• La pareja del presidente Gabriel Boric anunció que traspasará a varios ministerios las competencias de las fundaciones a cargo de la Coordinación Sociocultural. Aunque esto no significa una ruptura amorosa con el mandatario, quien originalmente la había convencido de aceptar el título

Próximamente Chile se quedará sin primera dama. Irina Karamanos, pareja del actual presidente Gabriel Boric, anunció que renunciará a su título y compromisos oficiales. Esto incluye sus funciones como coordinadora sociocultural de la Presidencia, cargo que será abolido progresivamente. No obstante, aclaró que aún mantiene su relación sentimental con el mandatario chileno, y que la razón de los cambios es simplemente reformar el concepto tradicional que se tiene de la figura de la primera dama.

En una rueda de prensa realizada el 5 de octubre, informó que se aprobó su retiro como directora de la fundación Integra Chile, una de las siete bajo su jurisdicción, quedando en manos del Ministerio de Educación el nombramiento de su sucesor. Agregó que para fin de año espera que todas las organizaciones adscritas a su despacho tengan también nuevas directivas completamente ajenas a su cargo.

“Los procesos de cambios se hacen de manera responsable, y por eso, también con respaldo de las autoridades y en conjunto con las fundaciones, haremos el anuncio en el momento en que ese proceso haya madurado”, declaró.

El futuro del cargo

Irina Karamanos cesará sus funciones como primera dama de Chile: ¿a qué se debe su decisión?
Karamanos, acompañada de varios ministros al momento de anunciar el traspaso de sus fundaciones. Foto: Cortesía

En una entrevista al diario español El País, Karamanos afirmó que desea retomar su carrera profesional como científica social, así como su actividad política. Sobre si esta decisión significa la abolición total del cargo de primera dama, acotó que se busca cambiar su rol al tratarse de una figura que no está contemplada en la Constitución ni fue electa por voto popular. 

Leer más  Cuánto cuestan los alquileres de los locales comerciales en Caracas

Aun así, reconoció que estudiará junto a Boric su participación en los eventos protocolares del Palacio de la Moneda, o en las reuniones con otras primeras damas durante las cumbres internacionales. 

“Hacer declaraciones muy tajantes o megalómanas es desconocer cómo opera la historia. No caería en esa trampa. Pero la manera más cercana de evitar la reproducción de dicha tradición era asumiéndola y modificándola desde dentro”, dijo.

Sin compromisos

Aunque el título de primera dama es netamente protocolar, en las últimas décadas han asumido ciertas funciones más allá de acompañar al presidente o auspiciar las ceremonias oficiales. Históricamente siempre cumplieron papeles más sociales, como dirigir eventos de beneficiencia. Sin embargo, con el retorno de la democracia a Chile en 1990, se creó la Coordinación Sociocultural de la Presidencia, que normalmente es dirigida por la primera dama.

Este ente se encarga de dirigir siete fundaciones como Integra, que es una red de preescolares para niños de bajos recursos. También Tiempos Nuevos, que administra el Museo Interactivo Mirador (MIM). Otras organizaciones bajo este despacho son la Fundación de las Familias, Chilenter, Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (Prodemu), Artesanías de Chile y la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles.

Irina Karamanos cesará sus funciones como primera dama de Chile: ¿a qué se debe su decisión?
Karamanos con Gabriel Boric. Foto: Cortesía

Su primera coordinadora fue Leonor Oyarzún Ivanovic, esposa del presidente Patricio Alwyn. Desde entonces la costumbre fue que la primera dama estuviera a cargo de esta coordinación, aunque no siempre fue así. En el caso de Michelle Bachelet, quien fue presidenta de Chile en dos oportunidades (2006-2010 y 2014-2018), al ser soltera el cargo fue ocupado por funcionarios de confianza, entre ellos su hijo Sebastián Dávalos Bachelet. No obstante, el plan de Karamanos es desprender definitivamente este organismo del cónyuge presidencial.

Explicó que en las próximas semanas cada una de estas fundaciones nombrará a sus nuevas directivas, totalmente independientes de la coordinación. Por ejemplo, al igual que Integra, se espera que Tiempos Nuevos y Chilenter pasen a estar bajo jurisdicción del Ministerio de Educación. Prodemu irá al Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, mientras Artesanías de Chile y las Orquestas Juveniles e Infantiles pasarán al Ministerio de Cultura.

Leer más  ¿Qué es y para qué sirve la prueba del talón que se le realiza a los recién nacidos?

Gran Debate 

Irina Karamanos cesará sus funciones como primera dama de Chile: ¿a qué se debe su decisión?
Foto: Cortesía

Aunque inusual, no es obligatorio que un presidente tenga una primera dama. En el caso de Chile, ya había ocurrido con el presidente Jorge Alessandri (1958-1964), donde ese cargo estuvo vacante. También con Bachelet, quien pudo haber nombrado a su hijo como primer caballero, pero prefirió prescindir de su uso. Al ser legalmente soltero, Boric también podría apelar a esto; sin embargo, convenció a Karamanos de aceptar el título luego de un intenso debate.

La antropóloga, quien es bastante activa en el movimiento feminista, al principio rechazó la oferta y propuso su eliminación. Para ella, la primera dama era una figura obsoleta, meramente ceremonial, y que no se correspondía con la realidad de las mujeres en el siglo  XXI. “No soy ni primera ni dama. En ese sentido, pienso que hay que salir de ese término conservador y clasista y por eso creo que tomamos un desafío muy interesante al que el feminismo no está en esos lugares”, dijo en marzo.

Pero para ese momento ya había aceptado la responsabilidad, luego de conversar con Boric sobre la oportunidad de reformar por completo esta figura y adaptarla a las luchas actuales. A pesar de que Karamanos prometió utilizar su rol para visibilizar causas sociales, igual recibió fuertes críticas por parte del colectivo feminista, que esperaba su derogación. Al respecto, la ahora exprimera dama respondió que era necesario intentar cambiar el espacio político desde adentro antes de hacer cualquier maniobra radical. Aun así, al final terminó descartando continuar.

“Preferimos ingresar y mirar qué había dentro, para luego proponer las transformaciones. Y hay que estar muy pendiente de cuál es el ritmo de los cambios culturales al plantear la transformación”, dijo a El País.

Invisible

Gabriel Boric e Irina Karamanos: la pareja que trae juventud a la presidencia de Chile
Foto: Cortesía

Si bien es posible que la figura de la primera dama no desaparezca del todo, Karamaros desea romper con el peso que durante décadas han cargado varias mujeres por el simple hecho de estar casadas con un jefe de Estado. A su juicio, el ocupar este papel muchas veces invisibiliza las carreras profesionales y hasta políticas que estas tenían antes de entrar al gobierno, por lo que busca que ahora tengan más libertad para actuar fuera de la sombra de ser la esposa del presidente. 

Leer más  Los créditos para vehículos que ofrece Bancaribe y qué requisitos solicitan

“Que esté dentro del palacio, que vaya a trabajar a la interna del gobierno, que tenga fundaciones que preside, son elementos que anclan a la figura en un entramado de mucha injerencia y espacios de arbitrio. La figura de primera dama no es tan democrática como esperamos que sean las instituciones”, apuntó.

En la entrevista con El País, también dijo que el rol actual de una pareja presidencial debe ser el de servir como embajadora o vocera de las comunidades más necesitadas, y ayudar a visibilizar problemas sociales. “El debate público y el cambio cultural van en la línea de que una mujer sea más bien independiente laboralmente y que tenga una propia propuesta, a diferencia de esta modalidad un poco maquetada de lo que se espera de una primera dama”, dijo.

En su caso, Karamanos no solo es científica social egresada de la Universidad de Heidelberg, Alemania. Posee especializaciones en antropología, ciencias de la educación, gestión cultural, formación ciudadana, artes visuales y derechos lingüísticos. También es la encargada del frente feminista del partido Convergencia Social, además de trabajar con la Fundación Procultura. Entre las áreas de las que se desea ocupar ahora por su cuenta, está la igualdad de oportunidades para las mujeres, así como los derechos de la comunidad LGBTI y los pueblos indígenas.

Leer más  Compra de un inmueble: ¿qué aspectos tomar en cuenta para una negociación?

No está sola

Gabriel Boric e Irina Karamanos: la pareja que trae juventud a la presidencia de Chile
Foto: Cortesía

Luego de que Karamanos anunciara su retiro, el presidente Boric se pronunció en su cuenta de Twitter para manifestarle su apoyo. “El paso que hoy da responde a una innovación institucional, reflejo del compromiso con la probidad y nuevas formas de hacer política. Potenciamos el trabajo coordinado entre ministerios y cumplimos los objetivos de las fundaciones”, escribió.

La activista no es la primera en América Latina en proponer la derogación de la figura de la primera dama. En Ecuador, cuando Rafael Correa asumió la presidencia en 2007, anunció que suprimía esa figura, ya que consideraba sexista y anacrónica. No obstante, los gobiernos posteriores de Lenín Moreno y Guillermo Lasso sí los emplearon de vuelta. Igualmente, durante la presidencia de Néstor Kirchnner en Argentina, su esposa Cristina Fernández pidió que se le llamara “primera ciudadana”. Algo similar hizo Cilia Flores en Venezuela, cuando Nicolás Maduro la proclamó en 2013 como “primera combatiente”.

Fuera de esto, un precedente reciente está en México. La esposa del actual presidente Andrés López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller, anunció que no asumiría como primera dama, al considerarlo también como un término clasista. Al igual que Karamanos en Chile, esta figura se encargaba del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, pero al suprimir el cargo pasó a la Secretaría de Salud. 

Noticias relacionadas