• Vanessa Massimini y Deborah Rotter recopilaron en un libro infantil la historia de 20 venezolanas que representan el papel que tuvo la mujer en distintos contextos sociales a través de sus historias

“Estas mujeres se alumbran con linternas / van al detalle / saben dónde se encuentra cada cosa”, es la imagen que esboza la poeta venezolana Yolanda Pantin en los versos de “Vitral de mujer sola”, un poema que plantea la individualidad y al mismo tiempo es una oda a la independencia de la mujer. Esta idea la recogieron Vanessa Massimini y Deborah Rotter, quienes recopilaron en formato de libro infantil la historia de 20 Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo (y lo hicieron) (2019).

A Massimini, periodista venezolana, se le ocurrió llevar a cabo este proyecto durante un almuerzo. Fue allí cuando comunicó la idea a Deborah, especialista en manejo de redes sociales, quien aparte de compartir con ella la nacionalidad, también comparte el mismo entusiasmo por las historias que alberga su país.

“La inspiración vino de un libro que una prima le regaló a mi hija, Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, una obra que presenta las biografías de 100 mujeres destacadas de la historia. Me sentí frustrada porque no había ninguna venezolana, entonces me cuestioné ‘¿Por qué se conoce tan poco sobre las mujeres exitosas y luchadoras que hemos tenido en Venezuela?’”, contó la periodista en entrevista para El Diario.

El contexto en el que viven los venezolanos actualmente también les sirvió de inspiración. De acuerdo con cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU), más de cuatro millones de personas han tenido que abandonar el país, entre ellas cientos de niños que crecerán lejos de la cultura y la historia de su terruño. Este proyecto está hecho también para ellos.

“Pensamos en lo bonito que sería hacer un libro infantil que reivindicara el papel de algunas de las tantas venezolanas que han dejado su huella en el mundo, y que mostrara a nuestros hijos que somos un país con mucho talento, creatividad y ganas de trabajar”, refirió Massimino.

blank
Foto: @librovenezolanas

Desde el primer momento la idea de contar la historia de “notables personajes femeninos dignos de admirar” las entusiasmó y las impulsó a llevar el proyecto a cabo. “Muchas de estas mujeres son conocidas de nombre, pero pocas personas conocen las vidas tan interesantes que tuvieron y el trabajo que implicó llegar a donde llegaron”, detalló Rotter.

Trascámara de la selección

Deborah y Vanessa fueron las encargadas de definir el arte del libro y también quienes estuvieron al mando de la dirección editorial. Las ilustraciones y la magia del color estuvo a cargo de Alejandra Caste, una ilustradora también venezolana que se enamoró del proyecto y plasmó ese sentimiento en cada una de las páginas de la obra. Una vez que estructuraron el formato, el estilo gráfico y el tipo de historias que querían contar, comenzaron con la investigación de personalidades femeninas de distintas épocas y a partir de allí escogieron a las 20 definitivas.

La selección no fue tarea sencilla, pues de la investigación surgieron varios nombres de mujeres que han logrado grandes cosas; sin embargo, trataron de incluir personalidades que representaran el papel que tuvo la mujer venezolana en distintos contextos sociales a través de sus historias.

Las recopiladoras lograron juntar los detalles y datos de la vida de cada una de las protagonistas gracias a ellas mismas y a la cooperación de sus familiares. “No voy a olvidar la emoción que sentí la primera vez que vi que tenía un email de Margot Benacerraf”, contó Vanessa refiriéndose a la reconocida cineasta venezolana, quien cuenta con su espacio en el libro.

Seleccionaron mujeres destacadas en distintas disciplinas: arte, deportes, música, ciencias, política e incluso moda, para que “los pequeños lectores” se identifiquen con alguna de ellas y enseñarles que con dedicación y esfuerzo pueden alcanzar la meta que se propongan.

blank
Foto cortesía

Durante todo el proceso, que duró aproximadamente nueve meses, descubrieron información que desconocían y que las animó a seguir con su investigación detallada.

“Historias tan interesantes como la de Teresa Carreño son dignas de tener su propia serie de televisión. Todos sabemos que fue una gran pianista, pero pocos conocen los detalles: fue un prodigio que a los 5 años componía sus propias óperas. A los 9 Lincoln le pidió que tocara el piano en la Casa Blanca, recorrió el mundo entero con su música en una época en la que era difícil viajar. Se casó cuatro veces, fue empresaria…”, explicó Deborah entusiasmada ante tantos descubrimientos que realizaron y que no todo el mundo conoce.

Al momento de escribir, Massimini y Rotter contaron con el apoyo de Rebeca Vaisberg, quien fue su profesora de redacción cuando estudiaron Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). La edición y corrección de los textos estuvo a su cargo.

“Todas las involucradas nos hemos enamorado del proyecto y creo que hemos puesto en él lo mejor de nosotras”, comentó Deborah.

Exaltación venezolana

Tanto Vanessa como Deborah, quienes hacen vida fuera de Venezuela desde hace varios años, añoran la calidez, la alegría y la espontaneidad de la gente de su país. El ruido de las chicharras, el sabor de la comida, todo lo atesoran en su memoria. Pero no todo queda en los recuerdos, con su libro buscan recordarle a la gente lo bueno y lo bonito de ser venezolano.

“Queremos recordarle a la gente lo que una vez fuimos, lo que hemos logrado y lo que todavía podemos hacer. Que Venezuela y el venezolano es mucho más que lo que se está viviendo ahora, que la creatividad, el talento, el esfuerzo y la perseverancia forman parte de nuestro ADN”, aseguró Deborah.

No tienen dudas de que los tiempos difíciles que el país ha tenido que afrontar han permitido que la mujer venezolana demuestre la fuerza y la valentía con la que siempre ha contado. Su lucha, su coraje al momento de enfrentar retos.

“Mi mamá siempre dice que las mujeres somos del tamaño del reto que se nos presente. Creo que estos años de grandes retos han demostrado que este país se ha construido y seguirá haciéndolo con el trabajo de mujeres que sueñan, piensan y trabajan en grande”, dijo Vanessa.

Después de nueve meses de trabajo y dedicación a este proyecto que empezó como un pedacito de la historia venezolana, una dosis de cultura y una inyección de inspiración que Vanessa y Deborah querían dejarle a sus hijas, el orgullo de que se haya convertido en un libro que muchos otros niños puedan disfrutar es una gran alegría compartida.

“Ya nos sentíamos orgullosas de ser venezolanas, pero esto nos permitió conocer a profundidad las historias de estas 20 talentosas mujeres y de muchas otras que no pudimos incluir en este libro y que son orgullo para todos los venezolanos e inspiración para todas las mujeres del mundo”, detalló Deborah.

blank
Foto: @librovenezolanas

Desde el 1° de octubre el libro se encuentra disponible en Amazon, Ebay y Walmart online. En Caracas se puede conseguir en la tienda Azotea en Los Chorros y en Il Argento en Los Palos Grandes. Además, realizan envíos directos a todas partes del mundo que se podrán pedir por el email librovenezolanas@gmail.com o la cuenta de Instagram @librovenezolanas. Parte de los beneficios de los libros que se vendan en Venezuela los van a destinar a la Fundación Construyendo Futuros, que lleva a cabo diferentes proyectos educativos para niños y de formación para emprendedoras en el país. También podrán encontrar el libro a la venta en sus oficinas.

Noticias relacionadas