• El equipo de El Diario conversó con un neumonólogo sobre los efectos que tiene la exposición a la contaminación del aire en personas asmáticas, con enfermedades respiratorias e incluso con Covid-19

En lo que va del mes de abril, el país ha sido testigo de incendios forestales en la ciudad de Caracas. Solo el pasado 11 de abril se registraron diez incendios simultáneos en la localidad, uno de los más fuertes ocurrió en el área montañosa que rodea el Hospital general Dr. José Ignacio Baldó (El Algodonal), uno de los centros centinela para atender a pacientes con Covid-19. 

El centro de salud, ubicado en el suroeste de la ciudad, es un complejo hospitalario en el que principalmente se atienden patologías respiratorias, por lo que el humo y las cenizas generados por los incendios se convirtieron en el dolor de cabeza de quienes estaban de guardia ese sábado. 

Alí García, neumonólogo de El Algodonal, explicó que el incendio comenzó muy cerca del área de aislamiento de los pacientes con Covid-19, lo que implicó que tanto el personal de salud como el único paciente que allí se encontraban fueran evacuados. 

Afortunadamente ni el personal de salud ni los pacientes tuvieron ninguna manifestación respiratoria grave. Algunos de los trabajadores solo presentaron molestias en los ojos e irritación y congestión nasal. No hubo ningún caso de neumonía por inhalación de humo ni quemaduras de las vías aéreas”, indicó García en una entrevista para El Diario.

El personal del centro de salud actuó rápidamente y logró evitar alguna complicación en el estado de los pacientes. Sin embargo, el médico sugirió a los ciudadanos tomar algunas medidas de prevención mientras continúe la calima en el ambiente. 

¿Qué es la calima? Es un fenómeno meteorológico que consiste en la acumulación de partículas de polvo, arcilla o arena suspendidas en la atmósfera.

En vista de que los venezolanos están cumpliendo medidas de cuarentena social y deben mantenerse en sus casas el mayor tiempo posible, el especialista recomendó a los ciudadanos cerrar las ventanas al momento de percibir el olor a humo o que la calidad del aire ha empeorado. 

García comentó que el efecto principal que tiene la calima en la salud es la irritación de las mucosas, es decir de los ojos, la nariz, la garganta e incluso la piel.

Al inhalar esa cantidad de partículas se va a producir irritación en el tracto respiratorio, estornudos, congestión nasal, picazón en el paladar y la garganta y finalmente tos, esos son los principales síntomas respiratorios”, añadió.

Si estos síntomas ya están presentes, el médico recomienda hacer un lavado completo de la cara, nariz y manos para disminuir la reacción alérgica. Advierte que no es favorable automedicarse. 

“Nuestra población no viene arrastrando el problema del aire desde hace pocos días, solo que la calima lo hace más evidente y esta constante exposición a la contaminación hace que pacientes que comenzaron con síntomas nasales puedan pasar a tener complicaciones respiratorias y es allí cuando deben acudir al médico y probablemente pasen a un neumonólogo”, agregó. 

Aunque todos los habitantes de Caracas están expuestos a inhalar la calima, García asegura que hay pacientes que deben estar mucho más atentos a este problema y mantener medidas de protección más estrictas. 

Alguien asmático, con fibrosis pulmonar, con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o incluso algún paciente con antecedentes de tuberculosis está más predispuesto a presentar síntomas respiratorios. Lo primero que nosotros le decimos a este tipo de paciente es que se mantenga como en una burbuja y que se cuiden ellos mismos para que el medio ambiente no los afecte”, expresó

Coronavirus y calima

El nivel de afección de los pacientes con Covid-19 por la contaminación del aire estará directamente relacionado con qué síntomas han presentado desde que fueron diagnosticados. 

El neumonólogo aseguró que cada caso del nuevo coronavirus es diferente, pues no todos los contagiados presentan los mismos síntomas e incluso algunos no presentan ni siquiera fiebre ni tos, que son los más comunes, sino otros distintos. 

Lo que hemos notado es que este coronavirus es el gran simulador, al igual que la tuberculosis. Hemos tenido pacientes con coronavirus sin dificultad respiratoria ni otros sintomas, solo presentando alteración en el olfato y en el gusto”, detalló.

El médico indicó que las personas con coronavirus que corren más riesgo son aquellos que tienen o se recuperaron de una neumonía. Además, señaló que quienes se mantienen hospitalizados estarán más protegidos, porque allí deben tener una mascarilla de protección.

Con las medidas básicas de prevención los venezolanos pueden evitar las alergias y otras afecciones causadas por la contaminación del aire mientras disminuyen los incendios forestales en el país. En caso de que haya alguna complicación, acudir siempre a un especialista y evitar la automedicación. 

Noticias relacionadas