Es falso. En las redes sociales y algunos portales web circuló la supuesta información de que fue anulada la certificación de votos en Pensilvania, Georgia y Nevada por “evidencias de fraude”. De manera que Joe Biden dejaba de ser presidente electo de Estados Unidos.

Sin embargo, los tres estados mencionados realizaron su certificación y ninguna fue anulada. Por su parte, Joe Biden sigue siendo presidente electo. De hecho, la Administración General de Servicios de Estados Unidos permitió que se iniciaran los trámites para la transición de poderes.

La noticia falsa comenzó a circular luego de que el portal web Libertad Digital la publicara como verdadera.

Certificación de votos en Pensilvania

El contenido falso que se difundió indica que la primera en dar la orden de anulación de los votos electorales fue la jueza Patricia McCullough, en Pensilvania, el 25 de noviembre. 

Sin embargo, McCullough lo que ordenó fue pausar los procedimientos de certificación electoral pendientes en respuesta a una demanda de varios candidatos republicanos. Pero esta quedó suspendida debido a una apelación del gobierno estatal presentada el mismo día.

En la demanda se pedía declarar ilegales los votos por correo y solicitaron que fuera la Cámara de Representantes estatal la que designara los electores que posteriormente votaran en el Colegio Electoral.

El pasado 24 de noviembre, Pensilvania certificó sus votos confirmando la victoria de Biden por 3.458.229 votos, 80.555 más que los obtenidos por Trump.

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, señaló que la orden no tiene impacto en el nombramiento de electores.

Panorama similar en Georgia

“En Georgia se libra otra batalla legal. En el ring está el abogado Lin Wood, quien trabaja paralelamente con el equipo del presidente para demostrar el fraude electoral (…) El jurista ha conseguido que se acepte la moción de emergencia, para la revisión acelerada de la demanda, que impugna la validez del procedimiento de elección en ese estado”, señala Libertad Digital.

Aunque Wood anunció el 26 de noviembre en su cuenta de Twitter que el Circuito 11 aceptó su moción de emergencia “para la revisión acelerada de la demanda que impugna la validez del procedimiento de elección de Georgia”, ya el juez de la Corte del Distrito, Steven D. Grimberg, ha desestimado demandas anteriores por falta de pruebas.

El 23 de noviembre, el gobernador del estado de Georgia formalizó la certificación de los resultados, aunque pidió una auditoría para revisar que las firmas de las papeletas de votos por correo corresponden con los formularios de registro para votar.

En este estado el equipo de campaña de Donald Trump también había impuesto una demanda el 19 de noviembre; sin embargo, la misma quedó desestimada.

Certificación en Nevada 

Libertad Digital también señaló que supuestamente en Nevada un juez ya había decretado que se establecieran las fechas para una audición y, por consiguiente, había bloqueado el certificado de votos electorales que iban para Joe Biden. 

Sin embargo, aunque un tribunal en Nevada permitirá al equipo de Trump presentar otra demanda alegando “fraude electoral”, los votos ya han sido certificados. Así lo comentó el presidente de una asociación conservadora local a Fox News

El pasado 22 de noviembre, un juez denegó la petición de paralizar la certificación de los votos en Nevada.

Posteriormente, Nevada certificó los resultados el 24 de noviembre haciendo oficial la victoria de Joe Biden en ese estado.

Joe Biden sigue siendo el presidente electo en Estados Unidos. El pasado 24 de noviembre Donald Trump autorizó a su Administración para comenzar la transición con el equipo entrante de Biden, decisión que no ha sido revertida.