• Un cómic de ocho ilustraciones repasa la vida deportiva de la triplista venezolana, quien buscará extender su reinado en el Mundial de Atletismo que se lleva a cabo desde este viernes 27 de septiembre en Doha, Catar

La pintura rupestre, los jeroglíficos egipcios y los códices mayas son algunas de las manifestaciones artísticas que inventó la humanidad para comunicarse y perpetuarse a través del tiempo.

Atlas, Píndaro y Hércules son representaciones de la mitología griega que fueron llevadas a historietas o cómics, como una manera de rendir homenaje a los atletas de los Juegos Olímpicos de la antigüedad clásica.

Yulimar Rojas no es una diosa olímpica, al menos para la mitología griega, pero sí es una “superheroína” de 1,92 metros de estatura que tiene la habilidad de volar 15,41 metros en el salto triple, la segunda mejor marca de todos los tiempos en la modalidad.

El Canal Olímpico, un servicio de televisión por Internet de transmisión libre operado por el Comité Olímpico Internacional, publicó en sus redes sociales una historieta que repasa la vida deportiva de la atleta venezolana, a quien califica como ejemplo para la juventud de su país, debido a la cantidad de logros alcanzados a sus 23 años de edad y a que no tiene inconvenientes para expresar abiertamente que pertenece a la comunidad LGBT.

La narrativa gráfica, compuesta por ocho viñetas, comienza con la inspiración que consiguió Rojas en la selección venezolana de voleibol que disputó los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

De hecho, cuando empezó a practicar este deporte fue descubierta por entrenadores de atletismo y de ahí se inició en el salto de altura, con el que rompió el récord sudamericano sub-20 a los 17 años de edad, con una marca de 1,87 metros.

“Rojas, una atleta talentosa, probó con triple salto, rompiendo el récord nacional en su primera competencia”, reseña la cuarta ilustración del cómic, en la que se aprecia a la venezolana en medio de un aura blanca.

El cómic comienza a generar más emoción cuando la espigada atleta obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016. El siguiente recuadro hace mención a su vida personal: “Rojas comenzó a hablar abiertamente sobre su sexualidad en las redes sociales, convirtiéndose en una inspiración para las jóvenes venezolanas”.

La historieta culmina con Rojas, de cabellera verde, celebrando su presea dorada en el Mundial de Atletismo que se celebró hace dos años en Londres, Reino Unido, y con una interrogante: “¿Se convertirá Yulimar en la primera atleta de Venezuela en ganar una medalla de oro en atletismo en Tokio 2020?”.

La próxima cita de la venezolana en su camino hacia Tokio es el Mundial de Atletismo que se celebrará del 27 de septiembre al 6 de octubre en Doha, Catar. En la justa, Rojas defenderá el título que consiguió hace dos años en Londres, destronando entonces a la colombiana Caterine Ibargüen.

Falta menos de un año para que los Juegos Olímpicos, la cita deportiva inspirada en las justas de la antigua Grecia, abra el telón en la capital de Japón, donde la “superheroína” de 1,92 metros de estatura buscará formar parte del Olimpo si llega a conseguir el máximo galardón, y por qué no, romper el récord que ostenta la ucraniana Inessa Kravets desde 1995 (15,50 metros).

Noticias relacionadas