• El ente emisor mantiene en sus bóvedas unas 73 toneladas de oro que forman parte de las reservas internacionales de Venezuela

Las reservas de oro del Banco Central de Venezuela (BCV) registraron una caída de seis toneladas durante el transcurso del primer semestre del 2022. La información fue publicada por el propio ente emisor en uno de sus más recientes informes.

De acuerdo con la agencia internacional de noticias Reuters, al cierre del mes de junio el oro resguardado en las bóvedas del BCV era equivalente a 73 toneladas. Dicha cantidad representa el monto más bajo registrado en los últimos 50 años en el país. 

La cifra representa apenas una fracción de las 360 toneladas de oro de las que llegó a disponer el BCV al cierre del año 2013. 

Tal y como es costumbre desde la llegada al poder del régimen de Nicolás Maduro, el ente emisor no acompañó su informe de la caída de las reservas de oro de Venezuela de ningún documento explique el motivo de la disminución del total del metal precioso. 

Leer más  Cavecal registró un aumento de 40 % en ventas de zapatos escolares nacionales

El diferencial de las toneladas de oro faltante en las reservas, en conjunto con las variaciones de la cotización del oro en los mercados, llevaron a que entre diciembre de 2021 y junio de 2022 las reservas de oro se redujeran de 4.560 millones de dólares a 4.329 millones de dólares. Esto representa una pérdida para Venezuela de unos 231 millones de dólares.

Según datos publicados por el ente emisor, Venezuela cuenta con reservas internacionales por valor de 10.339 millones de dólares, de los cuales 10.336 corresponden al BCV, mientras que los 3 millones restantes forman parte del Fondo de Estabilización Macroeconómica.

¿En dónde está el oro venezolano?

¿Por qué el precio del oro se encuentra en su punto más bajo en lo que va del año 2022?
Foto: Referencial

Debido a que el oro es utilizado por los bancos centrales como un activo con una fácil convertibilidad y con el que los Estados pueden solicitar préstamos internacionales utilizándolo como colateral, lo más común es que sea resguardado en países como Inglaterra, el cual es uno de los focos de comercio de oro en el mundo.

Leer más  Investigadores prueban una nueva estrategia de vacuna para ayudar al organismo a combatir el VIH

“En términos económicos, (tener el oro en Londres) puede permitir una transacción rápida a una moneda importante, en lugar de almacenarlo en el país, y luego tener que transportar grandes reservas de oro en un intento de cambiarlo por otro activo deseable”, explica  Drew Woodhouse, profesor de Economía en la Universidad Sheffield Hallam, en Reino Unido, según cita BBC Mundo.

Banco de Inglaterra

Parte de las reservas de oro venezolanas se encuentran depositadas en las bóvedas del Banco de Inglaterra, no obstante, a diferencia del oro que se encuentra resguardado por el BCV, el control de este está en manos de la junta directiva ad-hoc del Banco Central de Venezuela designada por el presidente interino, Juan Guaidó.nnEl acceso a las 31 toneladas depositadas en Inglaterra fueron objeto de un juicio iniciado por el régimen venezolano, en un intento de lograr disponer de los fondos de la República que se estima tienen un valor de más de 1.600 millones de dólares. nnEsto representa una cantidad equivalente a casi la mitad de todo el oro almacenado por el BCV en el país.n

Sin embargo, en el caso venezolano la mayor parte de las reservas de oro se encuentran depositadas en las propias bóvedas del Banco Central de Venezuela. La razón de esta política fue una decisión del fallecido presidente Hugo Chávez que ordenó que la mayor parte del oro venezolano fuese repatriado para que en caso de necesidad el país pudiese tener acceso a él de manera rápida y segura.

Leer más  ¿El ejercicio puede fortalecer el sistema inmunitario?

Esto ha permitido que el régimen venezolano pueda disponer del oro a su conveniencia, al punto de que en múltiples oportunidades algunas figuras de la oposición venezolana han denunciado que el régimen se ha encargado de vender parte de las reservas para poder acceder a dinero fresco. Algunos apuntan que esto ha permitido la fuga de hasta unas 30 toneladas de oro con el paso de los años.

No obstante, esta información no se ha podido corroborar ante la falta de información oficial procedente del propio BCV.

Noticias relacionadas