• La niña fue la única sobreviviente de su núcleo familiar directo. Los cuerpos de sus cuatro hermanos y padres fueron hallados en los escombros

Una bebé de horas de nacida fue rescatada de entre los escombros que dejó un terremoto en la ciudad de Jinderis, Siria, el lunes 6 de febrero.

La recién nacida aún estaba conectada por el cordón umbilical a su madre, una mujer identificada como Afraa Abu Hadiya, quien ya estaba muerta.

blank
La encontraron frente a las piernas de su madre. Después de que se quitaron el polvo y las rocas, la niña fue encontrada con vida”, expresó uno de los rescatistas.

La bebé rescatada

La niña pesó 3,175 kilogramos. Los médicos que la atendieron identificaron que la bebé tiene un moretón en la espalda, por lo que aún no descartan que pueda presentar problemas con su médula espinal.

Ramadan Sleiman, uno de los familiares de la bebé, confirmó a la agencia de noticias AP que todos los familiares directos de la niña fallecieron.

Los rescatistas hallaron los cuerpos del padre de las bebé y sus cuatros hermanos debajo de la estructura.

Luego de ser rescatada, fue trasladada al hospital infantil de Afrin, donde actualmente es monitoreada por el doctor Hani Maaruf.

De acuerdo con el médico, la madre de la bebé estuvo consciente durante el parte y murió horas después.

“La bebé nació varias horas antes de ser encontrada, dada la temperatura que había bajado. Si la niña hubiera nacido justo antes del sismo, no habría sobrevivido tantas horas al frío. Si la niña se hubiera quedado una hora más, habría muerto”, dijo.

Emergencia en Turquía y Siria: ¿cuáles son los países y organismos que han enviado ayuda humanitaria?
EFE/Yahya Nemah

Al menos 7.000 fallecidos por los terremotos

Los terremotos que sacudieron Turquía y Siria el lunes 6 de febrero han dejado al menos 7.266 personas fallecidas y más de 31.000 heridos.

Fahrettin Koca, ministro de Sanidad de Turquía, informó que los temblores tuvieron una magnitud 7,7 y 7,6.

Los temblores también dejaron un total de 5.775 edificios derruidos. Las más de 400 réplicas y las bajas temperaturas complican las tareas de rescate.

Noticias relacionadas