• El festival de música electrónica organizado por una productora estadounidense ofrece un paquete de cinco días solo para extranjeros, que incluye recorridos por el Salto Ángel y una fiesta en el parque patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, ante la denuncia de grupos ambientalistas, reconsiderarían realizarlo solo en el Hotel Humboldt de El Ávila

Luego de la polémica por el intento fallido de realizar un show pirotécnico en el Ávila durante Año Nuevo, grupos ambientalistas venezolanos están nuevamente en alerta por los planes de un nuevo evento en un parque nacional. Esta vez se trata del Soulsound x TAC, una fiesta exclusiva que tendrá lugar en el Parque Nacional Canaima entre el 17 y 22 de enero.

La organización SOS Orinoco denunció el 3 de enero que el festival de música electrónica atentará contra el delicado equilibrio ecológico del parque, que además de una reserva natural protegida, desde 1994 es patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Acusó al régimen de Nicolás Maduro de complicidad por los presuntos vínculos entre altos funcionarios y los hoteles que operan en la zona. 

¿Estos irresponsables no saben que Canaima es patrimonio mundial con ecosistemas frágiles donde se prohíbe la contaminación sónica y la alta concentración de personas?¿Qué opinará la Unesco?”, escribió en su cuenta de X (antes Twitter).

Experiencia 

Soulsound x TAC: la experiencia exclusiva que atenta contra el equilibrio ecológico de Canaima
Uno de los conciertos orgenizados por Techno and Chill. Foto: Cortesía

El festival Soulsound x TAC es organizado por dos empresas. Por un lado, la productora Soulsound Community, que lleva la logística y aunque dice tener su base en el campamento Canaima, en Venezuela, su información de contacto proviene de Puerto Rico. Por el otro, estaría Techno and Chill (TAC), una compañía estadounidense dedicada a la organización y promoción de eventos relacionados al rave y la música electrónica. 

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

En su página web, se puede apreciar que TAC suele promocionar festivales de música en lugares exóticos de Latinoamérica y Europa. Por ejemplo, organizaron en diciembre de 2023 el evento We Are in Cartagena, en esa ciudad colombiana cuyo casco histórico también es patrimonio de la Humanidad. O el Ocaso Festival, el 5 de enero, en el complejo turístico La Senda, cerca del Parque Nacional Santa Rosa, en Costa Rica.

Para el Soulsound, la misma página web ofrece una “maravillosa experiencia de cinco días entre la ciudad de Caracas y el Parque Nacional Canaima, donde tendrás la oportunidad de apreciar una de las 10 maravillas del mundo”.

Soulsound x TAC: la experiencia exclusiva que atenta contra el equilibrio ecológico de Canaima
Captura del itinerario publicado en la página de Soundsoul Community

El paquete incluye una estadía de dos noches en el Hotel Humboldt, ubicado en el Ávila, y tres noches en el campamento Wakawena, en Canaima. Los invitados además contarán con seguridad privada y vuelo chárter para llevarlos desde Caracas hasta el parque en el estado Bolívar. 

Por su parte, el portal de Soulsound Community detalla el cronograma del viaje: luego de la recepción el primer día, los invitados tendrán acceso el 18 de enero a la Avatar Party, una fiesta exclusiva en el Hotel Humboldt. Al día siguiente viajarán a Canaima, donde agrega además a los campamentos Wakü y Ara Merú como uno de los posibles alojamientos. El 20 y 21 de enero tendrán excursiones hacia el Salto Ángel y otros puntos de interés. Ese último día celebrarán también una fiesta “con temática blanca”, sin precisar si será en las instalaciones del campamento o al aire libre. 

Para extranjeros

Salto Angel
Salto Ángel. Foto: Cortesía

En la página web de TAC, el festival en Canaima tiene una acotación que no tienen los otros eventos: dice “válido solo para extranjeros”. Para los venezolanos solo se ofertan entradas para la Avatar Party en el Hotel Humboldt, con un costo de 162 dólares por persona y $378 en VIP. Por $5.778 se puede reservar una mesa para 10 personas en VIP.

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

Por su parte, para los extranjeros, la experiencia completa tiene un costo de $2.580 por persona. Soulsound Community detalló que una vez en Canaima, los invitados pueden disfrutar gratis de las instalaciones del campamento y de los recorridos por el Salto Ángel, la laguna de Canaima y las cascadas de El Sapo y El Hacha, donde podrán pasear en kayak. 

Sin embargo, existen otras actividades que tienen un costo extra. Por ejemplo, por $500 adicionales se puede ir a las Cuevas de Kavak y sobrevolar el Salto Ángel. Por $130 se puede hacer excursionismo al tepuy Kuravaina y por $850 hacer paracaidismo sobre el monte Roraima. También se ofrece un paquete de $3.000 para hacer un tour en helicóptero por el parque nacional.

Soulsound x TAC: la experiencia exclusiva que atenta contra el equilibrio ecológico de Canaima
Paquete de precios para actividades extra durante el festival. Foto: Captura Soundsoul Community

Desvinculados

Luego de que en redes sociales se generara una fuerte polémica por el festival, algunos de los campamentos mencionados se pronunciaron para desligarse del evento. En su cuenta de Instagram, Wakawena emitió un comunicado en el que aseguró que desconocía la realización del Soulsound y negaron cualquier relación con ellos. Ará Merú hizo lo propio en su cuenta con un texto exactamente igual. Wakü Lodge no hizo ninguna declaración pública.

Soulsound x TAC: la experiencia exclusiva que atenta contra el equilibrio ecológico de Canaima
Campamento Wakü Lodge, en Canaima. Foto: Cortesía

“Estamos comprometidos con el sano desarrollo de la actividad turística, y con la protección del medio ambiente, conociendo la fragilidad de nuestro entorno. Asimismo, respetamos las normas que rigen la comunidad Pemón de Kanaimö y el Parque Nacional Canaima. No actuaríamos bajo ninguna circunstancia sin su anuencia”, expresaron ambos hoteles. 

Un residente de Canaima vinculado a uno de estos campamentos aseguró al portal El Pitazo que hasta hace unos días los complejos turísticos sí estaban promocionando una fiesta para 250 personas en el parque nacional. No obstante, debido a la controversia, habrían reculado y se estaría estudiando hacer la fiesta únicamente en el Hotel Humboldt.

“Esto es un parque nacional y vivimos de la actividad turística. Aquí se hacen celebraciones, pero no a ese grado de fiestas rave, donde sabemos qué es lo que se mueve”, expresó.

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

Mercantilismo

La organización Clima 21 publicó un comunicado en el que condenó el festival en el Parque nacional Canaima. Exigió al Ministerio Público y al Ministerio de Ecosocialismo no solo actuar rápidamente para prohibir el evento, sino a reforzar las normas técnicas de protección de áreas naturales. Esto pues consideran que en los últimos años se han permitido actividades que ocasionan un fuerte daño ambiental con la omisión de las autoridades.

Indicó que solamente en los últimos dos meses se registraron varias irregularidades en zonas protegidas. Además del espectáculo de pirotecnia suspendido en El Ávila, mencionaron una fiesta de fin de año con 24 horas de música en vivo que se realizó en el archipiélago de Los Roques, y una carrera de vehículos todoterreno por la península de Paraguaná, en Falcón, que atravesaba en un tramo el Parque Nacional Médanos de Coro.

Toda esta situación representa signos graves de la mercantilización de estos espacios geográficos, los cuales han sido protegidos por ley con el fin de resguardar sus ecosistemas, las especies biológicas y los paisajes allí existentes a perpetuidad”, expresó.

Sobre el tepuy

Fiesta en tepuy del Parque Nacional Canaima: excentricismo turístico y daño ecológico
Foto: Cortesía

Aunque no se aclaraba dónde se pensaba hacer la fiesta rave de Canaima, las imágenes promocionales de Soulsound Community usaban como referencia un tepuy. Esto hizo recordar la polémica fiesta que un grupo de empresarios y socialités celebraron en febrero de 2022 en la cima del Kusari Tepuy, conocido como Cerro Venado, justo frente a la Laguna de Canaima.

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

De acuerdo con SOS Orinoco, la fiesta la organizó el empresario venezolano Rafael Oliveros para celebrar su cumpleaños. Con nueve helicópteros, trasladó a sus invitados allí desde el aeropuerto de Canaima. Entre los asistentes estaban el expresidente de la organización Miss Venezuela, Osmel Sousa. También la locutora y columnista de moda Titina Penzini, la relacionista pública Aura Marina Hernández y el empresario Otto Mendoza Briceño.

En las fotos filtradas en redes sociales se podía ver a los invitados, en trajes de gala, sentados en sillas plegables y pernoctando en carpas sobre el terreno prehistórico. SOS Orinoco denunció que la cima de los tepuyes son ecosistemas vírgenes extremadamente delicados, pues han permanecido aislados desde el periodo del Arquezoico, haciendo que su flora y fauna sean únicos en el mundo, y por tanto, muy susceptible ante cualquier alteración humana. “La vegetación única que había en ese tepuy ya desapareció”, lamentó.

Fiesta en tepuy del Parque Nacional Canaima: excentricismo turístico y daño ecológico
Fiesta en Canaima en mayo de 2021. Foto: Cortesía

Oliveros era dueño del campamento Canaima, un hotel en la Gran Sabana cuya concesión pertenece a la cadena estatal Venetur. Luego de la fiesta generara escándalo en Internet, el fiscal general del régimen, Tarek William Saab, prometió una investigación contra el empresario y los asistentes a la fiesta.

Sin embargo, esa no es la única vez que Canaima fue centro de un turismo voraz y poco amigable con el medio ambiente. En mayo de 2021 también se difundieron imágenes de una fiesta rave que se realizó en el campamento Uracaima, pero que se extendió hacia la lengua de Canaima y sus saltos de agua. En las fotos y videos se veía a jóvenes influencers, empresarios y miembros de las nuevas élites caraqueñas ingerir bebidas alcohólicas y bailar al ritmo música electrónica y luces estroboscópicas sobre la tierra que, para los pueblos indígenas locales, es el espacio sagrado donde se originó el universo.

Noticias relacionadas