• En Venezuela el PIB se ha reducido en dos terceras partes durante los últimos 6 años.
  • Países de América Latina como México, Argentina, Nicaragua y Venezuela, con gobiernos  de izquierda han disminuido su PIB significativamente en los últimos años

Un texto de  Luinerma Márquez.

El producto interno bruto (PIB) es uno de los principales indicadores utilizados en el mundo para medir la salud de la economía de un país, dado que permite expresar el valor monetario de la  producción de bienes y servicios de la demanda final de una nación o región durante un período de  tiempo determinado; por lo general se calcula de forma trimestral o anual.  

Cada año la mayoría de los países procura hacer crecer su producto interno bruto. La cifra obtenida permite a los representantes políticos y los bancos centrales juzgar si la economía se está reduciendo o expandiendo; si necesita impulso, moderación o si se avecina una amenaza económica como una recesión o inflación. Los organismos de medición oficial estadística y los bancos centrales de cada país se encargan de publicar este dato.

En Venezuela existe un vacío informativo de este indicador. El Banco Central de Venezuela dejó de divulgar la cifra en 2015 y cuatro años después -en mayo de 2019- publicó de forma sorpresiva los datos correspondientes al cierre de 2018 que revelaron una caída del 52,3% en comparación con 2013 -año en que Nicolás Maduro asumió el poder-, de acuerdo con un reportaje publicado por el diario El País.

Desde entonces se desconocen las cifras oficiales y los voceros de Maduro constantemente evitan mencionar este indicador cuando se refieren a la economía del país. Sin embargo, los economistas y expertos financieros no dejan de expresar su preocupación por la caída del PIB y su impacto en la economía nacional en ámbitos como la política monetaria y fiscal, y los shocks económicos.

Debido a la importancia de este indicador en la economía de una nación, resulta válido realizar un ejercicio comparativo de su comportamiento en Venezuela y en los países de América Latina cuyos gobernantes profesan una ideología política de izquierda. Todo esto con consciencia de que cada país maneja su propia dinámica económica y de producción.

El análisis permite concluir que entre los gobiernos latinoamericanos de izquierda existe un patrón de reducción en este indicador económico, cuya caída libre es liderada por Venezuela que ya suma 22 años gobernada por la izquierda socialista. México, Argentina y Nicaragua dejan libre acceso a estos indicadores pero no ocurre lo mismo en Cuba, donde según la CEPAL existe un crecimiento en este ítems (PIB).

Venezuela, 6 años de contracciones

El PIB en Venezuela se clasifica en tres actividades económicas fundamentales:  petrolera, no petrolera e impuestos netos sobre los productos. 

El economista Leonardo Buniak, experto financiero y calificador de riesgo bancario, explica al equipo de Cotejo.info, en alianza con El Diario, que Venezuela vive una caída vertiginosa de su PIB desde diciembre 2013. Al 2020, acumula 6 años consecutivos de contracciones en el nivel de actividad económica.

El experto califica este patrón como un desastre sin precedentes y acota que al cierre de diciembre de 2019, la economía venezolana acumulaba una contracción del PIB, en su nivel de actividad económica, que casi alcanza el 70 %. 

Son 24 trimestres consecutivos de contracción en el nivel de actividad económica desde diciembre 2013, y (acompañados de) un proceso de híper inflación sin precedente histórico… Venezuela es el único país del planeta que, al mismo tiempo, sufre una contracción económica acompañada con una espiral de carácter híper inflacionaria… la híper inflación de Venezuela es la híper inflación de la era digital…”

El proceso contractivo de Venezuela inició en diciembre de 2013. En ese entonces el PIB era superior a los 300 millardos de dólares y en diciembre 2019 se ubicó en 70 millardos de dólares, según Buniak. Significa que se ha reducido en dos terceras partes y ahora es más pequeño que el de República Dominicana, una pequeña isla del Caribe que tiene 86 millardos de dólares de actividad económica.

El PIB venezolano también es menor que el de Ecuador (107 millardos de dólares) y que el de Guatemala (84 millardos de dólares). 

Además del PIB existen otros indicadores económicos que evidencian un raquitismo financiero y económico, apunta Buniak al destacar como ejemplo la reducción de la cartera de crédito de la banca que pasó de 42 millardos de dólares -registrados en el año 2000- a 12 millardos de dólares en diciembre de 2017; luego se redujo a 250.000.000 de dólares en 2018 y a 222.000.000 de dólares en 2019. 

Al cierre de junio de 2020, la cartera de crédito de la banca venezolana consolidada -pública y privada- se ubicó en apenas  165.000.000 de dólares, la más pequeña de América Latina, por debajo de países como Haití. Nicaragua, por ejemplo, tiene una cartera de crédito 25 veces más grande que la venezolana.

El Banco Central de Venezuela no ha vuelto a publicar este dato de manera oficial. Por lo general, la información económica y financiera del país es proporcionada por expertos en finanzas y economía, así como por algunas instancias internacionales que de forma esporádica tienen acceso a las cifras oficiales.

Se trata de un “secretismo propio de los gobiernos totalitarios”, según Buniak.

El Diario · Leonardo Buniak, economista

Descenso en México

El portal del Banco Mundial, reveló que México -liderado por Manuel López Obrador desde diciembre de 2018- ha tenido un bajo desempeño económico pese a ser la undécima economía más grande del mundo, con una  población de más de 130 millones de habitantes.  

La BBC Mundo, publicó el 30 de enero de este año, un artículo titulado México sufre la primera  caída del PIB en una década: ¿qué le pasa a la economía del gigante latinoamericano?, en el cual se detalla que al cierre de 2019 el PIB registró una caída de 0,1 %, de acuerdo con los datos  publicados por el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía.

Los indicadores económicos en México, según datosmacro.com, apuntan a que la caída del PIB en el segundo trimestre de 2020 ha sido de -17,3 % respecto al primer trimestre de 2020. 

La cifra del PIB en el primer trimestre de 2020 fue de 275.459 millones de euros, con lo que  México se situaba como la economía número 13 en el ranking de PIB trimestral, pero ahora  queda muy por debajo de esta ventajosa posición. 

El gobierno central mexicano es de abierta ideología izquierdista, sin embargo todavía permite acceso a sus indicadores económicos mediante los portales oficiales del Banco de México y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Argentina en crisis 

La agencia de noticias EFE presentó en Marzo de 2020 un informe sobre la caída del PIB en  Argentina, con un escenario económico nada favorable debido a la pandemia de covid-19. Según los expertos en economía y finanzas esta baja se debe a los años consecutivos de  retracción en el Producto Interno Bruto, con un antecedente de caída de 2,5 por ciento registrado en diciembre de 2018.

Argentina  es gobernada desde 2019 por Alberto Fernández, quien para llegar a la presidencia lideró el Frente de Todos, un grupo en pro de la unidad del peronismo que incluye a Cristina Fernández de Kirchner, todos con tendencia de izquierda. Sus indicadores económicos y  financieros están disponibles en el portal oficial del Instituto de Estadísticas y Censos, y también en la web de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El PIB en Nicaragua y Cuba

En la presidencia de Nicaragua se encuentra Daniel Ortega desde hace 15 años, representante del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Su economía se vio afectada por los disturbios políticos y sociales registrados en 2018; los datos se publican cada trimestre en el Banco Central (BCN). El Banco Mundial también recaba la data.

Hasta 2017 los indicadores económicos de esta nación llevaban buen ritmo. Entre 2018 y 2019 hubo una contracción de -4.0 y -3.9, respectivamente, causada por la inestabilidad política y los disturbios. 

Ovidio Reyes, presidente del Consejo Directivo del BCN maneja una proyección de caída del PIB durante 2020 de un -4.5%.  Los economistas de Nicaragua estiman que la caída será de -5.9 %, con una recuperación prevista de 1.1 % para 2021.

Por su parte, Cuba que ha sido gobernada durante 61 años (desde enero de 1959) por un régimen comunista/socialista hoy está bajo la tutela de Miguel Díaz Canel, presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros desde el 19 de abril de 2018, sucesor de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

Su sistema económico es conocido como “socialismo real”, basado en una planificación y control total de la economía y de los medios de producción, lo que durante el siglo 20 se conocía como socialismo de Estado.

Este año el Observatorio Cubano publicó un artículo que desestima el pronóstico de la caída del PIB de la isla en un -3.7 %, previsto por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su informe publicado en abril de 2020. 

La Cepal proyecta a Cuba como una de las naciones caribeñas más estables económicamente, por encima de Brasil y Ecuador, lo que lleva a los voceros del Observatorio a asegurar que “el régimen castrista suministra estadísticas falseadas al ente internacional, que sospechosamente acepta todas… y circulan por todo el planeta”.

El equipo de Cotejo.info investigó sobre la existencia de algún sitio web oficial que exponga las cifras del PIB en Cuba, pero en una situación parecida a la venezolana (donde priva el secreto de Estado) no se obtuvo ningún resultado.

Noticias relacionadas