• Ofréceles agua carbonatada y compañía. No menciones en la conversación lo que están bebiendo. Foto principal: Natasha V. / Archivo

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota How to support your sober friends when everyone is drinking, original de The Washington Post.

La temporada navideña está aquí y con ella llegan nuevamente los cócteles y cenas a la “vida real”. Pero para las personas como yo, que se están recuperando del trastorno por consumo de alcohol (AUD en inglés), estas fiestas también traen consigo preocupaciones.

Aunque he estado sobrio desde hace siete años, una sala llena de personas sosteniendo bebidas alcohólicas todavía me trae malos recuerdos sobre comportamientos imprudentes que tuve en el pasado. Mi malestar claramente hace que los demás se sientan incómodos y yo también termino sintiéndome mal por eso. 

Pero ¿cómo pueden los bebedores animarse sin aumentar la ansiedad de los abstemios? El secreto está en crear conciencia sobre la sensibilidad de las personas no bebedoras y los desafíos de quienes tienen trastorno por consumo de alcohol.

Reconoce que tu amigo abstemio no está curado

El AUD no es diferente de otras condiciones médicas crónicas, asegura Jeffrey Hsu, profesor asistente de psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

“Graduarse de un programa no significa que una persona esté curada”, dice. “Esto no es diferente de otras personas con condiciones médicas crónicas que tienen que hacer ciertas modificaciones de comportamiento/estilo de vida para mantener su enfermedad bajo control”.

Elizabeth “Bizzy” Chance, quien ha estado en recuperación durante 16 años y es la presentadora del podcast Busy Living Sober, dice que los sentimientos de remordimiento pueden ser un impedimento para socializar con las personas que beben. “Gran parte de mi viaje ha consistido en sentirme cómoda al darme cuenta de que el alcohol no es una opción para mí”, comenta ella.

No le preguntes a tu amigo abstemio si puedes beber

Temo el momento en que los invitados bien intencionados preguntan si está bien que beban frente a mí. Sé que tienen buenas intenciones, pero nunca estoy seguro de cómo responder. Por lo general, solo digo “está bien” en un intento por hacer que la conversación avance.

Leer más  Caso de triple homicidio en Madrid en 2016 tendrá un nuevo juicio en Venezuela

La verdad es que la pregunta me parece falsa además de insensible. El autor de la pregunta ya tiene previsto beber y quiere que le dé luz verde. De repente me veo en la posición de consolarlos en lugar de que sea recíproco.

Sé un amigo sobrio

Durante la fiesta, Hsu recomendó que los anfitriones estén pendientes de sus invitados no bebedores para ver cómo están, especialmente si se ven o se sienten incómodos. A fin de aliviar los sentimientos de preocupación, sugiere que un miembro de la familia o un amigo se ofrezca a ser un “compañero sobrio” durante todo el evento.

Al igual que muchas personas sobrias, tiendo a buscar a otros no bebedores en entornos sociales, especialmente cuando los invitados que beben comienzan a marearse. Invitar a una manada de abstemios a una fiesta nivela el campo de acción de la bebida.

Ofrece múltiples opciones sin alcohol

Mindy Gold-Banks, consejera profesional clínica que se ha especializado en adicciones durante 25 años con Advance Counseling Services en Chicago, dice que los anfitriones deben centrarse en crear una atmósfera de inclusión. Siempre ten a la mano opciones sin alcohol, asegurándote de que estén claramente marcadas como tales y disponibles en todos los espacios de reunión.

Mantén las botellas de vino alejadas de la mesa del comedor

Haz que las jarras de agua sean la fuente principal para servir y pasar sobre la mesa. Considera colocar las botellas de vino a solo unos pasos de la mesa del comedor, para que estén fuera de la vista pero aún a la mano.

Evita cocinar con alcohol o sirve sustitutos

Los sabores a alcohol en los alimentos pueden ser potenciales fuentes de recaída para una persona en recuperación. Y muchas personas creen erróneamente que el alcohol se evapora cuando se usa para cocinar. Un plato que se ha cocinado a fuego lento durante 15 minutos todavía contiene alrededor del 40 % del alcohol original. Incluso después de dos horas, un plato retendrá alrededor del 10 % del alcohol que se le añadió.

Leer más  Tribunal colombiano imputó a John Poulos por el feminicidio de Valentina Trespalacios

En su fiesta anual de Pesaj, Gold-Banks presenta dos versiones de jaroset: el mortero de frutas y nueces del plato del Seder, típicamente hecho con vino dulce. Los invitados a su mesa pueden disfrutar de la oferta estándar o de un lote creado con jugo de uva.

Sirve agua en un recipiente elegante

Para Chance, servir agua gasificada es primordial en cada fiesta. “Todo el mundo es consciente de la hidratación en estos días y estas botellas se ven bien”, dice ella. “Si vas a comprar una botella de vino de 30 dólares, ¿por qué no comprar también un poco de agua burbujeante en un envase elegante?”.

Tener una pequeña botella verde de Perrier (en lugar de un vaso) me ayuda a mantenerme conectado a tierra en las fiestas. Y algunos de mis anfitriones favoritos son los que reemplazan mi botella con frecuencia. Mi nuera va un paso más allá al tener siempre a la mano el agua mineral “Singing Mermaid” Polar cuando estoy en su casa. Como soy un exnadador, su gesto se siente más considerado.

No me muestres tu elegante etiqueta de vino

He estado en cenas en las que amigos enófilos quieren enseñarme la etiqueta del último vino que descubrieron. Muchos de los que estamos en recuperación preferimos no ser parte de ninguna conversación que llame la atención sobre nuestro “enemigo”, sin importar qué tan genial pueda ser el empaque.

Mi prima mayor y su esposo son campeones de la happy hour sobreentendida cuando visito su casa en Silver Spring, Maryland. Se sirven una copa de vino de una botella sin identificación en la cocina mientras veo las noticias. Sirve los vasos en sus mesas laterales en lugar de colocarlos en la mesa de café que está entre nosotros.

Leer más  Stranger Things de Netflix fue la serie más vista de 2022: las otras producciones que integran la lista 

Luego me prepara algo divertido, como menta triturada y una pizca de harissa molida en agua mineral con hielo. Ese tipo de actos me hacen sentir seguro, amado y respetado mientras disfrutan felizmente de su libación vespertina.

Mi hermanastra tiene lista una malteada o licuado para cualquier ocasión. Ella me da un poco apenas entro por la puerta. Si es por la noche, ella se toma una copa de vino y procedemos a hablar de todo menos de lo que hay en nuestras copas.

Deja que tu amigo decida sobre los mocktails

Nunca bebí cócteles sin alcohol (mocktails), ni siquiera usé el término, durante cinco años. Necesitaba alejarme de los símbolos de mi trastorno así como del culpable de mi adicción. En estos días, soy más experimental. El cambio pareció inspirar a algunas personas en mi vida, como mi prima, a preparar deliciosas bebidas sin alcohol.

La idea y la terminología de los “cócteles sin alcohol” atraen a muchas personas, incluido Chance. Hace unos años, presentó un programa en vivo en Facebook para demostrar cómo, y por qué, preparar bebidas divertidas sin alcohol para fiestas.

“Siento que estoy encajando y nadie lo sabe”, explicó Chance.

Dale tiempo a los recién curados

A veces no está bien beber cerca de alguien que se está recuperando de AUD. Durante los primeros 365 días de sobriedad, dice Hsu, los eventos sociales en los que se sirve alcohol pueden “desencadenar antojos y provocar una recaída”.

Gold-Banks les dice a sus pacientes que se mantengan alejados de las fiestas ese primer año. “Trabaja sólidamente en tu recuperación”, aconseja, “y rodéate de personas que te apoyen”.

Hazle saber a tus amigos recién abstemios que estás pensando en ellos al dejar para otro día (rain check) cualquier cena o invitación a una fiesta donde se sirva alcohol. Para todos los que estamos en recuperación, cada gesto de apoyo traerá buenas nuevas de consuelo y alegría en esta temporada navideña y mucho más allá.

Traducido por José Silva.

Noticias relacionadas