• Largas filas de vehículos y motos prevalecen en las estaciones de servicio del país; no todas han podido ser surtidas con combustible y los ciudadanos denuncian que no se cumple con el esquema establecido por el régimen de Nicolás Maduro.  Foto: Federico Parra / AFP

La agonía de los ciudadanos para surtir gasolina sigue latente. Las largas filas en las estaciones de servicio prevalecen y se han convertido en parte de la rutina diaria. A la incertidumbre de saber si llenarán o no el tanque de sus vehículos o motos, muchos venezolanos se preguntan cómo será el mecanismo de pago del combustible.

Desde el lunes 1° de junio entró en vigencia el nuevo esquema de cobro de gasolina en Venezuela. Por ende, la mayoría de las estaciones de servicio fueron surtidas de combustible. En 1.368 gasolineras la venta debía ser subsidiada (es decir, a 5.000 bolívares por litro); mientras que otras 200 manejarían la modalidad premium (0,50 dólares por litro).

Este nuevo esquema, anunciado por el régimen de Nicolás Maduro, contempla una cuota máxima mensual de 120 litros de combustible por vehículo y 60 litros para las motos. Sin embargo, muchos ciudadanos han expresado irregularidades al momento de acudir a las estaciones de servicio.

En El Diario realizamos un top con las 10 fallas más recurrentes que se han presentado en distintas gasolineras del país a tres días de haberse implementado la nueva modalidad para surtir combustible.

1. Incumplen el horario de apertura

De forma preliminar, el régimen había fijado un horario de 6:00 am a 7:00 pm para la venta de gasolina subsidiada, mientras que las estaciones de servicio premium debían mantenerse activas de 6:00 am hasta las 12:00 am. Sin embargo, el 1° de junio Tareck El Aissami anunció un ajuste y detalló que el horario sería de 5:00 am a 5:00 pm para ambas modalidades. 

Pero en la práctica la realidad fue otra. Esa misma mañana muchas de las gasolineras no abrieron en el horario estipulado. Diversos ciudadanos compartieron imágenes en redes sociales que constataban el hecho. 

A las 7:15 am la única estación de servicio de El Hatillo (San Luis) no se encontraba surtiendo aún, según reportó para El Diario Jesús Alvarado*, un ciudadano que se encontraba en el sitio.

2. Cierran anticipadamente

Alvarado indicó que horas después de que inició la venta, mencionó que el combustible se había acabado y que a la 1:00 pm llegaría una gandola para reponer el suministro.

No obstante, la gasolinera cerró antes de lo previsto y los funcionarios policiales retiraron, vehículo por vehículo, a todos de la fila. Les indicaron que estaba prohibido pernoctar en el lugar, por lo que debían regresar al día siguiente. A las 10 pm fue que llegó una gandola para surtir de nuevo la estación de servicio, pero para despachar el día siguiente.

Foto: Federico Parra / AFP

Esa misma realidad se ha replicado en otras estaciones del país. En la mayoría el combustible se termina antes de lo esperado, mientras que en otras pocas las filas avanzan con rapidez. 

3. Venden fuera del horario estipulado

A pesar de que El Aissami señaló que el horario de funcionamiento para todas las estaciones de servicio era de 5:00 am a 5:00 pm, El Diario pudo constatar que la estación de servicio de Las Mercedes aún se encontraba surtiendo combustible a las 7:00 pm.

4. Cambian sin previo aviso el precio del combustible

Aunque en un principio el régimen indicó que 1.368 estaciones estarían surtiendo la gasolina a precio subsidiado y solo 200 lo estarían suministrando a precio internacional, no es un esquema que se cumple en la práctica.

Usuarios denunciaron en redes sociales que las estaciones de servicio que estaban estipuladas para surtir combustible a precios subsidiados, pasaron al esquema premium sin previa notificación. El argumento de funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) fue que se la confusión se originó por un error de clasificación de las gasolineras.

De hecho, este 3 de junio, la alcaldía de Chacao informó a través del servicio de mensajería de WhatsApp que al menos nueve estaciones de servicio del municipio surtirán combustible sin restricciones con pago en dólares y que no se empleará la modalidad del subsidio. 

5. No cumplen el plan pico y placa

El suministro de gasolina subsidiada se tendría que estar realizando según el último número de la placa del vehículo: lunes 1-2, martes 3-4,  miércoles 5-6, jueves 7-8 y viernes 9-0, luego sábado 1 y 2, domingo 3 y 4; y la semana siguiente sigue rotando. Es decir, lunes 5 y 6, martes 7 y 8 y así sucesivamente.

El 2 de junio en la estación de servicio de Macaracuay, en el municipio Sucre, se pudo observar que había personas esperando por surtir combustible a las 4:00 am en la avenida Río de Janeiro con números de placa distintos a los números 3 y 4, que era a quienes –según el nuevo esquema– les tocaba surtir de combustible ese día. 

Este 3 de enero fuentes consultadas por El Diario constataron que en las estaciones de servicio de San Martín, municipio Libertador, a la altura de Artigas, no se respeta el esquema, ya que había vehículos con placas terminadas en 8, 3 y 1 surtiendo sin inconvenientes.

6. No disponen del sistema biopago

Antes de que entrara en vigencia el nuevo esquema de cobro de combustible, El Aissami aseguró que las estaciones de servicio contarían con un dispositivo para realizar el biopago, donde el usuario podría hacer uso de tarjetas de débido o crédito como forma de pago.

Además de eso, el dispositivo le mostraría la cantidad de litros de gasolina que tenía disponible de su cupo (120 litros para vehículos y 60 litros para motos).

Sin embargo, diversas gasolineras de Caracas no contaban con el dispositivo como pudo constatar El Diario en las ubicadas en Artigas, municipio Libertador, donde los usuarios (ante la escasez de billetes) se veían en la obligación de solicitar avances de efectivo en los comercios adyacentes para poder realizar el pago.

Estación de Servicios Los Molinos

En vista de que en estas estaciones de servicio no había un sistema digital para llevar el registro del cupo de gasolina que los ciudadanos iban consumiendo, los mismos trabajadores de la gasolinera generaban la data de forma manual.

Al este de la capital se vivió una situación similar. Usuarios denunciaron que varias gasolineras quitaron el sistema biopago para obligar a pagar el combustible en dólares en efectivo.

Nicolás Maduro había amenazado con llevar a la cárcel a quienes condicionaran la venta de la gasolina y se aprovecharan de la situación para lucrarse, pero hasta el momento no se ha pronunciado por estas irregularidades.

7. Limitan la cantidad de litros permitida

Una queja común que se presentó no solo en Caracas, sino también en el interior del país fue que los trabajadores de las estaciones de servicio limitaban a 20 o 30 litros de gasolina subsidiada la capacidad que cada usuario podía comprar para surtir sus vehículos.

Esto se produjo a pesar de que tanto Maduro como El Aissami mencionaron en reiteradas ocasiones que quedaba terminantemente prohibido restringir la cantidad de litros del cupo que los usuarios disponían (120 litros mensuales para vehículos y 60 litros para motos).

8. Obligan a pagar con dólares en efectivo

En las estaciones de servicio del este de Caracas, así como la de El Hatillo y otras principales ciudades del país, se constató que los gasolineros solo estaban aceptando pagos en dólares en vista de que estaban dispensando gasolina premium y no contaban con el biopago.

9. No cumplen con el distanciamiento social

El nuevo esquema del cobro de combustible se dio en el marco del plan de flexibilización nacional anunciado por el régimen, por lo tanto se deben cumplir las medidas de higiene, como el distanciamiento social de 1,5 metros, para prevenir el Covid-19.

Sin embargo, en la práctica la situación fue distinta. Por ejemplo, en las estaciones de servicio de la avenida San Martín se observó aglomeraciones de personas, mayormente motorizados, sin el uso del tapaboca.

Hacia el este capitalino, fue común observar que los dueños de los vehículos se reunían para conversar y pasar el tiempo mientras les llegaba su turno para surtir combustible.

9. Reponen tardíamente el combustible

En todo el territorio nacional la molestia por la falta de gasolina sigue generando manifestaciones en las calles. Ciudadanos denuncian que las estaciones de servicio no han sido surtidas nuevamente. 

Este 3 de junio se han registrado protestas en diferentes zonas del país:

  • 17 estaciones de servicio de Nueva Esparta se mantienen cerradas. Ciudadanos rechazan la falta de gasolina en la entidad insular.
  • En Montalbán, urbanización del municipio Libertador de Caracas, vecinos protestan porque no les permiten surtir combustible a sus vehículos. Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) les dicen que solo surtirán a funcionarios en la estación.
  • En Catia, cerca de la entrada de Los Magallanes (Caracas), ciudadanos exigen el suministro de combustible.
  • En la avenida Rómulo Gallegos, Caracas, los habitantes de la zona protestan por la falta de gasolina.
  • En Cabudare, estado Lara, las personas que tienen dos días en cola para surtir gasolina bloquearon la Intercomunal exigiendo ser atendidos.

En días anteriores también se registraron manifestaciones por el mismo motivo:

  • Durante la noche del 2 de junio ciudadanos protestaron en Guanarito, Portuguesa, por problemas en la distribución de gasolina. 
  • En Mérida, motorizados exigieron venta de combustible, denunciaron que había solo una bomba habilitada para motos y el lunes cerró a las 11:00 am. 
  • Ciudadanos trancaron la entrada de Punto Fijo, estado Falcón, en protesta por gasolina.
  • Conductores en cola para surtir combustible trancaron la avenida Intercomunal en el sector Valle Verde de Guarenas (estado Miranda) porque no había llegado la gandola.
  • Conductores cerraron la Panamericana con dirección Caracas-San Antonio, debido que no había sido surtida la estación Oveja Negra.
  • Manifestantes trancaron la autopista Lara-Zulia en Carora como protesta ante la situación de la gasolina.

A pesar de que distintos voceros del régimen han aplaudido el nuevo esquema de cobro de la gasolina y lo han catalogado como una «victoria» de la denominada revolución bolivariana, en la práctica los ciudadanos deben enfrentar las mismas largas colas de siempre en las estaciones de servicio para llenar el tanque de sus motos y vehículos, pero ahora el precio de la gasolina es mucho mayor.

*El nombre fue cambiado para proteger la identidad de la persona.

Noticias relacionadas