• Con el apoyo de más de 50 países, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró en exclusiva para El Diario que el régimen ha llevado al país a un colapso absoluto, pero señaló que la transición hacia la democracia está encaminada

En medio de una Semana Santa atípica por la pandemia del coronavirus (Covid-19), el presidente encargado, Juan Guaidó, conversó en exclusiva para El Diario sobre de las acciones que está desarrollando su administración para hacer frente a la crisis por el virus.

Entrevista con el Presidente (E) Juan Guaidó

¡Ya estamos #EnVivo con el Presidente Interino de Venezuela Juan Guaidó 🇻🇪!

Posted by El Diario on Saturday, April 11, 2020

De acuerdo con Guaidó, el régimen de Nicolás Maduro oculta las cifras con respecto a los casos confirmados de Covid-19 en Venezuela. Además, sostuvo que el manejo de la situación ha sido sin preparación y es “imposible conocer los datos ciertos en medio de la cuarentena”. 

“Maduro está mintiendo descaradamente”, dijo el presidente encargado, quien no se aventuró a precisar una cifra específica, a pesar de que se atreve a decir que hay cerca de 200 contagios en el país, según los últimos datos que manejaba para el 20 de marzo de este año. 

blank
No, no podemos dar cifra porque no hay precisión. La última cifra que manejamos por consulta interna iba entre 198 y 200 casos” comentó.

Guaidó recomendó en este punto seguir las medidas de prevención, pero al tiempo advirtió sobre una posible “catástrofe humanitaria” que estaría ad portas de Venezuela. 

El gobierno interino ha insistido en que las ayudas humanitarias se están gestionando y manejando a través del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y demás instituciones de carácter internacional que operan en Venezuela desde hace algunos años. 

Médicos Sin Fronteras (MSF), Cruz Roja Internacional, Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Panamericana de Salud (OPS) y Cáritas de Venezuela, son algunos de esos entes multilaterales que están canalizando el recibimiento y distribución de los insumos para hospitales y personal médico. 

La gran pregunta es: ¿cómo la ONU gestiona la ayuda si reconocen a Maduro y no a Guaidó? su respuesta inmediata es que se canalizan por medio de sistemas de ayuda humanitaria y la premisa del organismo multilateral es no politizar las ayudas para los ciudadanos que están siendo víctimas de la pandemia. 

El presidente encargado fue claro en resaltar que EE UU y Taiwán han sido los gobiernos, por los momentos, que han entregado ayudas y aportes humanitarios en esta etapa que se está atravesando. 

¿Quién tiene el control en Venezuela?

Al ser consultado sobre quién está llevando el control de la pandemia en Venezuela, Guaidó aseveró que “Maduro no tiene control de nada, tiene el control del desastre”. Dijo además que el régimen ha llevado al país a un colapso total del sistema. Maduro es un paria internacional”, acotó.

La coerción y los cuerpos de seguridad en las calles son los que han logrado contener en algunos sectores a los ciudadanos, porque el miedo es lo que está presente, según deja entrever el presidente interino en sus comentarios. 

El aparente control que hace ver el régimen, según dice Guaidó, se ha realizado dictando medidas que se han implementado por la fuerza. 

Asimismo, el presidente interino explicó que en medio de la pandemia no se puede promover la educación en las escuelas, pues no todos los niños tienen acceso a Internet y no hay un porcentaje de menores que cuenten con una tableta en casa que les permita avanzar. 

blank
Para que la situación avance luego de la emergencia mundial, la opción es un cambio y el cambio pasa porque el régimen entregue el poder y dé paso a una restauración de un nuevo sistema también en materia de educación”, sentenció.

La propuesta política que sí está sobre la mesa 

Juan Guaidó insiste en su propuesta de gobierno de emergencia para encaminar el país a un proceso de transición. Recuerda que este proyecto ha sido bien visto por la comunidad internacional y que EE UU fue el encargado de hacerla pública y que los funcionarios de Donald Trump han tildado de “muy generosa” para el régimen.

La propuesta de Guaidó, aclara que no solo es una propuesta para Maduro y su entorno, es para todo aquel que quiera contribuir con el proceso de recuperación de Venezuela. 

Ha habido acercamientos (desde el régimen)a propósito de la propuesta de transición, asegura Juan Guaidó y coincide con lo expresado por los funcionarios estadounidenses. Pero el mandatario interino señala también que todavía no es posible hacer públicos los detalles por motivos de persecución.

“La dictadura entiende que para ellos es inevitable e inviable (…), quizás no lo puedan decir públicamente” insiste el presidente interino, quien tiene una opción para buscar una salida hacia la transición. 

El escenario de las elecciones Presidenciales en Venezuela 

La propuesta de 11 puntos que presentó públicamente Estados Unidos y que ahora es respaldada incluso por la Unión Europea (UE), establece un escenario electoral en el que las candidaturas presidenciales son determinantes.

La figura de Guaidó, como encargado, y la Maduro, como líder de un régimen, están contempladas, pero solo si ambos están dispuestos a separarse de la responsabilidades que ostentan (entendiendo que EE UU estaría apoyando una candidatura de Guaidó). La transición, sin duda, generaría una confianza casi inmediata en Venezuela nuevamente, insiste el presidente del parlamento. 

“El que no tiene alternativa el dia de hoy es Maduro, por señalado” por narcotráfico y apoyar al terrorismo, asegura.

La alternativa para ellos (el régimen) es conformar un consejo de gobierno, y políticamente no hay un margen de maniobra más allá del amedrentamiento, según expresa Guaidó. También dice sin desparpajo que no está en medio de esta cruzada por un cargo o una silla, sino que muestra disposición a separarse del mando si eso contribuye a generar el clima necesario para la recuperación democrática.

¿Y la candidatura?

Guaidó no está muy convencido de responder con respecto a no presentar su nombre a una candidatura presidencial, pero sí está convencido de hacer hasta el último esfuerzo para que el escenario de unas presidenciales se dé de manera equitativa, libre y transparente. 

“Estoy dispuesto a hacer lo que sea necesario (…). Yo quiero pasar a la historia de este país como un servidor, como el papá de Miranda (su hija), como un buen amigo, una buena pareja. Quiero pasar a la historia como un buen ciudadano”, expresó.

En el momento necesario se decidirá si va o no por la primera magistratura de Venezuela, y será entonces cuando los venezolanos hagan lo que les corresponde, decidir de manera electoral. 

Como presidente del Poder Legislativo, Guaidó establece que el derecho al voto es un derecho ganado y hay que ejercerlo, por más intentos que puedan hacerse para evitarlo. Habla incluso de la posibilidad de una participación de venezolanos que se encuentren fuera del país. Un plan electoral debe ser “libre y justo” y es un “falso dilema si ir o no a unas parlamentarias”.

Claramente la prioridad para el diputado y jefe del gobierno interino es un escenario presidencial sin descartar un doble tablero de comicios: Parlamentarias y Presidenciales siempre y cuando las condiciones sean las óptimas para un acto electoral de esa magnitud.

Guaidó, su entorno, la persecución y su familia 

“Estoy muy tranquilo, estoy muy enfocado”, así responde luego de respirar hondamente. El primer caso al que hace referencia es al de su tío, Juan José Márquez, quien fue detenido por el régimen y de quien recuerda cómo lo apoyó en su primer empleo cuando era más joven. 

“Yo puedo dormir tranquilo (…) con la satisfacción de que estoy haciendo mi trabajo, pero con la insatisfacción de que aún no lo he logrado” insiste Juan Guaidó, quien además asegura que dentro del régimen no debe existir tranquilidad y no deben dejar de pensar incluso en las recompensas internacionales. 

A Juan Gerardo Guaidó Márquez se le nota el agradecimiento a los venezolanos por aguantar, por seguir adelante en medio de las circunstancias y por seguir creyendo y acompañándolo.

“Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. No hay tiempos establecidos para la restitución de la democracia en el país, pero sí hay que destacar que el mundo nos ve, nos tiene en el radar, están apoyando una propuesta y vamos encaminados a lograr una elecciones libres”, detalló. 

Guaidó podría, con o sin candidatura, pasar a la historia como el joven de aquella generación de 2007 que siendo un dirigente estudiantil llegó a ser un legislador y se convirtió en la esperanza de todo un país; en la persona que puede cumplir el deseo soñado de quienes tienen a sus familias desmembradas, dispersas por el mundo.

Que los que se fueron puedan volver para reconstruir juntos el país que les arrebataron es su meta, el objetivo por el cual se mantiene luchando.

Noticias relacionadas