• La Universidad de Yale, financiada por la National Basketball Association, diseñó una prueba para detectar covid-19 a través de la saliva, que es efectiva y mucho más económica

La National Basketball Association (NBA) se ha caracterizado por ser una de las ligas pioneras en varios aspectos, como la lucha contra el abuso racial y los derechos para los jugadores, lo que ha hecho que sobresalga por encima de otros deportes. Esta vez la NBA, junto con científicos de la Escuela de Salud Pública de Yale, diseñaron una prueba de covid-19 (a través de la saliva) que es efectiva y más económica que la muestra de hisopado nasal.

El método fue nombrado SalivaDirect. Comenzó a aplicarse a jugadores y al personal relacionado a la NBA, que se encuentran dentro de la burbuja en el Wide World of Sports de ESPN, ubicado en Orlando, Estados Unidos.

La “burbuja” de la NBA

150.000.000

de dólares costó realizar los juegos en la “burbuja” en el Wide World Sports

1.5000

miembros recibieron alimentación y pruebas de covid-19

“Este es un gran paso adelante para hacer que las pruebas sean más asequibles. Esto comenzó como una idea en nuestro laboratorio poco después de que descubrimos que la saliva era un tipo de muestra prometedora para la detección del SARS-CoV-2. Ahora tiene el potencial de usarse a gran escala para ayudar a proteger la salud pública. Estamos encantados de hacer esta contribución en la lucha contra el coronavirus”, dijo Chantal Vogels, quien dirigió el desarrollo y validación del laboratorio, para Yales News.

Uno de los enfoques de los científicos era descubrir una manera de realizar las pruebas en menor cantidad de tiempo y que fuesen más económicas. 

Pruebas económicas

Nathan Grubaug, quien encabezó el desarrollo de Saliva Direct, informó que esperan que los laboratorios solo cobren 10 dólares por cada muestra. Agrega que su idea no es comercializar el método, sino hacer que llegue a los más necesitados.

blank
Cortesía EFE

“La difusión es fundamental para nuestros esfuerzos de control. Si se pueden implementar alternativas baratas como SalivaDirect en todo el país, finalmente podremos controlar esta pandemia, incluso antes de una vacuna”, explicó Grubaugh. 

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) otorgó el 15 de agosto la autorización del uso de la prueba. Explicó que puede reducir el riesgo para los trabajadores que se encargan de tomar las pruebas. 

«Dar este tipo de flexibilidad para procesar las muestras de saliva y ver si hay infección por covid-19 es revolucionario en cuanto a su eficiencia y para evitar la escasez de componentes cruciales para las pruebas», informó en un comunicado Stephen Hahn, comisionado de la FDA.

La NBA y las medidas para evitar el contagio de covid-19

Durante la pandemia, el baloncesto fue uno de los primeros deportes en regresar a la actividad. Lo hizo dentro de una “burbuja” para evitar que cualquier miembro de la liga se contagiara y tuvieran que cancelar la temporada de manera definitiva.

blank
Cortesía AFP

La Major League Soccer (MLS) y la National Hockey League (NHL) también implementaron el método de la burbuja tras ver el éxito de la liga de baloncesto.

Durante el último informe que dio la NBA, el 19 de agosto, informó que tras realizar pruebas a más de 341 jugadores y miembros. Ninguno resultó positivo.

La burbuja donde se juega los Playoffs de la NBA

El amplio recinto tiene varios hoteles, que cuentan con alrededor de 2.400 habitaciones, donde se alojarán los jugadores y todo el personal que se encuentre en el lugar. En el lugar se aplicarán las medidas sanitarias necesarias para prevenir cualquier foco de contagio.

El complejo cuenta con tres estadios, cada uno con la capacidad suficiente para que se realicen los partidos de la NBA. En un contexto normal habrían albergado hasta a 8.000 fanáticos, pero que esta vez no contarán con ningún fanático.

Otro de las innovaciones tecnológicas que incluyó la NBA para contribuir a la salud de sus miembros son los anillos “Oura”. Esta herramienta monitorea la frecuencia cardíaca, la temperatura y un giroscopio que detecta la dirección e intensidad.

El anillo inteligente tiene un costo de 299 dólares. Cada jugador tiene la elección de usarlo durante su estadía en el resto de los juegos.

El deporte no solo se limita a los atletas dentro de una cancha o un campo, también sus contribuciones a la ciencia permiten avances importantes para contribuir al bienestar, y más dentro del contexto de una pandemia.

Noticias relacionadas