• No tener dinero para alimentarse o poder pagar el alquiler es el principal miedo de los migrantes ante la posibilidad de que el gobierno de Sebastián Piñera declare una cuarentena

El temor de ver una ciudad en caos sigue latente. Pocos meses después de haberse experimentado en Chile una importante explosión social que causó pérdidas en infraestructura de 4.5 millardos de dólares, y en el que los migrantes se vieron afectados por el crecimiento del desempleo, ahora suma una nueva arista: el coronavirus que llegó al país el pasado 3 de marzo.

En Chile la cifra de infectados por el virus es de más de 200, lo que ha aumentado el miedo de muchos extranjeros, especialmente venezolanos, que residen en el país suramericano y que viven del día a día para poder cubrir los gastos básicos, como comida y alquiler. 

Mayoría entre los extranjeros Los venezolanos son las comunidad de migrantes más numerosa de Chile. Hay más de 280.000.

Heilen López es una de las afectadas. Emigró de Venezuela en 2019 junto a su esposo y sus dos hijas. En entrevista para El Diario comentó su angustia por no tener mayor información sobre lo que pasará con los inmigrantes ante esta pandemia que podría obligar al gobierno de Sebastián Piñera a decretar una cuarentena general. Práctica que han implementado otros países  de la región como Venezuela y Perú.

“Lo más caótico es que aquí nadie habla de nosotros, nadie dice nada. No sé si tendré para pagar el alquiler, si tendré para comer, nada. Estoy preocupada”, dijo López, quien luego de casi un año pudo obtener la visa de residencia y el permiso de trabajo.

blank
CNN Chile

“Tengo todos estos meses ilegal (…)  mal pagada. Salí de una crisis y me monté en otra”, acotó.

No obstante, tener un contrato laboral tampoco es garantía de estabilidad en la actual situación. Marisela Machado es otra de los miles de venezolanos que emigraron en busca de mejores oportunidades. Actualmente trabaja en la ciudad de Santiago como vendedora en una tienda.

Coronavirus en Chile

238

casos confirmados hasta ahora

“Nosotros como migrantes no tenemos casa (propia) si no trabajo cómo pago el arriendo”, expresó. 

Dayana Sánchez, venezolana y periodista del diario chileno La Tercera, ratificó que existe un temor en la comunidad venezolana, no solo de ser contagiados por el virus, sino de que la crisis de salud ahora afecte sus empleos. 

blank
“Es muy difícil saber qué va a pasar con los venezolanos. Es obvio que si hay una pequeña empresa que esté sorteando ante lo ocurrido en octubre y no se ha recuperado de eso, ahora le toca asumir las consecuencias del coronavirus. Si se paraliza por completo el consumo evidentemente se tendrá que ver forzada a cerrar sus empresas. Va a preferir irse a la quiebra que seguir perdiendo”, dijo.

Destacó que gran parte de los connacionales se encuentran laborando en comercios y áreas de turismo, que han sido las más afectadas en esta crisis. Sin embargo, aclaró que el gobierno está tomando medidas de liquidez y facilidad de paga para evitar esto.

Medidas tardías 

Para la mayoría de los ciudadanos el gobierno demoró en tomar medidas para lograr frenar el contagio dentro del país, que desde el 16 de marzo superaron los 100 casos, entrando en fase 4 la nación. 

blank
Foto: AFP

La primera orden fue suspender las clases presenciales y apenas este lunes 16 de marzo el presidente Piñera anunció el cierre de fronteras marítimas, aéreas y terrestres, pero sin decretar una cuarentena general para evitar que el virus se siga propagando en el territorio chileno. 

Sin embargo, el 18 de marzo el mandatario chileno tomó medidas más drásticas tras decretar Estado de Catástrofe para afrontar la situación e impedir un alza en los casos de afectados por el virus.

La medida se comenzará a aplicar a partir del  jueves 19 de marzo y tendrá una duración de 90 días. 

¿Qué implica el Estado de Catástrofe en Chile?

-Un jefe de las Fuerzas Armadas estará a cargo de cada región.

-Se restringe la libertad de movimiento y las reuniones.

-Se puede limitar el ejercicio del derecho de propiedad.

-Es posible solicitar la requisición de bienes.

Anteriormente otros entes como la Alcaldía del municipio La Florida, en la ciudad de Santiago, ordenó el cierre de los patios de comidas (ferias), cines y gimnasios en ese sector. 

“Lo que tenemos que apuntar es a dónde se aglomera mucha gente, que son los centros comerciales, gimnasios, cines”, dijo Rodolfo Carter, alcalde de La Florida durante una rueda de prensa.

Ante las declaraciones del alcalde, la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) emitió un comunicado en el que catalogó  como una “mala medida” la decisión.

blank
“En primer lugar un tema cultural, que hace que no abordemos seriamente el tema como sociedad, muestra de ello son estudiantes que al no tener clases organizan fiestas o marchas, demostrando total falta de conciencia. En segundo lugar está el tema del transporte público, que es un gran vehículo de eventual contagio. Al respecto, proponemos una flexibilización inteligente de los horarios que permita bajar el ritmo del transporte en horarios punta, disminuyendo las posibilidades de transmisión del virus”, reza el oficio.

 La ministra de Trabajo, María José Zaldívar, mediante su cuenta en Twitter instó a los empleadores a no exponer a sus trabajadores y “colocarse en el lugar del empleado”. 

“Si ellos pueden realizar sus labores desde sus hogares y mediante el teletrabajo, les pedimos aplicar esta medida. Entendemos que hay áreas que no pueden realizar teletrabajo, solicitamos mayor flexibilidad en la jornada laboral. No generemos aglomeraciones en el transporte público, ni más focos de contagio”, señaló la ministra.

El departamento de extranjería también emitió medidas de prevención para evitar contagios, por lo que informó sobre la atención electrónica para que los inmigrantes puedan agilizar sus trámites. 

En ese sentido, los extranjeros podrán obtener un estampado provisorio de visa, la que deberán imprimir y tendrá una duración de seis meses, para luego estampar en su pasaporte. 

100.000 enfermos

El ministro de Salud, Jaime Mañalich informó que el Estado estima que para la semana 8 (finales abril, principio de mayo) el número de contagiados llega a su “peak” y acotó que el peor escenario que se podría experimentar es que en esa semana aumenten los contagios a 100.000.

blank
Foto: AFP

“El peor escenario que hemos simulado para hablar en concreto, suponiendo que efectivamente tenemos un peak muy elevado de la enfermedad, es que tengamos en el mismo momento – yo no digo que esto vaya a ocurrir – pero nos hemos preparado para que al mismo momento haya 100 mil enfermos».

Las declaraciones del Estado no alivian la angustia y la zozobra en la que viven los ciudadanos, en especial los migrantes, quienes repiten la frase: “si no produzco no como”. La pandemia del coronavirus aviva el miedo de resultar infectados en un país en el que no todos cuentan con apoyo familiar y que además, podría ocasionar la acumulación de deudas en caso de que al declararse una cuarentena sus empleadores no les paguen sus sueldos.

El temor de vivir una ciudad en caos sigue latente.

Noticias relacionadas