• El presidente interino de Venezuela reiteró que continúa trabajando en activar un proceso de presión suficiente contra el régimen de Nicolás Maduro para lograr que se realicen elecciones presidenciales

Durante una entrevista realizada por Atlantic Council este 23 de abril, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, desmintió que existan conversaciones secretas con el régimen de Nicolás Maduro, como lo había señalado un artículo de la agencia de noticias Reuters. 

Destacó que el único acuerdo posible es el de la conformación de un gobierno de Emergencia Nacional, que incluiría a todos los sectores políticos del país, así como a las Fuerzas Armadas, para “buscar fuentes de financiamiento” que permitan acceder a la ayuda internacional.  

blank
“La lucha por Venezuela es la dignidad humana, por rescatar la democracia. Queremos garantizar el espacio para la participación de todos los venezolanos”, dijo.

“En el gobierno de emergencia nacional incluiremos a todos los sectores que garanticen gobernabilidad y seguridad al país”, añadió.

Guaidó señaló que se debe “activar un proceso de presión suficiente” contra “la dictadura”, para que exista una elección presidencial como la planteada por la Asamblea Nacional (AN) en octubre de 2019.

“No estoy para asumir un cargo, sino una responsabilidad. No estamos hablando aquí, sino de buscar alternativas y soluciones. Eso es lo que pusimos hace seis meses y lo volvemos a poner en la mesa para avanzar de manera rápida” en la solución de la crisis, señaló el presidente interino.

Por ello destacó que no va a ser posible la solución de la emergencia humanitaria «con Nicolás Maduro usurpando el poder, con el alto régimen vinculado al narcotráfico”.

Guaidó confirmó que el régimen tiene un corredor aéreo con Irán, a través de la aerolínea Mahan Air (sancionada por EE UU) y que ha realizado vuelos a través de la ruta Teherán-Punto Fijo. “Es una línea aérea ya sancionada por transporte de armas, ha tenido dos vuelos en las últimas 48 horas”.

Crisis sanitaria agudizada por el Covid-19

El presidente interino desestimó que la cifra real de casos de Covid-19 en Venezuela sea de 298 personas, como asegura el régimen de Nicolás Maduro. «Lamentablemente la cantidad de pruebas que están haciendo (en el país) es la más baja de América Latina», añadió.

En ese contexto, advirtió que 83% de los hogares del país no tienen acceso al agua, cuando una de las principales medidas de higiene para hacer frente al virus es lavarse las manos con agua y jabón.

“El problema no es solo el colapsado sistema de salud, sino que la dictadura no ha permitido el ingreso de cierta ayuda humanitaria”, expuso el presidente interino. 

Sin embargo, señaló que con la ayuda de gobiernos aliados como Colombia y Brasil se lograron entregar 6.000 litros de desinfectante y alcohol a la población, pero mencionó que no es suficiente para cubrir las necesidades de todos.

De igual forma, explicó que han recibido 9 millones de dólares a través de EE UU que ha ido al sistema de Naciones Unidas (ONU). Además, 20 millones de dólares de fondos protegidos para las multilaterales. 

Señaló que uno de los retos con respecto al ingreso de la ayuda humanitaria es acabar con bloqueo del régimen y lograr un espacio real para la asistencia necesaria que se requiere incluso antes de la pandemia.

Saqueos en en el país

Aunado a la crisis sanitaria que ha generado el Covid-19, los venezolanos deben lidiar con la falla en los servicios básicos (agua, gas, luz) y la escasez de alimentos, medicinas y combustible.

En ese sentido, en Cumanacoa, estado Sucre; Punta de Mata, estado Monagas; y en Upata, estado Bolívar, han estallado saqueos este 23 de abril. Las fuerzas de seguridad del Estado han reprimido fuertemente a los manifestantes. 

De hecho, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) confirmó la muerte, por dos impactos de bala, de Charlis Antonio Nuñez (29 años de edad), quien se encontraba en las protestas por alimentos. 

“Hoy hay saqueos en algunos estados del país por causa del hambre. Urge una solución del conflicto”, dijo Guaidó, quien añadió que Venezuela es uno de los países que está dentro del rango de hambruna. 

Al ser consultado sobre si se postularía como candidato a unas elecciones presidenciales, Guaidó indicó que como servidor público “tiene muy claro su rol, en este momento en Venezuela: articular un proceso suficiente de presión a una dictadura que desemboque a una elección realmente presidencial”.

Noticias relacionadas