• El país cerró 2019 con un récord de 16.739 protestas, la cifra más alta que ha registrado el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social

Durante los últimos años el venezolano ha recurrido a la protesta de calle para mostrar su descontento ante varios aspectos de la crisis: desigualdad social, emergencia humanitaria, déficit de servicios básicos, violaciones de derechos laborales, inestabilidad política y deterioro de la economía. 

Aunque en lo que va de 2020 la cifra ha sido menor a la registrada en años anteriores en lo que parece ser una disminución en la protesta política, ha ido de la mano de un incremento de las manifestaciones de origen social y laboral. 

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró en enero de este año un total de 618 protestas, un promedio de 21 protestas diarias. Con respecto a enero de 2019, la cifra de manifestaciones por mes habría disminuido 76%. 

blank
Imagen: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social 

Una de las características del más reciente informe del OVCS es que 64% de las manifestaciones estuvieron vinculadas con la exigencia de derechos sociales, culturales y ambientales. El resto (34%) fueron manifestaciones por derechos civiles y políticos.

Los habitantes del estado Sucre fueron quienes más exigieron sus derechos durante ese periodo, pues en tan solo 31 días ejecutaron 75 protestas. Las otras dos entidades donde más se manifestó fueron los estado Táchira y Bolívar, con 51 protestas cada uno. 

blank

El documento reveló que dentro del colapso de los servicios básicos, la escasez de gasolina en varias entidades del país, generó desesperación y descontento en los ciudadanos. 

Además, habitantes de varios estados tomaron las calles para denunciar maltratos, extorsiones y ejecuciones por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). 

blank

Luchas laborales persisten

Los gremios se han caracterizado por protagonizar una lucha que, hasta el día de hoy no ha cesado. Los trabajadores educativos y de la salud han llevado la batuta en estas manifestaciones laborales y su ejemplo fue seguido por varios sindicatos. 

En el pasado mes de enero ocurrieron 177 protestas para exigir derechos laborales, la mayoría de ellas relacionadas con el último aumento de sueldo decretado por Nicolás Maduro. 

Los trabajadores tomaron las calles bajo la consigna “Yo quiero un sueldo para quedarme en país”, esto en referencia a la alta cantidad de personal calificado que ha migrado a otros naciones en busca de oportunidades mejores.

blank
blank Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales». Artículo 91 de la Constitución.

Cinco días después del anuncio del aumento, y a propósito de la conmemoración del Día del Maestro, el gremio educativo salió a manifestar y denunciar que las precarias condiciones laborales de los educadores los obligan a buscar otras actividades informales. 

¿Cómo fue 2019?

El año 2019 cerró con un récord en la cantidad de protestas registradas en el país. El OVCS logró documentar un total de 16.739 en esos 12 meses, lo que evidenció una profundización de la emergencia humanitaria en el país. 

blank
Promedios de 2019

1.394

Protestas por mes

46

Manifestaciones diarias

A pesar de que ese año se caracterizó por tensión política en países como Chile y Brasil, Venezuela mantuvo su puesto como el país con mayor conflictividad social de la región, esto se debe a que las manifestaciones persistieron durante todo el año. 

El estado Miranda encabezó la lista de manifestaciones durante ese periodo, pues acumuló un total de 1.355 en 12 meses; seguida por Distrito Capital, con 1.290, y Mérida, con 1.255. 

blank
Exigencias más recurrentes

6.310

fueron manifestaciones políticas

5.375

por derecho a la vivienda y a los servicios básicos

4.756

por derechos laborales

El escenario político en el que Juan Guaidó fue designado presidente interino de la República en enero y el mega apagón de marzo, fueron sucesos determinantes que tuvieron repercusión en las protestas de ese año. 

Las manifestaciones laborales fueron lideradas por el gremio educativo,  quienes fueron los que más protestaron en 2019, seguidos por el de la salud y el de los transportistas. 

blank

La crisis humanitaria, política y económica siempre será un detonante de manifestaciones de calle, por lo que hasta que esos aspectos no se regulen Venezuela continuará presentando mayor conflictividad social que sus países vecinos.

Noticias relacionadas