clases populares”. Aseguraron además que están listos para emprender las conversaciones, para lo que designaron a alias Iván Lozada para liderar el proceso.

Desde la tumba

El comunicado al parecer es del grupo que era liderado por Miguel Botache, alias Gentil Duarte. Sin embargo, las propias disidencias informaron murió el 4 de mayo durante un ataque en Venezuela. También agrupa también a otros surgidos tras la desmovilización de las FARC.

De acuerdo con la agencia EFE, quien aparece en el video leyendo el mensaje podría ser Néstor Gregorio Vera Fernández, alias Iván Mordisco. Este guerrillero es el comandante del Frente 1, grupo opera en el sureste de Colombia en los departamentos de Guaviare, Vaupés y Vichada.

Leer más  Una institución brasileña ofrece cirugías gratis para separar a niños siameses en Latinoamérica

El gobierno del presidente Iván Duque había anunciado el 10 de julio que habían neutralizado en una operación en el sur del país a Iván Mordisco, a pesar de que su cuerpo nunca apareció. La Policía aseguró que “el cuerpo posiblemente o quedó desintegrado o fue llevado por ellos”.

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses informó la semana siguiente que tras la operación realizada el 9 de julio en el Caquetá (sur) recibió nueve cuerpos, de los que había identificado siete, entre ellos dos menores de sexo femenino, y no estaba entre ellos el del líder de las disidencias en el sur de Colombia.

La Policía aseguró a EFE que está verificando la autenticidad del video. De ser Iván Mordisco el que aparece en las imágenes, señalan que habría posibilidad de que siga vivo o podría tratarse de una pieza audiovisual grabada antes del operativo militar.

Una facción

Las disidencias de las FARC anuncian disposición de dialogar con el gobierno de Gustavo Petro
Foto: Cortesía

Aunque este gesto podría asumirse como un paso positivo para la resolución del conflicto armado en Colombia, en realidad representa apenas una parte de los muchos grupos delictivos e irregulares que operan en el país. Luego de la firma de los Acuerdos de Paz, las FARC se fragmentó en varios grupos que se negaron a desmovilizarse, o que volvieron a las armas tras fracasar en su incorporación a la vida política.

El primer grupo en rechazar el proceso de paz y mantenerse en insurgencia fue el Frente 1 de Iván Mordisco y Gentil Duarte. Esta facción se proclamó como la continuación del proyecto guerrillero original, y asumieron varias de sus posiciones, así como sus actividades de extorsión, narcotráfico y minería ilegal.

Leer más  Suspenden la liberación de los tripulantes del avión venezolano-iraní en Argentina: los detalles

El 2019, Iván Márquez, quien había sido el jefe negociador del proceso de paz y fungía como senador del partido de las FARC, anunció su regreso a las armas. Esto luego de que surgieran rumores sobre una presunta orden de arresto en su contra por narcotráfico. Junto a los antiguos comandantes Jesús Santrich, El Paisa y Romaña, fundaron la Segunda Marquetalia. De acuerdo con el gobierno colombiano, esta facción tiene bases en Venezuela con protección del régimen de Nicolás Maduro.

A pesar de que existen numerosas facciones disidentes como el Frente 10 Martín Villa o el Frente 7, actualmente se considera a la Segunda Marquetalia y al Frente 1 como las grandes y poderosas. En 2020 ambos grupos se declararon la guerra luego de un intento infructuoso de unificación, iniciando una lucha de poder por el control de la frontera. Fuentes de inteligencia colombiana aseguran que la Segunda Marquetalia cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas venezolanas en diferentes operaciones contra sus rivales, como las ocurridas a principios de 2021 en el estado Apure.

Actualmente el Frente 1 atraviesa una fuerte crisis tras la muerte de Gentil Duarte y la desaparición de Iván Mordisco. Con sus fuerzas mermadas, podría ser uno de los motivos por los que esta facción busca, ahora sí, tomar la senda del diálogo. No obstante, la situación de la Segunda Marquetalia tampoco parece ser la mejor. A pesar de tener el control de varias minas en Venezuela, en 2021 se filtró que Márquez habría mostrado disposición de reunirse con la administración de Iván Duque para negociar.

Leer más  Murió la actriz mexicana Aranza Peña en un accidente de tránsito

Con los asesinatos de Santrich, Romaño y El Paisa, así como informaciones sobre la supuesta hospitalización de Iván Márquez tras un atentado, se desconoce si la Segunda Marquetalia podría eventualmente sumarse a este nuevo acuerdo de paz.

Paz total

La violencia del conflicto armado en Colombia resurge antes de las elecciones
El ELN podría incorporarse también al nuevo proceso de diálogo. Foto: EFE

Durante su campaña electoral, Gustavo Petro afirmó que mantendrá el Acuerdo de Paz firmado en 2016 por el presidente Juan Manuel Santos. Propuso un plan para reforzar lo ya trabajado y solucionar algunas de las fallas del pacto anterior que han llevado a la estigmatización y reincidencia de varios antiguos guerrilleros.

Su idea es abrir un nuevo proceso que incluya al Ejército de Liberación Nacional (ELN), actualmente el grupo irregular activo más importante en Colombia. También incluiría a organizaciones no necesariamente subversivas, pero sí vinculadas a actividades criminales como el Clan del Golfo. Tras la victoria de Petro en las elecciones, el comandante del ELN, Eliécer Herlinto Chamorro, alias Antonio García, informó que está dispuesto a retomar las conversaciones suspendidas con el gobierno en 2018.

Petro también cuenta con el apoyo de la rama de las FARC desmovilizada, y que ahora participa en la política bajo el partido Comunes. Aunque no formó parte de la coalición Pacto Histórico, el partido apoyó al ahora presidente electo durante su campaña y en la boleta electoral. Su líder, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, ha sido además uno de los principales impulsores de la propuesta para reformar los acuerdos de paz. Quizás en un futuro, las antiguas FARC vuelvan a reunirse, ahora bajo el cobijo del gobierno más abiertamente izquierdista en la historia de Colombia.

Con información de EFE

Noticias relacionadas