• El Diario conversó con Delsa Solózano, presidenta de Encuentro Ciudadano (EC); Dignora Hernández, secretaria política nacional de Vente Venezuela, y Antonio Ecarri, presidente de la Alianza del Lápiz, y analizó las agendas públicas de otros partidos minoritarios

En 2022 los partidos políticos opositores al régimen de Nicolás Maduro han dedicado sus agendas a la reorganización interna. Si bien la atención ha estado sobre las elecciones internas de Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT), así como de la movilización de Acción Democrática (AD), los partidos y movimientos políticos minoritarios —pertenecientes o no a la Plataforma Unitaria Democrática (Puede)— también han llevado a cabo procesos internos para consolidarse como una alternativa política y electoral al G4.

Para esta entrega del seriado de la renovación y reorganización de los partidos políticos venezolanos, El Diario conversó con Delsa Solórzano, presidenta de Encuentro Ciudadano (EC); Dignora Hernández, secretaria política nacional de Vente Venezuela y Antonio Ecarri, presidente de la Alianza del Lápiz, y analizó las agendas públicas de otros partidos minoritarios para conocer cómo se organizan sus formaciones. 

Las estrategias de estos partidos pueden resumirse, a grandes rasgos, en tres aspectos: captación de nuevos militantes y activistas; creación o mejoramiento de sus estructuras en todo el país y reagrupamiento en torno a sus principales líderes. 

A pesar de que esos mecanismos se hacen al mismo tiempo que los  del G4, dentro de los movimientos políticos entienden que sus procesos no responden a la exigencia de recambio político interno que parte de la sociedad civil le hace a los grandes partidos. Justifican, en cambio, que son agrupaciones políticas nuevas con autoridades recién electas, que sus militantes no han pedido cambios de conducción política o que el recambio, más que dentro de los partidos, debe hacerse en la representación de la oposición al régimen chavista.

Delsa Solórzano: la AN que preside Guaidó seguirá hasta que se realicen elecciones legítimas - Partidos políticos
Foto: cortesía

Por lo tanto, sus agendas corresponden a esfuerzos para mejorar sus dinámicas partidistas y robustecer su militancia con miras a las elecciones primarias de 2023 o las presidenciales de 2024. 

De ese grupo, solo EC anunció explícitamente su disposición a participar en las elecciones internas de la oposición. En el caso de Vente, evitan hablar de primarias y se refieren a una “renovación del liderazgo opositor” y condicionan su participación a una serie de condiciones. Mientras que la Alianza del Lápiz, una plataforma independiente, rechazó el llamado que hizo la Plataforma Unitaria a los “demócratas” de participar en las primarias que todavía siguen sin fecha exacta en 2023. 

No obstante, que sean nuevos partidos no quiere decir que partan con ventaja sobre las formaciones más antiguas. De acuerdo con una encuesta de la firma More Consulting en el mes de julio, los venezolanos confían más en los partidos tradicionales (26,4 %) que en los nuevos (24,4 %), por lo que estos últimos también tienen el reto de conectar con la población. Sin embargo, el sondeo también revela un aspecto alentador para aumentar su capital político en medio de sus procesos de organización, particularmente para los movimientos más disrruptivos: 40,9 % de los venezolanos se definen como no alineados, frente al 29,1% que se definen como opositores.

Ficha técnica. Para la encuesta, realizada del 26 al 30 de julio de 2022, More Consulting entrevistó a 1.200 personas, todas inscritas en el Registro Electoral. Tiene un error muestral de +/- 2,83 % y un nivel de confianza de 95 %.

Las líneas de acción de Encuentro Ciudadano

A diferencia de PJ, VP y UNT, que comenzaron sus procesos de renovación en 2022, Encuentro Ciudadano eligió a sus juntas municipales, regionales y nacionales el 26 de junio de 2021. 

Habiéndose legitimado hace un año, el movimiento político (formalmente no es un partido por no estar oficializado ante el Consejo Nacional Electoral), puso en marcha cinco líneas de acción, según explicó su presidenta, Delsa Solórzano: establecer las estructuras y normas internas; captar nuevos militantes; tener una bancada parlamentaria propia (de la Asamblea Nacional electa en 2015); realizar reuniones de activistas y talleres sociales y establecer las decisiones del partido con respecto a las elecciones primarias de 2023. 

Con respecto a las estructuras, Solórzano explicó que crearon estatutos y normativas de participación en cada uno de los niveles de dirección. “Para nosotros era importante darle soporte a la dirigencia política, tanto de quienes venían de otros partidos, como de la sociedad civil”.

Por ejemplo, que cada coordinacional ya sea municipal, regional o nacional la conformen 32 personas, a excepción de los estados fronterizos, con representación indígena o las parroquias de Caracas y Maracaibo, donde se agrega otro dirigente. Asimismo, establecieron como regla la no discriminación por motivos de género, aunque no fijaron cuotas de participación a mujeres o jóvenes como sí hicieron partidos como UNT o VP. 

“La clave no está en la cuota, está en no discriminar”, justificó Solórzano. De hecho, explicó que más del 60 % de las estructuras de EC la conforman mujeres. Esta cifra es significativamente superior a las de PJ, VP o UNT, en los que la representación de las mujeres no supera el 50 %. 

De acuerdo con la presidenta de EC, el comité político, conformado por la dirección nacional, presidentes y secretarios generales de los 23 estados y Distrito Capital, realiza reuniones quincenales para delinear las propuestas del partido, que posteriormente quedan en manos de la dirección nacional. “El estado que no tenga a la coordinación de juventudes y de mujeres en esa reunión, no lo dejo entrar”, aseguró Solórzano. 

Leer más  Telegram habilitó una función que permite traducir chats en tiempo real

La captación de militantes ha sido uno de los ejes importantes de EC para 2022. Las juntas regionales de Caracas, Portuguesa, Aragua, Anzoátegui y de otros estados han juramentado a miles de activistas. Según sus propios datos, que se auditan y actualizan cada tres meses, en el movimiento actualmente militan más de 39 mil personas, un número considerablemente alto, si se considera que EC se fundó en el año 2018. Aunque no hay cifras exactas, la mayoría de los nuevos inscritos provienen de otros partidos tradicionales, dijo Solórzano. 

Muchos de los nuevos militantes de EC incluso pasaron por partidos con bases ideológicas diferentes, como VP o AD, ambos socialdemócratas inscritos en la Internacional Socialista. Héctor Cordero, vicepresidente del movimiento, perteneció a AD por más de 45 años, según comentó Solórzano. Incluso su presidenta pasó antes por PJ, centro humanista, y por UNT, también socialdemócrata. 

Pero no solo son militantes en las estructuras, sino que EC logró formar su propia bancada de la AN de 2015 con 13 diputados que fueron electos por otros partidos. “Eso fue un tema muy importante para nosotros. Eso pasa por generar confianza”, aseveró Solórzano.

Sobre si esa captación de exmilitantes de otros partidos con ideologías diferentes a las de EC sacrifica las bases programáticas del movimiento, Solórzano aseguró: “Somos un partido claramente de centroderecha. Tanto en nuestro documento estatutarios, como ideológico, como fundacional, así nos establecemos. Cada vez que un dirigente nos comenta que quiere unirse, el tema ideológico sí es importante. Tenemos talleres de formación dos veces por semana. En este momento están en creación de plan país”.

Finalmente, una de las cuestiones más importantes dentro del partido ha sido la decisión de participar en las primarias opositoras de 2023 y de proponer a Delsa Solórzano como la candidata de Encuentro Ciudadano. Solózano ya ha recibido el respaldo de los congresos regionales de Caracas, Miranda, Barinas, Yaracuy, Zulia y de otros estados. El movimiento prevé culminar estos congresos regionales a finales del mes de septiembre, para posteriormente ratificar o no la candidatura de Solórzano en un congreso nacional. 

De momento, el comité político nacional aprobó la propuesta que elevó EC a la Plataforma Unitaria para las primarias de 2023: sin CNE, con voto manual y con segunda vuelta electoral.

¿Qué pasará con los municipios de los alcaldes que fueron detenidos por presunto tráfico de drogas y combustible?
Foto: Cortesía

Vente se enfoca en la renovación externa

Vente Venezuela ha sido de los partidos políticos más críticos con el G4. Dignora Hernández, secretaria política nacional del movimiento (tampoco es un partido formalmente ya que en 2015 el CNE rechazó sin justificación su registro), aseguró que los partidos tradicionales hicieron una “simulación de renovación de liderazgos”, en respuesta a la exigencia de Vente de renovarse. Pero paradójicamente, Vente no estima una fecha para renovar a su propia directiva y no ha cambiado a su coordinadora, María Corina Machado, desde que se fundó en el año 2012. 

“¿Y por qué María Corina no se renueva? Porque no está dirigiendo la política de la oposición venezolana”, justificó Hernández. “Ella es coordinadora de un partido que está demandando que haya un cambio de timón en la oposición porque la gente que está en este momento no quiere soltarlo, entonces tenemos que preguntarles quién los eligió y a quiénes representan. Hay un empeño en decir que ‘como nosotros nos vamos a renovar, ella tiene que hacerlo’. Pasará y tendrá que hacerse, pero ahorita el tema es Venezuela, no Vente”. 

La secretaria política de la tolda celeste explicó que el proceso de renovación interno de Vente depende de la conformación de unas instancias llamadas colegios ciudadanos, en los que dirigentes municipales y regionales se reúnen con militantes o sociedad civil en general en los 335 municipios del país. Posteriormente, se debería organizar un comité nacional en el que se ratifiquen o no a las autoridades del partido. Aunque Hernández aseguró que es un tema prioritario para la dirección de Vente, esos colegios ciudadanos todavía están en proceso de construcción y no hay fechas establecidas para su culminacion.

No dudo que llegado el momento, estando conformados los colegios ciudadanos, Vente va a tener sus elecciones”, aseveró. ‘Cuando a una conducción se le exige renovación, es precisamente porque no ha conducido bien un proceso y ese no es el caso de Vente. Con el liderazgo de María Corina, así como con la dirección nacional de la que formo parte, no hemos sentido un cansancio ni un agotamiento en el liderazgo, porque somos un partido que está en construcción’.

Pero ante la poca claridad con respecto a la conformación total de los colegios ciudadanos, Vente ha puesto en marcha otros mecanismos para la toma de decisiones. El pasado 7, 8 y 9 de julio, el movimiento político organizó su junta federal, en la que debatieron sobre las ideas del partidos y la propuesta de país que Vente está elaborando, llamada “Venezuela, tierra de gracia”. Allí participaron sus coordinadores estadales y de organización, la dirección nacional, así como los comités de ética y juventudes.

Leer más  Costo de la canasta alimentaria de Maracaibo alcanzó los 507 dólares durante el mes de enero

En esa junta federal, por ejemplo, la tolda celeste decidió “medirse y reconquistar el voto”, algo que sonó a participar en las elecciones primarias o presidenciales de 2024, pero que luego matizaron aclarando que lo harán sin “blanquear al régimen”. 

Hernández reiteró que es una referencia a la renovación del liderazgo opositor. “Creemos que si esta elección, llámase como la llamen, cumple con algunas condiciones, estaríamos dispuestos a participar. La decisión no solamente es de María Corina Machado, sino que es de toda esa junta federal. Tenemos una clase política que ha llamado a la cohabitación y estamos convencidos de que esa misma clase ha permitido la permanencia del régimen”.

En concreto, la secretaria política de Vente explica que ahondaron en la propuesta que ya había hecho María Corina Machado en noviembre de 2021, cuando propuso renovar el liderazgo opositor. “¿Y qué estamos haciendo ahora? Exigiendo condiciones. Lo primero es que sea un proceso dirigido por la sociedad civil y no por las cúpulas del partido, que sea sin CNE y sus máquinas, que el voto sea manual, por supuesto sin Plan República, sin Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que vote la diáspora. La propuesta de nosotros fue de noviembre y desde antes no hemos dejado de construir partido”.

En la junta, el partido también aprobó un decálogo de principios. El primero de ellos, según Hernández, fue que la dignidad de la persona es sagrada y todos los seres humanos, independientemente de su sexualidad o género, son respetables en su integridad. Con este principio, y sin mencionarlos explícitamente, el partido intenta abarcar las posturas con respecto a temas como el matrimonio igualitario o la igualdad de género.

“Los vemos como individuos con los mismos derechos que nosotros y no distintos, iguales en oportunidades y talento propio. Lo que pedimos para ellos es un estado de derecho igual que para nosotros”, aseveró Hernández.

Por otra parte, la agenda social de Vente consisten en: recorridos de su coordinadora nacional en varios estados del país; acompañamiento ciudadano en protestas o manifestaciones sociales; denuncia de problemáticas sociales tanto de sus voceros nacionales como internacionales; y reorganización de las bases del partido, contabilizando y actualizando la base de datos de militares. Esta última, de acuerdo con Hernández, ronda los 40 mil activistas. 

Sobre la posibilidad de hacer un congreso ideológico o programático, como hizo el G4, Hernández aseguró que las ideas de Vente no están en revisión, a pesar de que en ocasiones sea visto como un partido de extrema derecha. “Las otras filas por supuesto que siempre van a ver en las ideas de libertad algo extremo, porque no compagina con ellos”, justificó la secretaria política de la formación. 

El Lápiz busca a los independientes

La Alianza del Lápiz y su presidente, Antonio Ecarri, es uno de los partidos que más fustiga a los partidos tradicionales de la oposición. 

“En ese proceso del G4 no creo. No veo que hayan cambiado a ninguna de las autoridades que fijan las decisiones”, dijo Ecarri. “Pueden haber maquillado poniendo a jóvenes en cargos secundarios, pero sabemos que quienes terminan tomando las decisiones son las mismas cuatro personas que fracasaron en el pasado”.

No obstante, paradójicamente la Alianza del Lápiz no tiene mecanismos internos de elección de sus propias autoridades. Ecarri esgrimió que la plataforma no es como los partidos tradicionales sino que pretende ser un movimiento de independientes. De hecho, explicó que el partido, que recién se estrenó electoralmente en los comicios del 21 de noviembre de 2021, no tiene propiamente militantes sino activistas afines a la organización de las casas del lápiz, dedicadas a programas sociales. 

En ese sentido, comentó que el partido está ideando los mecanismos para construir las estructuras del partido. De momento, según Ecarri, existe un criterio gerencial y de voluntariado de maestros en las regiones. En total, dijo que el partido ha juramentado entre 7.500 y 8.000 activistas.

Celebrar aún en la derrota: la fiesta de una oposición dividida en Caracas- Partidos políticos
Foto: Jordan Flores

“Lo que estamos haciendo es tratar de inventar una nueva estructura. Tenemos equipos promotores juramentados en 18 estados del país, los cuales van a ser evaluados a final de año si cumplieron con la agenda social y educativa que se está tratando”, explicó. “Pero no queremos ser como esos partidos en los que nada más sus militantes votan o están aferrados a un esquema. Frente a las nuevas realidades y desafíos que plantea el mundo, los partidos políticos cada vez tienen que ser más plataformas de independientes, en donde no haya esas férreas disciplinas partidistas”. 

Sobre si esto abre la puerta a que no haya democracia interna y las decisiones queden a su criterio, Ecarri explicó que existe la figura del consejo nacional del lápiz, que vendría siendo un comité ejecutivo nacional, en el que deliberan las decisiones del partido. Esa instancia está integrada por el vicepresidente del partido, por el secretario y subsecretario general; el responsable nacional adjunto; el secretario de asuntos internacionales; el secretario del área política; la concejal de Caracas, Mayerling Occhino y la presidenta de nuevas generaciones. 

Leer más  ¿Qué es la alexitimia y cómo se puede identificar?

“Ninguno de los que estamos ahí en esa dirección es el jefe de nadie. Hay una gerencia, una organización social, pero compararnos a nosotros con partidos como PJ, que ha defraudado a un gentío, o con AD, es como comparar peras con manzanas”, aseveró. “En el caso de la Alianza del Lápiz, lo que es más antiguo, con más de 15 años, es la Casa del Lápiz como un proyecto de un programa social. E ir de un programa social a una estructura política-tradicional, no lo vamos a ver. ¿Que yo voy a ser el candidato (a las elecciones presidenciales que corresponde para 2024)? Bueno, es la primera vez que el Lápiz presenta un candidato”.

Por lo tanto, la Alianza del Lápiz ha dedicado buena parte de su agenda a seguir realizando programas sociales a través de las Casas del Lápiz. Estas tienen que ver con formación de emprendedores o tareas dirigidas para niños con problemas de aprendizaje. 

“Somos una plataforma de generación de políticas públicas, un movimiento que cree en la educación y que pueden coincidir o no conmigo en una lucha, pero que sean cada vez más independientes”, explicó Ecarri. “Esas realidades en el siglo XXI, donde las ideologías y las doctrinas están en un proceso de revisión muy fuerte, porque estamos ante unas nuevas realidades económicas”. 

No obstante, más allá del propósito social, el partido debe afrontar también la agenda política del país. En ese sentido, y ante la falta de estructuras partidistas tradicionales, Ecarri ha hecho recorridos por varios estados del país para llevar su mensaje político a través de un programa que llamaron “Café presidencial”, en el cual se reúnen con vecinos independientes a las Casas del Lápiz que lo contactan a través de redes sociales o de los mismos activistas. Este mecanismo ya lo había usado durante la campaña de las elecciones para la alcaldía de Caracas el 21 de noviembre de 2021, en la cual quedó en segundo lugar, por detrás de Carmen Meléndez.

Con respecto a una revisión ideológica durante este proceso, Ecarri dijo que las ideologías están “en desuso”. “Las ideologías tienen que estar atadas a las realidades sociales del momento. Tenemos que ser como un liberalismo mucho más práctico y soberano”, aseguró. No obstante, eso no quiere decir que no reciban formación, dijo Ecarri. Comentó que una de las formaciones que han recibido recientemente es sobre denominaciones y movimiento LGBT, aunque Ecarri se definió como un “defensor de la familia”.

¿Qué hacen los otros partidos?

El panorama de Encuentro Ciudadano, Vente Venezuela y la Alianza del Lápiz se repite, en menor medida, en otros partidos más nuevos o con un alcance regional. Es decir, la mayoría ha anunciado nuevos militantes en sus filas y sus líderes han hecho recorridos por diversos estados del país, al mismo tiempo que fijan sus posturas con respecto a las elecciones primarias de 2023. 

Desde Fuerza Vecinal, que no forma parte de la Plataforma Unitaria, anunciaron su deseo de participar en las elecciones primarias de 2023. “Consideramos que Fuerza Vecinal tiene la capacidad de poder poner un nombre para participar en estas primarias”, declaró públicamente su presidente y alcalde del municipio Chacao, Gustavo Duque. “Estamos dispuestos a hacerlo, lo que sí exigimos es que sea en condiciones igualitarias. Es decir, que no sean unas primarias excluyentes”. 

Gustavo Duque, alcalde del municipio Chacao
Gustavo Duque, alcalde del municipio Chacao. Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

Además del anuncio de participar en las primarias, Duque ha hecho giras por varios estados del país, en donde se ha reunido con las nacientes estructuras del partido en Zulia, Trujillo, Lara, Aragua o Miranda. En esos recorridos, han entregado diplomas a su militancia por la culminación del Programa de Formación y Capacitación Política “Líderes Emergentes en Venezuela”. Asimismo, han aumentado su militancia al juramentar a la estructura del partido en el estado Táchira, donde además incorporaron a sus filas a 8 alcaldes de la región.

El dirigente político Henri Falcón, por su parte, presentó su nuevo partido político, llamado Futuro. De esta manera, el exgobernador del estado Lara rompió con su antigua formación, Avanzada Progresista. Recientemente, Falcón manifestó que en el seno de su nuevo movimiento político debatieron la necesidad de realizar primarias, en las cuales esperan participar. 

En ese sentido, Falcón confirmó que parte de su agenda incluyó reuniones con el exgobernador de Miranda Henrique Capriles; con el secretario general de una facción de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, y con su secretario de movilización, Carlos Prosperi; con el presidente del Ifedec, Eduardo Fernández; los líderes de Fuerza Vecinal, entre otros. Esto, según dijo, buscando la apertura de un “espacio necesario” para el reencuentro de la clase política.

El partido Convergencia, liderado por Biagio Pilieri, anunció en agosto que 500 activistas se unieron a sus filas. “Es un trabajo arduo, pero no imposible y esta es una muestra: cada día somos más y vamos replicando y fortaleciendo nuestros ideales en cada municipio y cada estado” , indicó Pilieri.

Noticias relacionadas