-- Publicidad --
  • En algunas culturas, actuales y antiguas, se acostumbra celebrar con algunos rituales y tradiciones

Entre el 20 y 21 de junio de cada año en el hemisferio norte del planeta Tierra, precisamente donde se encuentra Venezuela, ocurre un fenómeno astronómico denominado como solsticio de verano. 

Este evento marca el inicio oficial del verano en los países del hemisferio norte y del invierno en el sur y se caracteriza por ser el día con más horas de luz solar y, por ende, con la noche más corta.

De acuerdo con National Geographic, el solsticio de verano se produce debido a la inclinación del eje de la Tierra en su órbita alrededor del Sol. Durante este periodo, el hemisferio norte se inclina más hacia el Sol, lo que hace que reciba una mayor cantidad de luz solar directa. 

En este día, Venezuela, al igual que el resto de países del hemisferio norte, experimenta el día más largo del año, con aproximadamente 13 horas de luz.

-- Publicidad --
Solsticio de verano: ¿por qué es el día más largo del año?
Foto: Pixabay

Los expertos explican que los efectos del fenómeno pueden extenderse durante varios días a partir del 20 de junio, cuando comienza a observarse un aumento gradual en la duración de la luz solar, pero alcanza el punto máximo el 21 de junio.

A partir de ese momento, la duración del día comenzará a disminuir gradualmente hasta volver a la normalidad, cuando comience a oscurecer de nuevo a las 7:00 pm.

Explicación científica del solsticio de verano

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detallan que la Tierra gira sobre su propio eje, hasta completar la rotación cada 24 horas, lo que genera el ciclo de día y noche.

Sin embargo, la Tierra no solo gira sobre sí misma, sino que también se mueve alrededor del Sol en una órbita elíptica que dura aproximadamente 365 días y seis horas, mientras que el eje terrestre no está perpendicular a su órbita sino que está inclinado, lo que permite que diferentes partes del planeta reciban los rayos solares de manera distinta durante el año. 

Solsticio de verano: ¿por qué es el día más largo del año?
Foto: Pixabay

Por ejemplo, durante el solsticio de verano en el Polo Norte tienen luz solar las 24 horas del día y en el Sur, lo contrario. 

En el caso del hemisferio norte, los rayos del sol inciden de manera más perpendicular sobre esta región y alargan por alrededor de una hora la luz del día. 

Tradiciones sobre el solsticio de verano

La Organización de Naciones Unidas (ONU) reconoció al 21 de junio de 2019 como el Día Internacional de la Celebración del Solsticio, debido a que desde la antigüedad, distintas civilizaciones realizaban rituales y tradiciones como parte de sus creencias.

En Europa, por ejemplo, se realizaban festejos paganos como la Noche de San Juan, donde prendían hogueras, realizaban bailes y ponían música para celebrar la llegada del verano. 

Solsticio de verano: ¿por qué es el día más largo del año?
Foto: Pixabay

En Mesoamérica, las culturas prehispánicas rendían culto al Sol durante este periodo, construyendo monumentos y observatorios para alinearlos con la posición del astro.

Mientras los científicos estudian este fenómeno para comprender mejor los movimientos de la Tierra y su relación con el Sol, los antropólogos analizan las tradiciones y rituales asociados con este evento astronómico para comprender su significado cultural y su evolución a través del tiempo.

La ONU explica que el solsticio de verano también se relaciona con la fertilidad, la abundancia, el crecimiento de las plantas y la reproducción de los animales en varias culturas, por lo que era común realizar ritos el 21 de junio para pedir por buenas cosechas y descendencia sana.

Leyendas relacionadas con el fenómeno 

El blog especializado Recreación de la Historia menciona algunas leyendas relacionadas con el solsticio de verano. 

Solsticio de verano: ¿por qué es el día más largo del año?
Foto: ABC

En algunas civilizaciones antiguas creían que durante este día se abrían portales hacia otras dimensiones, mundos mágicos y encuentros con seres sobrenaturales.

También consideraban que era un momento propicio para la adivinación y las profecías, por lo que los sueños que se tenían durante este periodo eran considerados reveladores en la cultura celta. 

En la civilización nórdica realizaban el Midsummer, una fiesta que conmemoraba la victoria de la luz sobre la oscuridad. Se encendían hogueras y se bailaba alrededor de un árbol para celebrar el fenómeno.

Los mayas realizaban el Inti Raymi, un ritual que honraba al dios Sol en el que le ofrecían sacrificios y danzas para pedirle favores.

Noticias relacionadas