• Autoridades de la ciudad estadounidense señalaron que los refugios ya no tienen espacio para recibir más personas

La ciudad estadounidense de Denver, en Colorado, declaró estado de emergencia en respuesta a la crisis humanitaria tras la llegada de cientos de migrantes, en su mayoría venezolanos, durante los últimos días.

El alcalde de Denver, Michael Hancock, manifestó que desde hace siete días han llegado a la ciudad desde la frontera con México de 50 a 100 migrantes diarios.

La ciudad de El Paso, en Texas, se encuentra desbordada al recibir migrantes provenientes de otros estados.

Hancock detalló que los albergues de emergencia ya no tienen la capacidad de alojar nuevos migrantes.

Leer más  Exreos denunciaron ante la CIDH que en Venezuela existe un patrón de tortura contra los presos políticos

“Estas llegadas masivas de migrantes, la naturaleza imprevista de su arribo y nuestros desafíos actuales de espacio y personal han ejercido una inmensa presión sobre los recursos de la ciudad, hasta el punto de que están a punto de alcanzar un punto de ruptura esta vez”, dijo Hancock al anunciar la medida.

Agregó que lo que se busca con el estado de emergencia es evitar una crisis humanitaria local de migrantes sin refugio debido a la falta de recursos.

Declararon estado de emergencia en Denver por llegada masiva de migrantes

Albergues de emergencia

La crisis estalló cuando varios autobuses se detuvieron frente a la organización caritativa Denver Rescue Mission, que ayuda a desamparados en el centro de la ciudad, dejando unos 100 migrantes en ese lugar.

Leer más  Exreos denunciaron ante la CIDH que en Venezuela existe un patrón de tortura contra los presos políticos

A raíz de esto, Denver abrió dos albergues de emergencia para alojarlos, asumiendo que en pocos días los migrantes encontrarían un lugar donde quedarse, sea con familiares o amigos. Sin embargo, ocurrió lo contrario y llegaron más migrantes en viajes organizados y coordinados por ellos mismos.

El alcalde señaló que incluso la ayuda provista por iglesias y por organizaciones comunitarias resultó insuficiente.

La medida de emergencia permite acelerar el acceso a recursos locales, estatales y federales (incluyendo fondos para alojamiento), así como activar un “centro de reunificación” para que los migrantes contacten a sus familiares.

Leer más  Exreos denunciaron ante la CIDH que en Venezuela existe un patrón de tortura contra los presos políticos

El alcalde pidió ayuda del gobierno federal al señalar que Denver ya gastó en menos de dos semanas unos 800.000 dólares en alojamiento, comida y servicios de salud para unos 600 migrantes.

Disputa entre gobernadores demócratas y republicanos: cientos de migrantes son enviados de un estado a otro

Testimonio

Un venezolano, quien prefirió no dar su nombre por su situación migratoria irregular, indicó a EFE que había llegado a Denver con sus tres hijos hace cuatro días.

“Aquí me iban a dar trabajo”, aseguró el migrante, pero no conoce la documentación necesaria que requiere para obtener empleo legalmente.

El hombre y su familia se están alojando temporalmente en una iglesia, pero expresó que ya se tienen que ir y sus pedidos de ayuda en las redes sociales para encontrar alojamiento o trabajo no fueron respondidos.

Leer más  Exreos denunciaron ante la CIDH que en Venezuela existe un patrón de tortura contra los presos políticos

“Si alguien me da la oportunidad, hasta me pongo a remover nieve”, comentó el venezolano.

Por su parte, los alcaldes de las ciudades de Colorado Springs y Aurora, la segunda y la tercera más pobladas de Colorado, indicaron que no recibirán migrantes.

Mientras que las autoridades de Fort Collins, la principal ciudad del estado, anunciaron que en los próximos días activarán un albergue para indocumentados, sin dar más detalles.

Con información de EFE

Noticias relacionadas