-- Publicidad --
  • Hugh Herr, codirector del Centro K Lisa Yang de Biónica en MIT, explicó que la prótesis tiene electrodos adyacentes a cada músculo y una nano computadora que decodifica las señales emitidas por el cerebro. Foto principal: MIT

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, crearon una pierna biónica que se controla con el cerebro y que permite a las personas amputadas trasladarse de forma más rápida y superar obstáculos con mayor agilidad, de acuerdo con un estudio publicado en la revista médica Nature Medicine.

El uso de la pierna biónica arrojó un aumento del 41 % en la velocidad de movimiento de los pacientes, en comparación con los que utilizan prótesis convencionales.

Los expertos de MIT señalaron que la prótesis opera gracias a que hace una lectura de actividades en los músculos residuales de la pierna y usa esas señales para controlar de forma eléctrica en los tobillos.

“Nadie ha podido demostrar este nivel de control cerebral que produce una caminata natural, donde el sistema nervioso humano controla el movimiento, no un algoritmo de control robótico”, explicó el codirector del Centro K Lisa Yang de Biónica en MIT, Hugh Herr.

-- Publicidad --

Herr detalló que la prótesis cuenta con electrodos adyacentes a cada músculo y, además, tiene una nano computadora que decodifica las señales emitidas por el cerebro, esto permite que los movimientos parezcan orgánicos.

Asimismo, el especialista aseguró que MIT fue el primer centro de estudios en realizar una prótesis de pierna baja con modulación neuronal completa.

Crearon una pierna biónica que se controla con el cerebro: ¿cómo funciona?
Foto: MIT

Sobre los estudios de la prótesis biónica

Los científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts indicaron que la pierna biónica fue probada en siete pacientes habituados a utilizar prótesis convencionales. De acuerdo con los datos, los consultados presentaron menos dolor y una disminución en la atrofia muscular.

Con una prótesis que no está controlada por el cerebro, los pacientes la ven como una herramienta. En cambio, cuando pueden controlar y sentir directamente el movimiento de la prótesis, esta se convierte en parte de su anatomía”, afirmó Herr.

En relación con el material, la pierna biónica está fabricada mayormente de titanio; silicona, para ayudar a evitar las rozaduras; y los componentes electrónicos.

Para empezar a utilizarla, los pacientes deben someterse a una nueva cirugía llamada interfaz mioneural agonista-antagonista (AMI), que consiste en una amputación por debajo de la rodilla. Esto se realiza con el propósito de conservar las conexiones naturales entre los músculos y las piernas.

Por su parte, Sigrid Dupan, experta en prótesis del University College de Dublín, en Irlanda, destacó que el desarrollo de MIT sobre la prótesis biónica significa una mejora en la calidad de vida en los pacientes amputados.

“El estudio muestra resultados impresionantes en cuanto a la velocidad de la marcha, pero creo que los resultados relacionados con la capacidad de las personas para afrontar las diferencias en el terreno tendrán un impacto más profundo en la vida de las personas”, dijo Dupan en una entrevista para la agencia de noticias EFE.

Herr se someterá a la operación para recibir las prótesis biónicas

Hugh Herr, codirector del centro de biónica en MIT, confirmó el 1° de julio de 2024 que se someterá a esta intervención para contar con los beneficios de las prótesis biónicas. El científico fue doblemente amputado en 1982, cuando sufrió un accidente cuando practicaba escalada. 

“Estoy pensando en hacer eso con ambas piernas en los próximos años. El estudio es un paso decisivo hacia el objetivo a largo plazo de lograr el control y la encarnación neuronal total”, agregó el profesor.

Herr adelantó que su equipo trabaja para mejorar el rango de movimiento de la pierna biónica al mismo tiempo que desarrolla este tipo de prótesis para brazos.

Noticias relacionadas