•  El economista Jesús Casique considera que el petro no es una criptomoneda ya que no reúne las características necesarias para ello

El domingo 17 de noviembre el Ejecutivo anunció el pago de un “mes aguinaldo en petros” a los pensionados y trabajadores de la administración pública, el cual sería abonado mediante el carnet de la patria.

Monto del bono Medio petro, equivalentes a 30 dólares

“Yo voy a dar un mes de aguinaldos a los pensionados, 4.500.000 venezolanos, y a todos los trabajadores públicos. Un mes de aguinaldos. Les voy a dar medio petro para que salgan a hacer sus compras complementarias para diciembre”, anunció Nicolás Maduro durante una entrevista ofrecida en el programa José Vicente Hoy.

La noticia del bono, el segundo entregado en petros, causó expectativa en la población pues equivaldría a 9.1 salarios mínimos, es decir Bs 1.376.220. Anteriormente, diciembre del año 2018, el Ejecutivo había entregado un bono de Bs 1.800 ─ 0,160616 petros─ a los pensionados correspondiente al tercer mes de aguinaldos que luego de ser recibido por los ciudadanos podía ser canjeado a bolívares de forma instantánea en el portal web del carnet del patria. Luego, podría ser retirado, total o parcialmente, a una cuenta bancaria.

Para sorpresa de la población, en esta oportunidad los 0,5 petros entregados por el Estado no pueden ser canjeados de manera automática. La conversión ahora debe ser realizada mediante la publicación en el portal web www.patria.org.ve de una orden de venta de dichos petros, la cual entra a una subasta para posteriormente, en caso de ser aceptada por un comprador, proceder a la adjudicación de los bolívares.

Esta decisión de cambiar el mecanismo que permite el canje de los petros a bolívares es, a juicio del economista Jesús Casique, un intento desesperado del gobierno para obligar a la población a utilizar el petro como mecanismo de pago.

blank
El objetivo del gobierno central es convertir el petro en la moneda de circulación en Venezuela desplazando al bolívar, cosa que es totalmente imposible”, dice Casique para El Diario.

Según lo anunciado por Maduro, el bono beneficiará a unas 8.000.000 de personas lo que equivale a 4.000.000 de petros a ser adjudicados por un valor total de casi 120.000.000 de dólares.

El experto afirma que es necesario recordar que el petro no es una criptomoneda pese a que desde el gobierno se le denomina de esa manera. Señala que la muestra más representativa de ello es que ninguna casa de cambio de criptomonedas en el mundo permite la conversión de petros a criptomonedas como Bitcoin o Dash y viceversa. Añade que, a diferencia de estas criptomonedas cuyo precio está definido por la oferta y la demanda, el precio del petro es fijado por el gobierno venezolano.

Casique es tajante al afirmar que el petro, además de no ser una criptomoneda, es una flagrante violación a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) en sus artículos 12, 312 y 318, además de la Ley Orgánica de Hidrocarburos en su artículo 3. Explica que, tal y como fue concebido por el gobierno, el petro representa una emisión de deuda no autorizada por el Parlamento debido a que su valor está respaldado en las reservas petroleras de Venezuela las cuales según la Ley son inalienables.

El artículo 12 de la Constitución refiere:

blank Los yacimientos mineros y de hidrocarburos, cualquiera que sea su naturaleza, existentes en el territorio nacional, bajo el lecho del mar territorial, en la zona económica exclusiva y en la plataforma continental, pertenecen a la República, son bienes del dominio público y, por tanto, inalienables e imprescriptibles”.

Recuerda, además, que esta violación a la Constitución ya fue denunciada en dos oportunidades por el Parlamento de manera unánime. Una de dichas denuncias se produjo luego de realizada la preventa del petro.

“Uno de los motivos por los cuales el Petro es ilegal es que fue sancionado en dos oportunidades por la Asamblea Nacional de Venezuela”, apunta.

Aceptar pagos en petro

blank
Foto:Referencial

Luego del anuncio de la entrega del mes de aguinaldo en petros,  se informó que más de 4.800 comercios ubicados en todo el territorio nacional se encontraban habilitados para recibir pagos en petro. No obstante, la cifra se torna insuficiente al considerar que la cantidad de personas que han recibido el bono es superior a los 8.000.000.

El economista afirma que no existen estímulos para que la empresa privada comience a aceptar el petro como mecanismo de pago. Agrega que, hasta el momento, ninguna normativa legal obliga a los comerciantes a tener que recibir petros.

blank
No existe ningún incentivo para que los comercios decidan aceptar petros como método de pago. Creo que la decisión de aceptarlos es algo personal de cada comerciante. El gobierno no puede imponer que todos los comercios tengan que implementar el biopago para aceptar petros”, explica.

Casique considera que aquellos establecimientos que se encuentran aceptando petros, lo están haciendo bajo su propio riesgo, pues no existen garantías de que posteriormente podrán canjearlos ─a su conveniencia─ por los bolívares necesarios para reponer mercancía y pagar a sus empleados.

Raspa petros

blank
Foto: Referencial

Producto de la dificultad al momento de convertir los petros a bolívares mediante las subastas, algunos comercios han decidido ofrecer la posibilidad de realizar la operación de canje cobrando comisiones que pueden llegar a ser de hasta 60% del valor.

Este comportamiento es percibido por el economista como una muestra más de que el mercado, al enfrentarse a desviaciones, fija sus propias reglas.

“Siempre que hay controles y distorsiones, el mercado busca alguna salida y esa es la solución que se les está presentando a quienes reciben el petro y no lo pueden cambiar mediante los canales regulares”, señala Casique.

Cree que ante esta modalidad de cambio del aguinaldo debería producirse un pronunciamiento por parte del gobierno para conocer si esta actividad es lícita o si por el contrario infringe la ley de alguna manera.

Gastar o ahorrar los petros

blank
Foto: Referencial

Todo intento por ahorrar en bolívares en una economía hiperinflacionaria como la que vive Venezuela es, a juicio de Casique, un «error garrafal». Explica que cualquier monto, sin importar lo elevado que pueda ser, será pulverizado. Es por ello que no duda en aconsejar a la ciudadanía, y en especial a aquellos que recibieron el bono en petros, que lo gasten a la brevedad.

“Lo recomendable es que lo consuman lo más rápido posible adquiriendo alimentos o productos para el hogar”, indica.

El economista advierte que el principal inconveniente de gastar el monto total del aguinaldo en petros es que debido a lo exiguo de la cantidad que representa en bolívares los ciudadanos no están en la capacidad de adquirir una cantidad considerable de productos.

Casique no duda en indicar que, pese a que desde el gobierno se habla del petro como la gran solución a muchos de los problemas económicos que afronta el país, esto es una falacia debido a que su uso no resuelve los problemas de fondo de la economía: el bajo poder adquisitivo de los salarios o la hiperinflación.  

De continuar la actual espiral hiperinflacionaria no descarta que el gobierno continúe subiendo su valor , como lo ha venido haciendo desde el momento de su creación a inicios del año 2018.

“Si el gobierno no ataca la hiperinflación lo que seguramente va a continuar haciendo es aumentar el valor del petro de manera frecuente tal y como lo ha venido realizando”, concluye.

Noticias relacionadas