• La propuesta ha generado opiniones divididas dentro del gobierno italiano   

Diputados del partido italiano gubernamental de la Liga presentaron un proyecto de ley que prevé dar hasta 20.000 euros a las parejas que se casen por la iglesia católica. 

Sin embargo, existen algunas especificaciones. Primero, los matrimonios que se juren amor eterno deben hacerlo por el rito católico. Los contrayentes deben ser, además, italianos o tener la nacionalidad desde hace al menos 10 años.

La pareja debe ser menor de 35 años de edad y no ganar más de 23.000 euros al año entre los dos.

La iniciativa está redactada en forma de propuesta de ley y registrada para su tramitación en el Parlamento italiano. Sus autores declaran como objetivo reducir la diferencia entre las uniones religiosas y las civiles. 

La medida se encuadra en el concepto de familia cristiana y heterosexual que promueve la derecha.

La ayuda prevista en el proyecto de ley, que para entrar en vigor deberá ser aprobado en el Parlamento, consiste en una deducción del impuesto bruto por importe del 20 % de los gastos, hasta un total de 20.000 euros; según la ley el gasto para el Estado se cuantifica en 120 millones para 2023, 90 millones para 2024 y 85 millones para 2025.

Según los relatores del proyecto de ley, las razones que alejan a las parejas jóvenes del altar y que las llevan a plantearse única y exclusivamente el matrimonio civil son muchas y de diversa índole. En primer lugar, el matrimonio civil es en sí mismo una celebración menos onerosa que el matrimonio religioso, reseñó EFE.

Leer más  Cavidea reportó crecimiento de la producción de 37 % entre enero y octubre

Por lo tanto, aseguran, la elección no estaría ligada únicamente a la fe de los esposos, al reconocimiento mutuo y la pertenencia a la Iglesia católica, sino al problema de los gastos de una ceremonia religiosa.

El polémico proyecto de ley que propone dar 20.000 euros a parejas que se casen por la iglesia en Italia
EFE

Opiniones divididas

“El sacramento no se paga, es una elección que se hace por amor para formar una familia. El creyente que elige celebrar el matrimonio en la iglesia, no se convencerá a hacerlo por las detracciones fiscales. Al menos eso espero. Lo importante es ayudar a las familias para que todas las uniones sean estables, el dinero público debe ser para todos”, manifestó monseñor Vincenzo Paglia en una entrevista al Corriere della Sera.

Desde el Partido Democrático, su portavoz Simona Malpezzi ha tachado la propuesta de “inconstitucional y absurda”, recordando que Italia es un Estado laico a todos los efectos, como recoge la Constitución.

La difusión del bono matrimonial en los medios ha sido tan polémico que la primera ministra, Giorgia Meloni, ha solicitado públicamente a sus socios de la Liga y de Forza Italia moderación en lo que se refiere a cumplir promesas electorales con repercusiones económicas. 

Leer más  Tren navideño regala paseos a migrantes varados en frontera de México con Guatemala

Los partidos de la oposición rechazaron rotundamente este tipo de ayuda, calificándola de “inconstitucional”. 

Más allá de la probable inconstitucionalidad, se confirma que la Liga de Salvini está literalmente fuera de control”, escribió en Twitter el líder de Acción, Carlo Calenda.

Mientras que Enrico Borghi, del Partido Demócrata (PD), aseveró: “A la Liga Norte, que quiere dar 20.000 euros de dinero público solo a los que se casan por la iglesia, me gustaría revelarle un secreto que me enseñó un sacerdote: el Estado es laico”.

El diputado Domenico Furgiuele, primer firmante del proyecto de ley, aseguró luego de la polémica que durante el debate parlamentario se extenderá a todas las bodas, independientemente de que se celebren en la iglesia o no.

Noticias relacionadas