• El organismo internacional indicó que el cambio climático, la guerra en Ucrania y la pandemia de covid-19 han generado el escenario ideal para que se produzca una crisis

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó que podría producirse una crisis alimentaria internacional como consecuencia del aumento de precios que se ha registrado durante el último año en los mercados internacionales.

El ente multilateral explicó en el informe “Enfrentándose a la crisis alimentaria global: impacto, respuesta política y el papel del FMI”, que la situación en materia alimentaria obedece a múltiples factores. Entre ellos citaron la guerra en Ucrania y la imposibilidad del país de continuar produciendo y exportando alimentos al ritmo que venía haciéndolo previo a la invasión rusa.

En segundo lugar mencionaron el impacto generado por la pandemia en las cadenas de distribución y producción de comida, hecho que propició que se registrara un aumento de precios durante los últimos años. A esto se suma también los efectos del cambio climático y su incidencia en la producción de alimentos.

Leer más  Migrantes venezolanos en Panamá aportarán al fisco más de 200 millones de dólares al cierre de 2022

El FMI indicó que un elemento que también ha contribuido a la posibilidad de que se produzca una crisis alimentaria de carácter global es el hecho de que algunos de los más importantes exportadores de alimentos han decidido aplicar políticas proteccionistas. Esto se ha traducido en una menor disponibilidad de alimentos en los mercados internacionales, lo que ha llevado a un aumento de precios.

¿Qué propone el FMI?

FMI alertó de una potencial crisis alimentaria de escala global: las medidas que propone

El organismo señaló en su informe que en este contexto los principales afectados por la crisis alimentaria serán los países más pobres y con menos ingresos, especialmente en el África subsahariana.

Es por esto que el FMI propuso que se implemente un sistema de ayuda humanitaria internacional que permita que las naciones más pobres puedan tener acceso a alimentos y a los insumos necesarios para poder hacer escalar su producción local y así satisfacer, en la medida de lo posible, sus requerimientos alimentarios.

¿Qué dice la FAO?

FMI alertó de una potencial crisis alimentaria de escala global: las medidas que propone

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglás en inglés) también se pronunció acerca de lo que consideran es una inminente crisis global de alimentos.

Leer más  Venezuela registró 1.201 feminicidios en los últimos cinco años

Máximo Torero Cullen, economista en jefe de la FAO, indicó recientemente que en términos prácticos el aumento de precios asociado a los costos de importar alimentos en los países más pobres es cercano a los 25 millardos de dólares.

En este sentido, destacó que de concretarse las previsiones 1.700 millones de personas estarán en riesgo de morir por falta de alimento, lo que representaría la mayor hambruna de las últimas décadas.

“El principal impulsor detrás de los problemas de precios de los alimentos que enfrentamos es el conflicto; la mayoría de los países en crisis alimentaria tienen conflicto interno. El segundo son las recesiones económicas; covid-19 es una de las principales razones por las que la mayoría de los países pobres enfrentan desafíos importantes. Y el tercero, por supuesto, es el cambio climático” explicó Cullen.

Precisó que en el caso de Ucrania y Rusia, estos son responsables de cubrir gran parte de las importaciones de cereales de unos 50 países, sin embargo, el conflicto armado entre ambos ha ocasionado que estas exportaciones no puedan continuar a los niveles a los que todos estaban acostumbrados.

Agregó que otro elemento a considerar es que al mismo tiempo que se ha elevado el precio de los alimentos, también lo ha hecho el de los fertilizantes, lo que genera una mayor presión al alza en el costo de las importaciones.

Leer más  Migrantes venezolanos en Panamá aportarán al fisco más de 200 millones de dólares al cierre de 2022

“Por lo tanto, el impacto en los países importadores de alimentos es doble: enfrentan una factura de importación de alimentos más elevada y un costo más alto de los fertilizantes. Esa es nuestra principal preocupación hoy. Debido a que el costo de los fertilizantes en algunos casos se ha cuadruplicado, muchos agricultores ya no pueden pagarlos, y eso afectará la cosecha de este año y el próximo”, concluyó.

Noticias relacionadas