• La aerolínea colombiana informó que el reinicio de sus operaciones, programado para el 4 de octubre, se canceló mientras los gobiernos de Colombia y Venezuela afinan detalles logísticos. Por el momento es la única empresa a la que se ha notificado sobre esta suspensión

La aerolínea colombiana Wingo informó el 27 de septiembre que postergó el reinicio de sus vuelos en la ruta Bogotá-Caracas. En un comunicado, la empresa confirmó que el primer viaje programado para el 4 de octubre se canceló por solicitud de las autoridades venezolanas.

“El gobierno de Venezuela le ha solicitado a Wingo suspender el inicio de sus operaciones aéreas, las cuales estaban programadas y autorizadas para el 4 de octubre. Según se nos ha comunicado, esta suspensión temporal es en espera de resolver asuntos entre los gobiernos de Colombia y Venezuela sobre las aerolíneas aprobadas para realizar los vuelos entre ambos países”, expresó.

Igualmente, la empresa indicó que desde el 24 de septiembre dejó de vender boletos para esta ruta. Agregó que se comunicará con los usuarios que ya habían comprado sus pasajes para ofrecerles alternativas mientras esperan por una notificación oficial por parte de Venezuela para retomar la comercialización.

Leer más  ¿Qué se sabe de la propuesta de reformar la Lopnna e impulsar una enmienda constitucional ante el aumento de casos de abuso sexual infantil?

Sin notificación

Hasta el momento, Wingo es la única aerolínea que parece haber sido retrasada por el régimen de Nicolás Maduro. De acuerdo con el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, además de Wingo también fueron autorizadas otras tres empresas. Estas son: Avianca, Latam y Ultra. Por el lado de Venezuela, Avior y Turpial también obtuvieron los permisos. Laser Airlines también está en proceso de trámite.

En el caso de las empresas colombianas, estas recibieron la aprobación formal por parte de la Autoridad de Aeronáutica Civil (Aerocivil) de ese país a principios de septiembre. De hecho, Wingo no solo obtuvo el visto bueno para operar en la ruta Bogotá-Caracas, sino que además inició los trámites para abrir una segunda ruta Bogotá-Valencia. Sin embargo, necesitan también la autorización del lado venezolano, la cual todavía no ha hecho oficial.

El Instituto Venezolano de Aeronáutica Civil (INAC) publicó el 9 de septiembre la NOTAM N°1157/22 y A0507/22. Allí se autoriza la reanudación de las operaciones aéreas a Colombia, aunque sin especificar cuáles son las aerolíneas permitidas. Su presidente, Juan Teixeira, aclaró el 12 de septiembre que Wingo todavía no tenía aprobación para aterrizar en Venezuela, pese a que ya habían comenzado la venta de boletos. Des entonces, el INAC no se ha pronunciado sobre el tema ni ha precisado cuáles son los asuntos pendientes con el gobierno colombiano para aceptar las solicitudes.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Jueves 24 de noviembre

El primer vuelo que no ocurrió

La aerolínea que iniciará vuelos hacia República Dominicana y Panamá
Foto: Cortesía

El 26 de septiembre de 2022 estaba se esperaba que ocurriera el primer vuelo directo Caracas-Bogotá. Esto ocurriría en paralelo con la apertura del paso de transporte en la frontera colombo-venezolana, marcando un hito tras años de relaciones comerciales y diplomáticas congeladas. Sin embargo, llegado el momento, no hubo imágenes de ese vuelo ni pruebas de su existencia en el aeropuerto de Maiquetía.

Inicialmente este vuelo inaugural le correspondía a la aerolínea estatal Conviasa, autorizada junto a Avior para operar en esa ruta. Pero el 24 de septiembre se confirmó que no podría aterrizar en suelo colombiano. Esto debido a las sanciones sobre la empresa por parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos. En su lugar, Benedetti aseguró que su lugar sería tomado por Turpial Airlines, que ya había recibido luz verde por parte de Aerocivil.

No obstante, Turpial no emitió ningún comunicado anunciando la apertura de los vuelos para el 26 de septiembre. El presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), Humberto Figuera, declaró en entrevista al portal Banca y Negocios que para haber tenido permiso de Aerocivil, la aerolínea primero necesitó la autorización del INAC para viajar a Colombia. Y nuevamente, la autoridad venezolana tampoco ha dicho nada sobre Turpial ni la inhabilitación de Conviasa.

Leer más  ¿Cuáles son las enfermedades sobre las que la OMS alerta para 2023?

“Estamos en un limbo. Hay falta de información de hoy, que es la reactivación de los vuelos, y las líneas aéreas tienen que prepararse”, dijo Figuera.

Por el momento, esperan confirmación por parte de ambas partes. Si bien se espera que el resto de empresas aéreas inicien sus operaciones en octubre, el proceso ha sido extremadamente lento. También marcado por la falta de comunicación entre las agencias de ambos países.

Noticias relacionadas