-- Publicidad --
  • Los objetivos del proyecto van desde crear un nuevo catálogo de luminosidad estelar hasta conseguir posibles planetas habitables

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) anunció la misión Landolt que busca lanzar una estrella artificial al espacio para medir el brillo estelar con mayor exactitud.

La estrella artificial es un pequeño satélite que será lanzado a la órbita a una distancia de 35.785 kilómetros de la Tierra y su principal función será la de calibrar los telescopios e instrumentos en observatorios astronómicos. 

Landolt permitirá que los científicos de la NASA puedan tomar medidas más precisas de objetos celestes reales y medir su luminosidad.

¿Por qué se llama misión Landolt? El nombre de la misión está inspirado en el trabajo del astrónomo Arlo Landolt, quien fue pionero en la creación de catálogos de brillo de las estrellas.

Además, la NASA detalló que el satélite está equipado con ocho láseres que emitirán una luz similar a la de las estrellas reales, con lo que pueden proporcionar un punto de referencia para las observaciones astronómicas.

-- Publicidad --

La estrella artificial no será visible a simple vista, pero sí podrá ser observada por telescopios desde la Tierra, dado que el satélite tiene una tasa de emisión de fotones con la que los científicos podrán comparar el brillo de los objetos celestes y establecer nuevas mediciones de luz estelar para actualizar los catálogos existentes.

El prestigioso científico francés que tuvo que disculparse por presentar una estrella que en realidad era un trozo de chorizo
Foto: NASA

“Incluso con los instrumentos modernos de hoy, las mediciones del brillo real de las estrellas solo se conocen en un pequeño porcentaje”, explicó David Ciardi, subdirector del Instituto de Ciencia de Exoplanetas de la NASA, en un comunicado publicado el 17 de junio.

¿Qué esperan conseguir los astrónomos de la NASA?

La misión Landolt tiene varios objetivos que los astrónomos de la NASA esperan conseguir, además de poder actualizar el catálogo de brillo estelar:

-Comprender la evolución de las estrellas, ya que su brillo es un indicador clave de la edad y la etapa evolutiva.

-Analizar la composición de exoplanetas a través de la luz de las estrellas que atraviesa su atmósfera, lo que podría revelar la presencia de ciertos elementos parecidos a los de la Tierra con lo que tendrían indicios de una posible habitabilidad humana en ellos.

-Estudiar la materia oscura y la expansión del universo que hasta ahora es calificada como una “fuerza misteriosa” que impulsa la aceleración cósmica. 

De acuerdo con la NASA, el lanzamiento del satélite o estrella artificial está previsto para finales del año 2029 y tiene un costo estimado de 19,5 millones de dólares.

La NASA volverá a la Luna después 50 años
EFE/ Ana Mengotti

Otra misión que prepara la NASA

La NASA anunció el 18 de abril que el lanzamiento de la misión espacial Dragonfly a una de las lunas de Saturno, de nombre Titán, será en julio de 2028.  El objetivo será buscar señales de vida, debido a que la atmósfera de este satélite presenta condiciones similares a las de la Tierra.

El encargado de explorar la superficie de Titán será un dron llamado Dragonfly (dragón volador), que es del tamaño de un vehículo mediano y está diseñado específicamente para tomar muestras y explorar los posibles signos de vida.

Dragonfly es un robot dron de propulsión nuclear que aterrizará en las dunas de arena de la luna de Saturno. Está equipado con cámaras de última generación, sensores y muestreadores para analizar posibles materiales orgánicos que se encuentren en la superficie.

“Esta es una misión científica espectacular con un amplio interés comunitario, estamos entusiasmados de dar los siguientes pasos porque la exploración de Titán ampliará los límites de lo que podemos hacer con helicópteros fuera de la Tierra”, indicó Nicky Fox, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en un comunicado.

De acuerdo con el texto, Dragonfly estará listo para buscar signos de vida presente o pasada en Titán luego de realizar pruebas en el desierto de California (EE UU) por su parecido con las dunas de la luna de Saturno.

Noticias relacionadas