-- Publicidad --
  • Correr puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, acelera el metabolismo, ayuda a la pérdida de grasa y mejora el autoestima, de acuerdo con Global Running Day | Foto principal: Freepik

El running es una práctica deportiva que, dependiendo del nivel de intensidad y constancia con el que se realice, puede ser considerado una actividad recreativa, una rutina deportiva o una disciplina para atletas de alto rendimiento. 

En cualquiera de los casos, correr conlleva múltiples beneficios para la salud, entre ellos, el fortalecimiento del sistema cardiovascular, respiratorio, inmune y osteoarticular; ayuda a prevenir o a disminuir el riesgo de enfermedades coronarias y oncológicas; acelera el metabolismo; ayuda con la pérdida de grasa; y mejora el autoestima, de acuerdo con la página web especializada Global Running Day.

Sin embargo, el portal Mundo del Corredor y otros consultados por el equipo de El Diario coinciden en que antes de comenzar a correr, es necesaria una preparación previa, debido a que es un deporte de alto impacto.

¿Cómo comenzar a practicar running?

¿Qué se debe tomar en cuenta para empezar a practicar running?

-Chequear la salud: a pesar de los beneficios que conlleva correr, quienes quieran iniciar con esta práctica y que hayan llevado una vida sedentaria deben realizarse un chequeo médico previo, advierte el doctor Guillermo Álvares Rey, director médico de AMS Centro Médico del Ejercicio.

-- Publicidad --

-Ropa adecuada: el corredor debe tener en cuenta el tipo de pisada que tiene. Además, el calzado debe ser ligero y flexible, debe amortiguar la caída o contar con estabilizador de pie; y tener una suela gruesa con una tracción más sólida. El corredor debe vestir con camisetas técnicas (ligeras, de fibra sintética) y pantalones que transpiren para evitar fricción. 

-Calentamiento: el deportista debe estirar bien los músculos antes y después del ejercicio para evitar calambres. Parte del calentamiento es saber controlar la respiración: inhalar cuando se haga la mayor fuerza y exhalar cuando se libere la tensión.

-Rutina de adaptación: antes de comenzar a correr, los expertos recomiendan iniciar con una caminata de 20 minutos interdiarios o por tres días a la semana durante una semana. Luego el futuro corredor podrá intensificar la rutina con dos minutos de trote y alternarlo con la caminata, hasta que la resistencia del cuerpo le permita correr. También conocido como método Caco (caminar y correr).

-Buena alimentación: para desempeñarse de forma eficiente y evitar lesiones, los deportistas deben mantener una dieta saludable y balanceada, en la que se incluyan al menos 250 gramos de proteína al día, carbohidratos, verduras y vegetales, reseña Global Running Day.

¿Qué se debe tomar en cuenta para empezar a practicar running?

-Descanso: dejar que el cuerpo se recupere después de hacer ejercicio. Los expertos del Mundo del Corredor destacaron la importancia del descanso en el proceso de adaptación de los nuevos corredores. Esto para evitar que el cuerpo se sobreexija y se lesione.

-Alternar las superficies: se debe tener en cuenta que la persona que aspire a ser corredora debe ser consciente de que existen diferentes superficies, por lo que es recomendable ejercitarse en asfalto liso y superficies rurales, para que el pie se acostumbre a diversas presiones de impacto y no dañar las articulaciones. 

-Cambiar la forma de correr: tanto Global Running Day como Mundo del Corredor coinciden en que se deben hacer ajustes en la forma de correr y adaptar nuevas técnicas. Estas son: evitar que el talón sea lo primero que toque el suelo; no dar zancadas bruscas (lo ideal es que las pisadas no hagan ruido); mantener los hombros relajados; evitar que las manos los sobrepasen e intentar que la zancadas estén en la misma línea de la cadera.

Beneficios

Además de los beneficios anteriormente mencionados, la Universidad de Brigham Young, en Utah (EE UU) compartió un estudio sobre los beneficios que tiene para la longevidad celular correr entre 30 y 40 minutos al día cinco vece por semana. 

Día Mundial del Corredor

El Día Mundial del Corredor tiene su origen en Estados Unidos y se celebró por primera vez el miércoles 3 de junio de 2009. A partir de esa fecha, los corredores designaron el primer miércoles de junio como el día para celebrar a quienes practican ese deporte. A partir de 2016, esta celebración se hizo mundial y actualmente es celebrada por corredores de al menos 177 países.

“Esta es una celebración mundial del running que anima a ponerse en movimiento a personas de todas las edades y capacidades. Este día desempeña un papel importante, recordándonos los aspectos positivos que correr puede ofrecer a nuestra salud física y mental y el poder de la unificación”, destacó Global Running Day.

La publicación menciona la reducción del colesterol en sangre, debido a que correr aumenta los niveles de colesterol bueno (HDL) y reduce el malo (LDL). Además, el estudio señala que previene la artritis y protege las articulaciones de las rodillas.

“Contrariamente a lo que muchas personas piensan, correr previene el dolor de las articulaciones y huesos de las rodillas, siempre y cuando no haya una lesión previa, y se tenga en cuenta el peso corporal del corredor y la frecuencia con la que se realiza el ejercicio”, se lee en la publicación.

¿Qué se debe tomar en cuenta para empezar a practicar running?
Foto: Freepik

El running ayuda a que el corazón bombee sangre con menos esfuerzo, lo que disminuye las enfermedades cardiovasculares hasta en un 45 %. Sumado a esto, brinda beneficios psicológicos, debido a que reduce el estrés porque favorece a la liberación de endorfinas, el corredor genera dopamina,  un neurotransmisor que suministra sensaciones de placer y refuerza la motivación de las personas para que realicen la actividad

Al tener en cuenta los beneficios que aporta practicar este deporte y los elementos con los que se debe contar, el corredor podrá desempeñarse de forma más efectiva y se adaptará más fácilmente al running.

Noticias relacionadas