-- Publicidad --
  • Como es tradición en la política estadounidense, el primer martes de marzo se celebra una megajornada electoral para las primarias de los partidos Demócrata y Republicano. Este año se disputan en 15 estados, entre ellos California, donde Joe Biden y Donald Trump se mantienen como los favoritos

Un hito importante para las elecciones presidenciales de Estados Unidos se define el 5 de marzo, con su primer supermartes. Bajo este término, se conoce a una tradición electoral presente en ese país desde hace 40 años, en la que los dos partidos dominantes, el Demócrata y el Republicano, realizan simultáneamente primarias en varios estados para definir a sus eventuales candidatos.

Este año, el supermartes tendrá lugar en 15 estados: Alabama, Arkansas, Alaska, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Minnesota, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Vermont y Virginia. En el caso específico de los demócratas, ese día comenzará también el conteo de los votos por correo emitidos en las últimas semanas en Iowa, además del resultado del caucus (asamblea) en el territorio de Samoa americana, en el océano Pacífico.

Del lado demócrata, se proyecta que el actual presidente Joe Biden asegure cómodamente el respaldo para su reelección. Sus rivales Dean Phillips y Marianne Williamson, no han representado competencia hasta el momento. De los republicanos, Donald Trump también lidera la contienda a pesar de los intentos de frenar su candidatura en algunos estados. Le sigue Nikki Haley, quien busca cerrar ligeramente la brecha, a pesar de estar aún muy por detrás del exmandatario.

Delegados y convenciones

#TeExplicamos | ¿Qué es el supermartes y cuál es su importancia en las elecciones de EE UU?
Acto de campaña de Donald Trump en Richmond, Virginia. Foto: EFE/EPA/JIM LO SCALZO

El sistema electoral de Estados Unidos arrastra anacronismos de hace más de 200 años que, a pesar de los avances tecnológicos, lo siguen haciendo complejo de entender. Funciona a través de un Colegio Electoral, donde un grupo de delegados son los encargados de elegir al futuro presidente. Estos delegados son en teoría una representación de la voluntad popular, pues cuando un elector sufraga en las urnas, no está directamente por su candidato, sino por un delegado de ese partido con el compromiso de votar por esa opción ante el Colegio Electoral.

-- Publicidad --
Leer más  ¿Cuánto cuesta un servicio de cuidado y acompañamiento para un adulto mayor en Venezuela?

Este sistema aplica también para las primarias de demócratas y republicanos, las dos fuerzas que desde mediados del siglo XIX dominan de forma casi hegemónica la política estadounidense. Cada año electoral, ambos partidos celebran una convención, en la que los delegados elegidos en las primarias de cada estado escogen al candidato que los representará en los comicios. 

#TeExplicamos | ¿Qué es el supermartes y cuál es su importancia en las elecciones de EE UU?
La precandidata republicana Nikki Haley durante un acto de campaña en Texas. Foto: EFE/EPA/ADAM DAVIS

Al igual que en las elecciones generales, cada estado cuenta con total autonomía sobre su proceso, que puede ser por votación popular, o por caucus. Este último, que significa “concilio”, se trata de asambleas ciudadanas donde los militantes registrados de los partidos se reúnen para determinar a los delegados por consenso. Una vez hechas las primarias de cada estado, se celebra la gran convención del partido, donde gana el candidato que alcance un determinado número de delegados. 

Para la Convención Nacional Republicana, están habilitados 2.429 delegados. 2.272 de ellos son comprometidos, es decir, que deben votar por el candidato para el que fueron escogidos; además de 157 no comprometidos, o superdelegados, quienes tienen libre albedrío para votar. Para obtener la nominación, se necesita una mayoría de mínimo 1.215 delegados. 

Por su parte, la Convención Nacional Demócrata cuenta con 4.672 delegados, 3.934 comprometidos y 738 superdelegados. Sin embargo, debido a las polémicas con los superdelegados, desde 2020 esta figura se reserva solo para una segunda vuelta, en caso de que ningún aspirante alcance la cuota mínima. Para ganar, el candidato necesita obtener al menos 1.991 delegados comprometidos, o en su defecto, 2.376 incluyendo a los superdelegados de ser necesarios.

Repartición

#TeExplicamos | ¿Qué es el supermartes y cuál es su importancia en las elecciones de EE UU?
Centro de votación para las primarias demócratas en Michigan. EFE/EPA/CYNDI ELLEDGE

El supermartes es la fecha más importante de todo el proceso de primarias, pues debido a la gran cantidad de estados que convergen allí, su conquista puede resultar clave para definir el curso de la convención partidista. Allí se determinan hasta un tercio del total de delegados a elegir durante la contienda electoral. En caso republicano se juegan 874 delegados, mientras en el demócrata, serían hasta 1.420 delegados.

Leer más  ¿El candidato Edmundo González tiene un carnet de la CIA?

La participación de algunos estados también puede representar un botín que asegura matemáticamente la victoria para el candidato ganador. Ejemplo de ello es California, que se suma este año a la megajornada pese a que tradicionalmente hace sus primarias en junio. Para la tolda roja representa 169 delegados y 424 demócratas. Otro estado clave será Texas, con 244 delegados azules y 161 rojos en disputa.

Hasta el momento, los demócratas ya celebraron primarias en Carolina del Sur, Michigan, New Hampshire y Nevada, todos con victorias para Biden. Solo en Michigan sufrió una ola voto castigo, con 100 mil personas que eligieron la opción de “no comprometido”, la cual obtuvo dos delegados. Los republicanos también celebraron primarias en esos estados, además de Idaho, Iowa y Misuri, todas con victorias para Trump, mientras Haley ganó su primera contienda el 3 de marzo, en el Distrito de Columbia (Washington DC).

Origen

#TeExplicamos | ¿Qué es el supermartes y cuál es su importancia en las elecciones de EE UU?
Primarias demócratas en Detroit, Michigan.. EFE/EPA/CYNDI ELLEDGE

A diferencia de otros países, Estados Unidos suele celebrar sus elecciones normalmente los martes, por una costumbre de varios siglos. Originalmente descartaron los fines de semana para no interferir con los ritos religiosos judíos (los sábados) ni cristianos (los domingos). En el siglo XIX, cuando un viaje podía implicar largos recorridos, daba oportunidad a los votantes de salir el lunes y llegar un día después a sus centros. Igualmente, al ser días de bajo movimiento en el comercio y la banca, los trabajadores tienen tiempo libre para votar, a pesar de ser días laborables.

Sin embargo, la figura del supermartes es relativamente reciente. El primer antecedente viene de 1979, cuando seis estados del sur estadounidense acordaron hacer sus primarias demócratas el mismo día para buscar una mayor representación durante la campaña. El término se acuñó formalmente en 1984, cuando los estados se organizaron para hacer tres supermartes por bloques geográficos. 

Leer más  ¿El obispo Mario Moronta dijo que un grupo de la FANB no permitirá que se desconozcan los resultados del 28 de julio?

Habilitado

#TeExplicamos | ¿Qué es el supermartes y cuál es su importancia en las elecciones de EE UU?
Donald Trump durante un acto de campaña en Virginia. Foto: EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Trump, quien ya fue presidente entre 2017 y 2021, aspira volver a la Casa Blanca luego de haber denunciado un presunto fraude electoral en las elecciones de 2020. Esa acusación, de la que nunca se hallaron pruebas contundentes, derivó en uno de los episodios más controversiales de la historia contemporánea de Estados Unidos, cuando el 6 de enero de 2021, cientos de sus seguidores asaltaron la sede del Capitolio, en Washington, para impedir la certificación de los resultados por el Congreso. 

La responsabilidad de Trump, quien había dado horas antes un discurso incendiario a pocos metros del lugar, es cuestionada actualmente en una investigación penal. Sin embargo, en varios estados se iniciaron acciones judiciales en sus tribunales estadales para prohibir la participación de Trump en sus respectivas primarias, apoyados en el 14ª Enmienda de la Constitución, que impide ejercer cargos públicos a personas procesadas por los delitos de insurrección o rebelión.

La resolución se adoptó en los estados de Colorado, Illinois y Maine. Sin embargo, a mediados de enero, una jueza del Tribunal Superior de Maine revocó el veto en esa entidad, y solo resultó aprobado en Colorado, uno de los botines de este supermartes. El equipo legal de Trump decidió llevar el caso a instancias federales, y finalmente el 4 de marzo la Corte Suprema de Justicia falló a favor del expresidente, ordenando que se permita su participación en las primarias de todos los estados.

Desempeño

#TeExplicamos | ¿Qué es el supermartes y cuál es su importancia en las elecciones de EE UU?
Joe Biden en un acto en la frontera de Estados Unidos con México en febrero. Foto: EFE/EPA/ADAM DAVIS

Aunque todavía es pronto para adelantar resultados, las encuestas apuntan a que este año podría reeditarse la elección de 2020. Trump ya tiene 244 delegados frente a 43 de Haley, mientras Biden acumula los 206 de su partido hasta ahora, y ninguno para sus rivales. Esto ha llevado a que muchos otros candidatos que inicialmente aspiraban a la nominación ya se hayan retirado, como el gobernador de Florida, Ron DeSantis (republicano).

Leer más  Segunda onda tropical del año: prevén lluvias en varias regiones de Venezuela

Ante esto, conviene evaluar el desempeño de cada presidente en las primarias de 2020. Biden, quien venía de haber sido el vicepresidente Barack Obama entre 2009 y 2017, aspiró por primera vez a la presidencia, representando al ala más centrista y moderada de la tolda. En esas primarias, Biden ganó en 43 estados, obteniendo la victoria en 10 de los 14 en disputa en su supermartes. Acumuló 2.716 delegados, aunque su nominación quedó asegurada luego de que su último rival en pie, Bernie Sanders, se retirara de la contienda el 8 de abril de 2020.

Por su parte, esta sería la tercera primaria de Trump. Siendo un completo outsider en la política, se presentó en la contienda republicana de 2016 con un discurso polarizante, lo que le hizo atraer el foco de las redes sociales y medios de comunicación. Su mensaje contra la inmigración ilegal caló fuerte en los sectores más conservadores, logrando la victoria en 19 estados y 1.441 delegados. Una clave para su victoria fue el supermartes, donde arrasó en 7 de 11 estados, a pesar de que perdió en Texas. Su contendiente más cercano, el senador Ted Cruz, obtuvo 551 delegados de siete estados. 

Como es usual en la política estadounidense, Trump logró el apoyo de su partido para la reelección, aunque no sin algo de oposición. Los comités republicanos de cuatro estados (Kansas, Carolina del Sur, Alaska y Arizona) decidieron  suspender sus primarias, aunque esto no impidió al mandatario arrasar en el resto con 2.549 delegados. Su único rival entonces fue el exgobernador de Massachusetts, Bill Weld, quien se retiró luego de obtener un solo delegado. 

Noticias relacionadas