• La delegación nacional quedó por primera vez fuera del top 10 del medallero y retrocedió en cuanto al número de preseas doradas ganadas, si se compara con las que obtuvo hace cuatro años en Toronto, Canadá

Se repitió la historia. La actuación de Venezuela en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 fue la peor desde que el país participa en la justa deportiva.

Con una delegación conformada por 93 atletas, Venezuela quedó por primera vez fuera del top 10 del medallero — se ubicó en la posición 11 — y retrocedió de manera notable en cuanto a la producción de medallas, puesto que obtuvo 33 preseas: 2 de oro, 10 de plata y 21 de bronce.

Hasta la VI edición de los Juegos Parapanamericanos, la actuación más discreta de la delegación venezolana había sido en los la justa de Toronto 2015, donde el país se situó en la octava plaza y sumó 47 medallas (8 oros, 14 platas y 25 bronces).

De esta forma, Venezuela se encuentra en el octavo escalafón del medallero histórico del certamen, con un total de 245 metales (72 oros, 87 platas y 86 bronces).

Juan José Sayago, periodista especializado en materia olímpica, expone que Venezuela tuvo una actuación sin brillo en los Juegos Parapanamericanos porque se redujo 80% la cantidad de preseas doradas obtenidas.

“Esta debacle viene notándose después de los Parapanamericanos de Guadalajara 2011, donde se consiguieron 16 medallas de oro. En Toronto 2015 cosechó la mitad de esas preseas, mientras que para esta oportunidad ni siquiera ganó la mitad de esas ocho. Esas 33 medallas reflejan la peor participación de Venezuela en los Parapanamericanos”, declaró Sayago para El Diario.

Comentó que esta “deficiente actuación” es producto de la crisis que vive el país, de la mala inversión y planificación en el deporte, así como de la falta de atención al paralimpismo.

“Hay mucha deserción. Mark Engelberth Chirinos, atleta con discapacidad motora, quien hacía natación en todos los Juegos Paralímpicos, ahora es inmigrante en Ecuador. Mauricio Briceño, judoca con discapacidad visual, también se fue a otro país por no recibir los recursos. Asimismo, el equipo de ciclismo de pista paralímpico de Chile cuenta con entrenadores venezolanos”, contó.

Los Parapanamericanos de Lima cerraron el telón el domingo 1° de septiembre | Foto: Cortesía

Atletas destacados

A pesar de los bajos resultados del país, el tricolor criollo también fue testigo de grandes hazañas. Lisbeli Vera se colgó tres preseas en el paratletismo T47 (discapacidad motora, extremidad superior), tras salir campeona en los 400 metros planos e imponer un récord de 59.10 segundos, y colgarse la medalla de plata tanto en la final de los 200 metros como en los 100 metros planos.

Edwars Valera, en el lanzamiento de disco modalidad F37 (parálisis cerebral), se adueñó de la primera dorada para el país en el evento y rompió el récord parapanamericano con un registro de 52.63 metros.

Los paraatletas Omar Monterola (400 m T37), Samuel Colmenares (400 m T47), Lisbeli Vera (100 m y 200 m T47), Greilyz Villarroel (200 m y 400 m T12) , Linda Pérez (400 m T12), Norkelys González (400 m T12), Yomaira Cohem (bala F7), y el judoca Marcos Blanco (60 kg B1) se bañaron de plata.

Los encargados de colgarse el bronce fueron Kleibes Mijares en bádminton; Marcos Falcón en judo; Enderson Santos, Luis Rodríguez, Renny Pacheco, Andris González, Abraham Ortega, Yescarly Medina, Wendis Mejías y Yomaira Cohen en paraatletismo; Carlos Betancourt, Jackson Blanco y Clara Fuentes en potencia; Ericsson Bermúdez, Viviana Moraes y Belkis Mota en natación; Roberto Quijada y Yoleidy Fernández en tenis de mesa.

Belkys Mota
La abanderada Belkis Mota ganó bronce por partida doble en natación | Foto: IND

El periodista Moisés Colmenares, quien cubrió los Parapanamericanos en Lima, tilda de “destacable y totalmente aplaudible” la participación de los paraatletas venezolanos, debido a que muchos lograron sobreponerse a las adversidades.

“No es la peor actuación en la historia, al menos para mí. Todas estas preseas llegaron gracias al sacrificio y a la entrega de estos muchachos, la mayoría sin roce internacional, sin fogueo competitivo; muchos de ellos inactivos, algunos no competían desde los Juegos Paralímpicos de Río 2016. Por ejemplo, Yomaira Cohen ganó medalla de plata en lanzamiento de bala con apenas cuatro meses de preparación. El golbol llegó a la pelea por el bronce con solo dos meses de prácticas”, argumentó Colmenares para El Diario.

Pese a la posición final en el medallero, cree que el combinado nacional estuvo a la altura en los Parapanamericanos y tiene el potencial para obtener mejores registros.

“Estos atletas lograron un puesto 11 con ganas, sacrificio, entrega y poca preparación, con más coraje que cualquiera; ciertamente con menos medallas, pero sus rostros reflejaron la satisfacción de que pese a no tener competencia en dos, tres o cuatro años, se mantuvieron en el podio. Con más apoyo, por lo menos la mitad de metales que se ganaron en paraatletismo habrían sido de oro”, dijo.

Yomaira Cohen se bañó de plata y de bronce en lanzamiento de bala y disco, respectivamente | Foto: IND

¿Falta de financiamiento?

Pedro Infante, ministro de Juventud y Deportes, declaró el pasado 30 de mayo al programa “Vladimir a la 1”, transmitido por Globovisión, que las disciplinas deportivas de la nación se han visto afectadas por las sanciones económicas que impuso Estados Unidos sobre Venezuela.

De acuerdo con Colmenares, el deporte venezolano necesita alrededor de 70 millones de dólares para recuperarse y volver al nivel que tenía en los dos ciclos olímpicos anteriores. “Para los juegos de Lima, el Estado solo aprobó aproximadamente 5 millones de dólares”, afirmó.

No obstante, Sayago califica el tema del bloqueo como una “retórica política”, puesto que las sanciones de Estados Unidos sobre Venezuela no existían en el año 2016, cuando se presentó el plan para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el cual, según su criterio, “no se ha ejecutado ni el 20%”.

Todos esos países que pertenecieron a la Unión Soviética y que tienen fundamentada una base socialista, como Bielorrusia, Uzbekistán o Kazajistán, están teniendo resultados positivos en deportes de combate porque saben que tienen la potencialidad”, argumentó.

Sostuvo que las autoridades deportivas se han mostrado desinteresadas por solucionar la situación de los atletas, puesto que “no hay una ruta definida hacia la máxima cita” ni un plan “definido y sustentable” que se adapte a la realidad económica de la nación.

En los Juegos Parapanamericanos participaron más de 1.800 atletas | Foto: Cortesía

La solución necesaria

Moisés Colmenares piensa que en el deporte de alto rendimiento debería existir un único ministerio, que se conjugue con federaciones y atletas a fin de unificar criterios y desarrollar una mejor estructura. Además, reconoció que hace falta más apoyo de las autoridades y un mejor seguimiento de los medios de comunicación.

“Nuestros paraatletas necesitan roce internacional. Si con poco se hizo lo suficiente como para demostrar que todo es posible, creo que con una concentración adecuada desde ya podría haber una sorpresa para propios y extraños. Le veo las ganas tanto a los paraatletas como a sus directivos. Estos chicos son realmente buenos, pero con la continuidad y demás serían mejores”, explicó.

Por su parte, Juan José Sayago considera que el país necesita un sistema que no mezcle el deporte con la política, de manera que haya un beneficio social.

“La situación del deporte venezolano es generalizada; obviamente, el deporte con discapacidad no se iba a escapar de lo que ocurre. Estos atletas tienen menos posibilidades de recibir los recursos que necesitan para poder participar en este nivel”, dijo.

A un año de que se celebren los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, Sayago imagina un panorama complicado para Venezuela, dado que la producción de medallas se ha reducido de forma notable y que no existe un plan de trabajo que se adapte a las necesidades de los atletas.

Las autoridades están buscando sitios de entrenamiento en China y en Rusia, pero de qué sirve buscar esos lugares para entrenar si solo tenemos a un atleta clasificado para los Juegos Olímpicos (Yulimar Rojas) y ni uno para los Juegos Paralímpicos”, concluyó.

La delegación paralímpica de Venezuela hoy languidece a causa de la orfandad en que la ha sumido el gobierno nacional, haciendo descender a media asta el tricolor que antes ondeaba, victorioso, en el pináculo de las justas deportivas.

Noticias relacionadas