• Millones de venezolanos han decidido salir del país buscando mejor calidad de vida para los suyos. Muchos de ellos se han visto obligados a dejar a sus hijos, en algunos casos, sin una fecha de reencuentro clara. Cecodap recomienda buscar apoyo de especialistas para evitar traumas en los menores

Pausaron las celebraciones de cumpleaños, las reuniones en épocas navideñas, pospusieron los paseos en familia y, entre tantos sacrificios, mantienen en su agenda el reencuentro con el motivo que los impulsó a emigrar de Venezuela: sus hijos. 

Esta historia se repite en los hogares de millones de venezolanos que salieron del país buscando mejor calidad de vida para los suyos. Se vieron obligados a dejar a sus hijos en casa, bajo el cuidado de abuelos, tíos, hermanos. Sin fecha de reencuentro establecida y con la nostalgia del retorno, son protagonistas de otro de los dramas que ha originado el movimiento migratorio más grande de la región en los últimos 20 años. 

Niñez dejada atrás 

Las cifras son alarmantes. Más de 4.600.000 de venezolanos han abandonado el país a causa de la crisis, esto según datos de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). El éxodo, que ha supuesto una pérdida importante para los sectores productivos del país, también ha dejado en el limbo a cientos de menores.

Los efectos de la migración

930.020

niños y/o adolescentes fueron afectados por la migración en 2019

849.000

niños y/o adolescentes fueron afectados por la migración en 2018

Un estudio presentado por la organización para la defensa de los derechos infantiles, Cecodap, revela que se produjo un aumento de 81.020 niños afectados por la migración en comparación con 2018.

Los datos presentados por la ONG representan casi el 10% de la población infantil en Venezuela. Supera la totalidad de habitantes de estados como nueva Esparta y Sucre.

El informe de la ONG detalla que en 49% de los casos uno de los padres permaneció en el país luego de la migración del otro progenitor. El resto emigró en pareja, lo que supone la ausencia absoluta de los representantes de los menores, quienes además quedan bajo cuidado de un familiar sin los documentos legales requeridos que permitan ejercer su representación en cualquier área (educación, salud, etc).

Otros de los factores que recalca la ONG, es el envío de remesas. Al menos 88% de los padres encuestados envían dinero para seguir aportando al desarrollo del niño. No obstante, dado el agravamiento de la crisis económica, las cantidades no alcanzan igual que hace unos cinco meses atrás.

Cifras del éxodo. 1 de cada 5 migrantes deja a un niño atrás en Venezuela, esto de acuerdo con un estudio de Cecodap.

Jannia Orta, psicóloga infantil de Cecodap, explica para El Diario que la cifra de niños dejados por el éxodo es alarmante, y prevé que vaya en aumento de agravarse la crisis política y social que vive Venezuela.

La especialista recalca la necesidad de destacar que no se trata de niños abandonados puesto que sus padres se vieron forzados a salir del país y los dejaron a cargo de algún familiar. Son los niños los que sienten un sentimiento de abandono al no crecer junto a sus padres. Cecodap hace referencia al término de “niñez dejada atrás” para hablar de la problemática.

Efectos negativos en los niños

Foto: Reuters

Orta alerta que el éxodo no planificado genera en los niños una serie de efectos determinantes de cara al futuro, sin importar la edad. Cuando se trata de niños entre 1 y 8 años, aunque no suelen entender las causas por las que sus padres emigran, sí sienten una sensación de abandono que, en muchos casos, ocasiona un cambio de conducta en la escuela y en su estado emocional. 

En adolescentes el cambio se centra en la conducta y la sensación de culpabilidad, pues sienten que son responsables de la ausencia de los padres. 

En todos (niños) sin lugar a dudas deja una marca importante, nosotros consideramos que son generaciones que están afectadas, por lo menos va a generar un gran impacto de aquí a 30 años en generaciones, una persona que haya perdido a uno de sus padres porque emigró, eso ya genera un quiebre”, expresa la profesional.

El agotamiento de los representantes que quedan encargados de la crianza de los niños, es un factor que preocupa a Cecodap. El estudio detalla que al menos 50% de los niños que se quedan sin padre en Venezuela permanecen bajo el cuidado de abuelos que no cuentan con la misma energía, y mucho menos, conocen de nuevos métodos para la conducción de los menores. 

Un plan para enfrentar el éxodo 

Foto: AFP

Ante las estimaciones que sugieren un aumento del éxodo migratorio, se prevé entonces que más niños en Venezuela se queden sin sus padres, por lo que la situación podría agravarse este año.  

En este punto coincide Cecodap, es por ello que la psicóloga Jannia Orta destaca ciertas recomendaciones para que las familias que están por separarse a causa de la crisis logren tener un buen manejo de la situación, especialmente para el beneficio de los niños.  

Cómo enfrentar la ausencia por el éxodo

Reunificación. Es indispensable que antes de emigrar la familia tenga definido un plan de reunificación para no generar en el niño la sensación de abandono. La psicóloga recalca la importancia de que el menor pueda encontrarse lo más pronto posible con sus padres, mucho más si se trata de niños menores de 10 años.

No generar falsas expectativas. Es importante es no prometer a los pequeños cosas que no estén seguros de cumplir, por ejemplo, que lo visitarán durante la época navideña, que lo llamarán un determinado día de la semana. En este sentido, la especialista también recomienda tratar de hablar con el pequeño a través de videollamadas para hacer la comunicación más cercana, también sugiere a los padres tratar más temas y hacerles preguntas abiertas.

Apoyo profesional. Un aspecto que requiere de mucho enfoque es precisamente la necesidad de que tanto padres como los representantes que tendrán el cuidado del menor tengan ayuda de un especialista que les brinde las herramientas necesarias para afrontar esta situación.

Para el niño también es muy importante recibir una orientación que le permita entender la situación y evitar así cualquier factor negativo que pueda producirle estar lejos de sus padres. Cecodap es una de las asociaciones que ofrece asesoría en este tema.

Es importante acudir a los centros que prestan atención a los niños porque genera un impacto determinante para el futuro si no tengo las herramientas. A lo mejor en casa hay muchas peleas y se preguntan por qué no me funcionan con mis nietos las prácticas que hacía con la crianza de mis hijos. En esto puede ayudar un especialista, a cómo lidiar con esta generación nueva”, agrega la profesional.

Cecodap es una de las ONG que ha intensificado su trabajo para divulgar esta problemática y ayudar a que las familias que pasan por esta situación reciban el apoyo profesional que requieran para evitar efectos negativos en los niños.

En Venezuela, la crisis migratoria promete agudizarse en este año 2020. Organismos como Acnur y la Organización de Estados Americanos (OEA), estiman que la cifra de migrantes venezolanos se eleve a 5.000.000 e incluso llegue a los 5.500.000 a principios de 2021. Una situación que generará también mayor cantidad de niños sin padres en el país.

Esta situación, sin el seguimiento profesional necesario, podría originar daños emocionales en una generación que crece bajo la sombra del éxodo y la crisis.

Noticias relacionadas