-- Publicidad --
  • Ambos trabajadores permanecerán bajo régimen de presentación, aunque pudieron regresar al estado Bolívar con sus familias. Organizaciones exigen la liberación del también sindicalista Daniel Romero

Los dirigentes sindicales de Guayana Leonardo Azócar y Josué Tremaria fueron excarcelados el 21 de junio luego de más de un año detenidos. La liberación se produjo durante la noche en los tribunales de Caracas, y llegaron al día siguiente a sus casas en el estado Bolívar.

La noticia fue anunciada por el sindicalista y ex preso político Emilio Negrín y confirmada por medios de comunicación de Bolívar. La periodista Francesca Díaz informó que los trabajadores ya están con sus familias, pero permanecerán bajo régimen de presentación mientras esperan por un juicio.

De igual forma, Negrín recordó que aún permanece detenido Daniel Romero, trabajador de la empresa estatal Siderúrgica del Orinoco (Sidor) quien está procesado por la misma causa que Azócar. “No hay razón para mantenerlo privado de libertad”, escribió en X (antes Twitter).

Detenidos por protestar

Excarcelaron a los sindicalistas Leonardo Azócar y Josué Tremaria
Leonardo Azócar. Foto: cortesía

Leonardo Azócar y Daniel Romero encabezaron el 6 de junio de 2023 una huelga de trabajadores de Sidor en la Planta de Pellas. De acuerdo con el diario Correo del Caroní, días antes Azócar había denunciado amenazas de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes apuntaron con sus armas a los sindicalistas para que no realizaran la protesta.

-- Publicidad --

Al terminar la huelga, ambos dirigentes fueron detenidos por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Por más de una semana fueron objeto de una desaparición forzosa, hasta que sus familiares los pudieron ubicar en Caracas, en el área de máxima seguridad del Centro de Procesados, Penados y Anexo Femenino del área metropolitana de Caracas II. Días después fueron trasladados a la cárcel de Rodeo I, en el estado Miranda. 

El caso fue tomado por el Tribunal Primero de Control de Ilícitos Económicos y la Fiscalía 3º del Ministerio Público. Los dirigentes fueron imputados por los presuntos delitos de instigación al odio, asociación para delinquir y boicot. Los abogados de los sindicalistas denunciaron que ambos fueron obligados a usar defensores públicos, y en el caso de Azócar quedó en la espera de su audiencia preliminar, ya que su presentación fue ante el tribunal de Puerto Ordaz.

Desaparecido

Excarcelaron a los sindicalistas Leonardo Azócar y Josué Tremaria
Josué Tremaria. Foto: cortesía

Por su parte, Josué Tremaria es el presidente del Frente Unido de Trabajadores Socialistas del estado Bolívar (Futseb), un sindicato oficialista. De acuerdo con sus abogados, el trabajador de la construcción estaba bajo investigación por el Ministerio Público desde 2021 por sus actividades sindicales, especialmente tras participar en una serie de protestas en defensa de los derechos de los mineros artesanales a finales de 2022. 

La directiva del Futseb aseguró que su detención fue ordenada por el entonces presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Jorge Luis Gómez Pimentel, quien más adelante será detenido como parte de los operativos anticorrupción del gobierno de Nicolás Maduro. 

El 7 de julio, Tremaria salía de un evento deportivo en San Félix hacia su casa, pero nunca regresó. Sus familiares reportaron su desaparición y permaneció por más de un mes sin conocerse su paradero hasta que se confirmó que había sido detenido por la DGCIM. Lo imputaron por hurto de material estratégico, conspiración, asociación para delinquir y encubrimiento y, como en el caso de Azócar y Romero, enviado a Caracas sin posibilidad de hablar con sus abogados.

Sus familiares reportaron además que en febrero fue trasladado a Rodeo I sin ninguna notificación. “Tremaria es un preso de las mafias judiciales y mafias político-militares en Bolívar. A él nunca se le detuvo ni incautó ningún material estratégico. No hay en el expediente ningún proceso que tenga que ver con material estratégico. Es una imputación falsa”, expresó a Correo del Caroní José Gregorio Beria, abogado del sindicalista.

Noticias relacionadas