• En el primer día de sesiones, varios presidentes latinoamericanos se pronunciaron sobre la crisis de migrantes venezolanos que afecta a sus países. También sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de Nicolás Maduro

La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) inició el 20 de septiembre su sesión de debates de alto nivel en su sede de Nueva York, Estados Unidos. Durante seis días, los  líderes mundiales se reúnen para dar discursos sobre los principales temas de interés geopolítico, económico y humanitario en su regiones, así como las contribuciones de sus países.

Este año la guerra en Ucrania y las tensiones fronterizas entre diferentes naciones es quizás el tema de debate más importante. También la recuperación económica tras la pandemia de covid-19, así como otros asuntos más universales como la defensa de los derechos humanos, la protección de refugiados y el desarrollo sustentable.

Por ese motivo, Venezuela sigue estando presente en las palabras de los mandatarios latinoamericanos. Con la diáspora venezolana convertida ya en la crisis migratoria más grande del mundo, ahora con una nueva ruta hacia Estados Unidos, cada vez más gobiernos aseguran estar afectados por este éxodo. Igualmente, aunque quizás con menor fuerza que otros años, sigue el compromiso para restablecer la democracia en Venezuela. Algo significativo luego de que la propia Misión de la ONU confirmara este mismo martes la participación del régimen de Nicolás Maduro en crímenes de lesa humanidad.

Leer más  Exejecutivos de Citgo liberados ya están en Estados Unidos

A continuación, las posturas de los presidentes latinoamericanos sobre Venezuela durante sus intervenciones:

Brasil

La crisis de Venezuela fue tema de discusión en la Asamblea General de la ONU
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto: EFE/EPA/JASON SZENES

El presidente Jair Bolsonaro se pronunció sobre el éxodo que desde 2018 ha llevado a más de 6 millones de personas a abandonar Venezuela. Muchos de ellos han llegado a Brasil por ser fronterizo, a pesar de las barreras culturales y de lenguaje. Aun así, destacó que desde el principio aplicaron la Operación Bienvenidos, que ha recibido a más de 350.000 venezolanos en los últimos años.

Aseguró que su plan fue un hito internacional, pues su gobierno acogió a los venezolanos con programas de asistencia social y documentación. También con facilidades para instalarse en el país, teniendo oportunidades de acceso a empleos y servicios públicos. “Debemos contribuir a la paz abriendo nuestras fronteras a aquellos que buscan una oportunidad para reiniciar sus vidas en nuestro país”, dijo.

Indicó que en los últimos meses se ha registrado en la frontera el ingreso de alrededor de 600 venezolanos diarios, la mayoría mujeres y niños. Agregó que muchos de los migrantes recibidos pesan hasta 15 kilos menos de lo que deberían, por lo que reconoció que el hambre y la violencia son las principales causas de la migración.

Chile

La crisis de Venezuela fue tema de discusión en la Asamblea General de la ONU
El presidente de Chile, Gabriel Boric. Foto: EFE/EPA/JUSTIN LANE

En la misma línea, el presidente Gabriel Boric también se refirió a la entrada de venezolanos a su país. De acuerdo con cifras del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), Chile es el tercer país con la mayor comunidad de migrantes venezolanos (más de 450.000 personas), solo por debajo de Colombia y Perú. Por ese motivo, el mandatario comentó que esto se ha convertido ya en un problema serio no solo para las autoridades, sino para la ciudadanía que convive con cada vez más venezolanos.

Leer más  Cómo proteger tus dispositivos y cuentas digitales luego de una relación abusiva

“La crisis humanitaria en Venezuela, producto de su ya prolongada crisis política, ha generado un flujo migratorio que es inédito en nuestra región y nuestro país, poniendo una presión tremenda sobre nuestras instituciones y nuestra sociedad”, declaró.

El líder izquierdista, quien participa por primera vez en la Asamblea de la ONU, aprovechó también para criticar a los regímenes de Nicolas Maduro (Venezuela) y Daniel Ortega (Nicaragua). Condenó la persecución contra la disidencia y las violaciones de derechos humanos cometidas por ambos países, a la par que abogó por la pronta liberación de los presos políticos.

Paraguay

La crisis de Venezuela fue tema de discusión en la Asamblea General de la ONU
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. Foto: EFE/EPA/JUSTIN LANE

Otro mandatario que habló sobre los crímenes de lesa humanidad en Venezuela fue Mario Abdo Benítez. A pesar de que Paraguay no ha recibido una diáspora venezolana considerable, su gobierno ha estado muy presente en iniciativas como el Grupo de Lima, que buscaba la salida de Nicolás Maduro del poder. 

“No podemos correr la vista de lo que sucede en otros territorios ni dejar a su suerte a naciones hermanas. Por ello Paraguay es un país solidario que mantiene coherencia con sus principios. Hemos apoyado siempre al hermano pueblo venezolano y a la lucha por la democracia”, dijo.

Leer más  Una comisión del régimen sustrajo la estatua de María Lionza de los talleres de la UCV

Desde allí, anunció que Paraguay encabezará una resolución dentro de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU para que se renueve el mandato de la Misión de determinación de hechos sobre Venezuela. Esto con el fin de que se sigan investigando los crímenes de lesa humanidad señalados en sus tres informes.

Noticias relacionadas