• El excandidato presidencial anunció que no participará en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre debido a que no hay garantías, tal como afirmó la Unión Europea

Henrique Capriles dejó la decisión en manos del chavismo. El excandidato presidencial, que hace unas semanas asomó la posibilidad de participar en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre convocada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al chavismo, aseguró este miércoles que no acudirá a los comicios entretanto no se posterguen los mismos y se mejoren las condiciones para la oposición. De esta forma, se unió a la petición que hizo más temprano la Unión Europea (UE).

En El Diario te presentamos las frases más relevantes de la alocución de Capriles.

Postergar las elecciones

  • “No hay condiciones en este momento, como dice la Unión Europea. Hay una posibilidad: mover la elección. Si hay observación, va a haber participación”.
  • “No se trata de tener unos carguitos por aquí, de tener unos curules. Se trata de tener una elección que le sirva a Venezuela”.
  • “Si no posponen, no hay manera. No le sirve la elección al país. No es solo posponer, es también la posibilidad de la observación internacional. Nosotros apostamos a que las cosas sirvan en el país. Estamos en esto para abrir caminos al país”.

Una nueva Asamblea Nacional

Semanas atrás, Capriles había señalado que el poder legislativo debía renovarse el 5 de enero de 2021, tal como lo establece la Constitución nacional, al vencerse el plazo de una Administración. Sin embargo, este miércoles el también exgobernador del estado Miranda, aseguró que si se posterga la elección del 6 de diciembre, el plazo de la instalación también se debe rodar.

“Invito a los miembros de la Fuerza Armada a que lean la Constitución, el artículo 219. Deja la puerta abierta a que si no se puede instalar la Asamblea Nacional el 5 de enero, se haga después. Estamos en pandemia”, dijo.

blank Artículo 219. El primer período de las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional comenzará, sin convocatoria previa, el cinco de enero de cada año o el día posterior más inmediato posible y durará hasta el quince de agosto.

El segundo período comenzará el quince de septiembre o el día posterior más inmediato posible y terminará el quince de diciembre”.

Unión Europea

Este miércoles, la UE afirmó en un comunicado que dos funcionarios del Servicio Europeo de Acción Exterior viajaron a Caracas la semana del 21 de septiembre. El objetivo de la visita, explicaron, era discutir directamente la situación del país y reitirar la posición de la UE de que las condiciones actuales no permiten una elección justa, libre y transparente.

Afirmó la UE en el comunicado que la misión incluyó a partes como la Asamblea Nacional y a su presidente, Juan Guaidó, así como a otras fuerzas opositoras.

Al respecto, Capriles detalló que la misión de la UE vino al país a decirle a todos los actores políticos que requieren de tiempo, al menos unos cinco o seis meses, para enviar una observación internacional para las elecciones parlamentarias.

“Les agradezco a los representantes de la UE. No fue una misión clandestina, lo sabía todo el mundo. Vinieron aquí a decirle a todos los sectores que necesitaban tiempo para la observación, porque esto no se despacha en una semana”, dijo.

“Destaco el caso de la Unión Europea porque conocemos el riguroso protocolo de observación que tienen. Eso no fue fácil. Fue buscar acuerdos, fue abrir caminos”, agregó.

Henrique Capriles entre dos bandos

Cuando Henrique Capriles asomó la posibilidad de participar en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, a pocos les tomó por sorpresa. De la imagen de aquel “flaco” que marcaba el rumbo tirando gorras tricolores como boomerangs, como adalid de la democracia y caballo ganador frente el chavismo, ya quedaba poco o nada. Y es que en su camino, que ya no era el de la mayoría opositora, dejó buena parte de su credibilidad. Algunos todavía le reprochan “dejarse robar” las elecciones de 2013 contra Nicolás Maduro.

Capriles inhabilitado

Su importancia, eso sí, aunque cuestionada, es también ineludible: su palabra todavía resuena en el mundo. Para bien o para mal, pero resuena. De allí el cisma que su decisión creó en el gobierno interino de Juan Guaidó o, como él le dice, “el gobierno por internet”.

Su particular descripción del interinato llegó al Congreso español en voz del diputado Enrique Santiago, del partido comunista Izquierda Unida. “Como dice el líder opositor Capriles, líder opositor –repitió, por si faltaba remarcar su jerarquía–, Guaidó solo es presidente en internet”. También lo mencionó Cayetana Álvarez de Toledo, exportavoz del Partido Popular, una ilustre del discurso. “Rechazo rotundamente la operación encabezada por Henrique Capriles, que mucho más que una traición a Juan Guaidó, es una traición a la esperanza de una Venezuela democrática”. Comunistas defendiendo su liderazgo, derechistas acusándolo de traidor. El mundo al revés.

Pero hay en el camino de Capriles también varios retrocesos. O frenazos. El último de ellos, este miércoles cuando anunció su retiro de las elecciones del 6 de diciembre convocadas el Tribunal Supremos de Justicia (TSJ) afín al chavismo. “No hay condiciones en este momento, como dice la Unión Europea. Si no posponen, no hay manera”, dijo.

Lo que vino después fue un discurso más propio del “flaco” que de Henrique: que las sanciones no son las responsables de la crisis, que buscará caminos –no rendijas–.

Semanas atrás, había dicho que su objetivo era “no dejar a la sociedad civil sin opciones”. Las opciones, de momento, tendrán que esperar hasta que haya condiciones. La última palabra la tendrá, una vez más, el régimen de Maduro.

Noticias relacionadas