• La exhibición, que lleva por nombre Midiendo el infinito, mostrará más de 200 obras de la escultora

El Museo Guggenheim en Nueva York, Estados Unidos (EE UU), dedica a partir del viernes 31 de marzo una exposición a la artista plástica alemana-venezolana Gertrud Goldschmidt, mejor conocida como Gego.

Más de 200 obras de la escultora estarán albergadas en la exhibición Midiendo el infinito, que pretende hacer una retrospectiva de la carrera de esta exponente de la abstracción.

Gertrud Goldschmidt (1912-1994) nació en una familia judía en Alemania, país del que emigró poco después de graduarse en Arquitectura e Ingeniería. En 1939, con la llegada del nazismo, obtuvo un visado en Venezuela a la llegada del nazismo, donde se integró, asentó y pasó el resto de su vida.

Aunque al principio trabajó como arquitecta, cerca de la década de los cincuenta se entregó a la experimentación en el arte con los conceptos de línea, volumen y espacio a través de diferentes medios, dejando todo un legado de esculturas, dibujos, litografías, textiles, libros y obras públicas en el paisaje urbano de Caracas.

Leer más  A 18 años del secuestro de los hermanos Faddoul, el crimen que conmocionó a Venezuela
Museo de Nueva York dedicará una exposición a la artista plástica venezolana Gego

Centrales en la exposición son las muchas versiones de su obra magna “Reticulárea”, una instalación que expuso en 1969 en el Museo de Bellas Artes de Caracas y que creó una atmósfera basada en la geometría y la abstracción usando redes de alambre ensambladas formando triángulos.

Con un título inventado a partir de “retícula y área”, la obra fue un hito en la trayectoria de Gego e inspiró a artistas como el poeta Alfredo Silva Estrada, que intentó simbólicamente, en sus versos, “medir el infinito” a través de sus formas, de ahí el título de la muestra, Gego: Midiendo el infinito.

Varias de las figuras, que tienen forma de esfera, “tronco” o cubo y que produjo hasta la década de los ochenta, penden desde el alto techo de una sala y a lo largo del recorrido por la rampa de espiral ascendente del museo, que ha querido crear una experiencia “inmersiva”, dijeron sus organizadores a la agencia de noticias EFE.

Leer más  España evalúa imponer normas a influencers que promuevan productos sanitarios

La evolución de la artistas

“Reticulárea”, presente en fotos de archivo, fue trasladada en su momento a Nueva York, lo que llevó a Gego a ser reconocida internacionalmente al nivel de otros artífices de esculturas penetrables como Jesús Soto, Mira Schendel o Lygia Clark, explicó Geaninne Gutiérrez-Guimarães, comisaria asociada.

“Ella forma parte de este vocabulario”, aseguró Gutiérrez-Guimarães, quien también destaca la historia personal de Gego como inmigrante y como mujer artista que crea una identidad propia y lleva sus principios fundamentales con ella a Venezuela, frente a la tendencia de la época de buscarlos en Europa.

Leer más  Pago de la pensión del IVSS de marzo: ¿cuánto es y qué se puede comprar?
Museo de Nueva York dedicará una exposición a la artista plástica venezolana Gego

También sobresalen decenas de esculturas que reflejan su evolución, comenzando con la serie Líneas paralelas, geométrica; la de Dibujos sin papel, en la que pasa a las dos dimensiones, o los Bichos y bichitos, en tres dimensiones y con configuraciones más deformes.

Asimismo, se dedica un espacio al diseño gráfico, con logotipos modernos de su nombre artístico firmados por colaboradores como Nedo, Álvaro Sotillo o Gerd Leufert, su compañero de vida, que le tomó unas felices fotografías en su hogar con las que culmina la muestra.

Reconocimiento tardío

Pablo León de la Barra, comisario de arte latinoamericano del museo, destacó la muestra como un homenaje tardío a Gego, una de tantas mujeres artistas cuyo reconocimiento ha llegado años más tarde que el de sus colegas hombres contemporáneos.

Leer más  El estrés y la ansiedad influyen en el consumo de drogas de los adolescentes en EE UU

Reconoció la importancia de acercar su historia a EE UU precisamente cuando su país de acogida, Venezuela, vive un éxodo de población desde hace años.

El proyecto ha tardado más de cinco años en estar listo debido, en parte, a las sanciones sobre Venezuela impulsadas por el expresidente Donald Trump, que obstaculizaron el traslado de algunas obras, según señaló, en general procedentes de la Fundación Gego y de colecciones privadas y museos.

En la inauguración estuvieron Tomás y Bárbara Gunz, sus hijos, que dirigen la fundación, y que recordaron crecer viendo a Gego hacer “lo que le gustaba”, además de rememorar la calidad humana del país y el sector creativo que la recibieron con los brazos abiertos sin molestarse porque fuera mujer y extranjera.

Con información de EFE

Noticias relacionadas