• De acuerdo con un informe de varias organizaciones, el objetivo de poner fin a la deforestación para el año 2030 podrían no cumplirse

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que cada año se destruyen al menos 10 millones de hectáreas de bosques en el mundo, una superficie superior al tamaño de Portugal y equivalente al de Islandia.

El organismo destaca que esta deforestación es responsable de aproximadamente el 25 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero junto con la agricultura y otros cambios en el uso de la tierra.

Según el último informe del Programa ONU-REDD, el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-CMVC) y la iniciativa Green Gigaton Challenge (GGC), el mundo no está en vías de lograr los objetivos forestales de poner fin a la deforestación para el año 2030.

El informe señala que para que los objetivos de 2030 sean factibles, se debe alcanzar el hito del equivalente a una gigatonelada en emisiones de gases revertidas por los bosques a más tardar en 2025.

Leer más  Estudio reveló que la participación laboral femenina en Venezuela bajó de 51 % en 2013 a 37 % en 2021
La deforestación anual en el mundo equivale a una superficie superior al tamaño de Portugal

Poner fin a la deforestación

Entre las causas de la deforestación están los incendios forestales, que además de destruir los bosques y la biodiversidad, liberan a la atmósfera grandes cantidades de CO2. En el año 2022, se quemaron en la Unión Europea (UE) al menos 786.000 hectáreas forestales, el 39 % de ellas en España, y se liberaron a la atmósfera 28 millones de toneladas de CO2. 

Las cifras son similares a las de otras partes del mundo en un año. Los focos de fuego a comienzos de 2022 en la provincia argentina de Corrientes arrasaron con 785.000 hectáreas, y en Bolivia ardieron 854.724 hectáreas solo hasta septiembre.

En este sentido, la ONU considera que limitar el aumento de la temperatura global promedio a 1,5 °C será imposible si los bosques no tienen un papel importante. Indica que las reducciones masivas de emisiones se podrían lograr con una mejor gestión forestal y reforestación.

Los cálculos del organismo sostienen que la eliminación de las emisiones de la deforestación y el aumento de las absorciones de carbono mediante la promoción de la regeneración de los bosques y la restauración del paisaje podrían reducir las emisiones netas globales hasta en un 30 %.

Leer más  Alquileres en Venezuela solo representan el 10 % de las ofertas en el mercado inmobiliario

Además, durante la próxima década, los bosques podrían proporcionar hasta el 50 % de la mitigación rentable disponible. 

Impacto climático

La ONU puntualizó que la deforestación y la degradación de la tierra también socavan los esfuerzos para “generar resiliencia a los impactos climáticos y amenazan a las comunidades que habitan en los bosques”.

Alrededor del 70 % de la destrucción forestal tropical se genera por la producción de productos básicos agrícolas, incluidos el aceite de palma, la carne de res, la soja, la madera y la pulpa y el papel, precisó la ONU.

Por esta razón, la organización destaca que detener esa tendencia requiere desvincular la producción de materias primas de la deforestación.

Con información de EFE

Noticias relacionadas