• Expertos aseguran que a pesar del reconocimiento de estos trastornos mentales como enfermedad producto del trabajo sería difícil realizar un diagnóstico certero en todos los casos 

Esta nota se publicó originalmente el 23 de agosto de 2022.*

Un debate se ha abierto tras la reciente incorporación del estrés, el insomnio, la ansiedad y la depresión a la tabla de enfermedades de trabajo en México. Sin embargo, podría extenderse a otras naciones debido al aumento de casos confirmados de empleados que sufren síntomas de estas afecciones. 

Hossana Rodríguez, presidenta de la Federación Nacional de Salud en el Trabajo (Fenastac) de México, asegura que la incorporación de estos padecimientos llega en el momento justo donde se le está dando más importancia a enfermedades como la depresión.

Sin embargo, Rodríguez considera que a pesar del reconocimiento de estos trastornos mentales como enfermedades laborales será difícil realizar un diagnóstico certero en todos los casos. 

¿Qué es el síndrome Burnout?

La Organización Mundial de la Salud incorporó el síndrome de desgaste profesional (burnout) en la última actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades relacionadas al trabajo. 

Leer más  Pérdida de la audición: ¿cuáles son los signos de detección temprana?
Estrés, ansiedad, insomnio y depresión son consideradas enfermedades laborales
Foto referencial

Toni Corominas, de la Junta Directiva del Clúster de Salud Mental de Cataluña, España, explica en un reportaje de El País que las bases del burnout son tres: cansancio mental y físico, despersonalización y falta de realización laboral. 

Por un lado, hay un cansancio emocional y físico, como una sensación de carga y agotamiento ante las exigencias de la tarea; también hay una despersonalización, de manera que los trabajos se hacen de forma fría e impersonal porque esa persona no se siente a gusto con su rol; y, en tercer lugar, existe una falta de realización personal en el trabajo”, enfatizó Corominas.

Acotó también que las empresas deben tomar cartas en el asunto para prevenir, ayudar y remediar los problemas laborales que afecten a los empleados. “Menos del 1 % de las empresas implementan planes de prevención psicosocial. Es la gran asignatura pendiente”. 

Leer más  Compra de un inmueble: ¿qué aspectos tomar en cuenta para una negociación?

Señales de alarma

Corominas indicó algunas banderas rojas que deben verse entre compañeros o entre jefe-empleado para actuar a tiempo: 

-Retraimiento, cuando una persona se aísla o no se atreve a comunicar o expresar sus sentimientos. 

-Alteración del patrón habitual u hábitos cotidianos del trabajador.

-Magnificación de los problemas laborales.

-Sentimiento de culpa, cuando se atribuye cualquier falla que se presente en el trabajo.

Pandemia

Durante la pandemia, la incertidumbre, el cambio de rutina y la aparición del teletrabajo son factores que generan una cadena de trastornos mentales que influyen en el rendimiento laboral de una persona. 

Al respecto, Rodríguez acotó que la situación provocada por el covid-19 ayudó a sensibilizar sobre la importancia de la salud mental. 

Señaló que en México, el estrés, la ansiedad y la depresión son padecimientos comunes en los empleados. Esta realidad no solo afecta a la persona que los sufre sino que también repercute en la productividad de la empresa.

Leer más  Fórmula 1: Verstappen logró su primer triunfo del año en Baréin

Insomnio y estrés van de la mano

No dormir bien o no conciliar el sueño genera estrés y viceversa. La angustia o intranquilidad son una consecuencia de varios factores que se unen para desencadenar trastornos más severos como la depresión.

Una investigación publicada en el European Journal of Preventive Cardiology, una revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), resume que el estrés laboral sumado a problemas de sueño puede ser preocupante entre personas con otras enfermedades de base como la hipertensión, ya que triplica el riesgo de muerte por una enfermedad cardiaca. 

El autor del estudio, Karl-Heinz Ladwig, de la Facultad de Medicina de la Universidad Técnica de Múnich, explicó en la revista que mantener el sueño es el problema más común en personas con trabajos estresantes. 

El estrés laboral se definió como trabajos con alta demanda y bajo control, por ejemplo, cuando un empleador quiere resultados, pero niega tener autoridad para tomar decisiones. Si se tiene una gran demanda, pero también un alto control, en otras palabras, se pueden tomar decisiones, puede ser incluso positivo para la salud… Estar atrapado en una situación de presión en la que no se tiene poder de cambiar nada, es perjudicial”, añadió Ladwig. 

En un estudio publicado en la revista Molecular Psychiatry, del psiquiatra Celso Arango, exponen que el estrés crónico genera insomnio, ansiedad y cuadros depresivos, y menciona como uno de los factores de riesgo el ambiente laboral.

Leer más  Cuánto cuestan los alquileres de los locales comerciales en Caracas

Recomendaciones para mejorar la salud mental de los empleados 

En el mencionado estudio dan algunos consejos para ser puestos en práctica en las oficinas:

-Sesiones grupales de manejo de estrés entre los trabajadores. 

-Proporcionar un plan de educación sobre estilo de vida saludable.

-Fomentar ejercicio físico.

-Aportar técnicas para afrontar el estrés y la ansiedad en el hogar y en el trabajo.

-Mejorar las relaciones sociales y el apoyo social.

Noticias relacionadas