• Se trata de un Boeing 737-524, con 27 años de antigüedad, que se habría estrellado poco después de haber despegado del Aeropuerto Internacional Sukarno-Hatta, en la capital de Indonesia

Indonesia encontró los restos de un avión comercial, de la aerolínea local Sriwajaya, con 62 personas a bordo que cayó al mar este sábado 9 de enero frente a la costa de Yakarta a los pocos minutos de despegar y luego de perder el contacto con la torre de control.

El avión, un Boeing 737-524 matriculado en 1994, se habría estrellado en el Mar de Java después de haber despegado del Aeropuerto Internacional Sukarno-Hatta, en la capital indonesia, con destino a Pontianak, capital de Borneo Occidental, un vuelo de unos 90 minutos, según confirmó la agencia indonesia de búsqueda y rescate, Basarnas.

Las autoridades anunciaron la tarde de este sábado que se había perdido el contacto con el aparato a las 2:40 pm, hora local, a unos trece minutos del despegue y sin que el Transmisor Localizador de Emergencia (ELT) hubiera emitido ningún aviso, reseñó Efe.

La búsqueda de un avión de Indonesia que cayó al mar con 62 personas a bordo
Un marinero de la Armada hace guardia mientras el buque de guerra KRI Gilimanuk (531) se prepara para partir a una operación de búsqueda y rescate. Foto: AFP

En aquel momento, el avión había cambiado bruscamente de dirección, lo que produjo que la torre de control preguntara a los pilotos qué estaba sucediendo cuando, repentinamente, desapareció del radar, según explicó el ministro de Transporte indonesio, Budi Karya Sumadi, en una rueda de prensa.

Restos del avión

La marina indonesia, que envió diez barcos a rastrear la zona, confirmó la noche de este sábado que había encontrado el punto exacto de la colisión cerca la isla de Laki, parte de las llamadas Mil Islas, a unos 6 kilómetros al norte de la costa de Yakarta.

En el avión viajaban 50 pasajeros, incluidos tres bebés y otros siete menores de edad, y doce tripulantes, según el manifiesto de vuelo al que ha tenido acceso Efe.

La autoridades confirmaron que todos los pasajeros eran de nacionalidad indonesia.

La policía informó que ha instalado un puesto de identificación de cadáveres en un hospital de Yakarta oriental, donde se atenderá a las familias y allegados de las víctimas, informa el portal local Detik.

Por su parte, pescadores de las inmediaciones afirmaron a medios locales que habían presenciado una explosión y hallado flotando en el mar los posibles restos del accidente aéreo.

En imágenes mostradas por el canal local KompasTV, varios pescadores que se hallaban faenando en la zona del posible accidente mostraron cables y otro equipamiento que habían hallado en las inmediaciones del lugar en el que se estrelló el avión.

Largo historial de siniestros

El de hoy es el último de un largo historial de siniestros aéreos en Indonesia y ha afectado a la tercera aerolínea del país y de nuevo a un modelo del fabricante estadounidense Boeing.

El 29 de octubre de 2018, un Boeing 737 Max 8 de la aerolínea de bajo coste Lion Air se estrelló en aguas del Mar de Java también a los pocos minutos de despegar de Yakarta después de que los pilotos tuviesen dificultades con los mandos del avión.

En marzo de 2019 el mismo modelo de Boeing, el de Ethiopian Airlines se estrelló en Etiopía con 157 pasajeros.

En ambos casos, como revelaron las pesquisas, los aparatos descendieron precipitadamente por un fallo técnico en el sistema de control de vuelo (MCAS) que no pudo ser controlado por los pilotos.

El pasado jueves el Departamento de Justicia de EE UU anunció un acuerdo con Boeing por el que la compañía aeronáutica pagará 2.500 millones de dólares para cerrar una investigación de sus aviones 737 MAX en la que fue acusada de ocultar información al regulador sobre el fallo de diseño que causó dos accidentes mortales.

El escándalo de los 737 MAX, que era el avión estrella de Boeing, sumió a la firma en la peor crisis de su historia, ocasionándole unos costes de casi 20.000 millones de dólares debido a su veto en todo el mundo y dañando su reputación mientras se sometía a investigaciones y a un largo proceso de revalidación con los reguladores internacionales.

El peor siniestro en la historia de la aviación indonesia se produjo el 26 de septiembre de 1997 cuando un Airbus de la aerolínea indonesia Garuda se estrelló en el norte de la isla de Sumatra y murieron sus 234 pasajeros y tripulantes. Ese año fue el de mayor siniestralidad para la aviación indonesia al registrarse tres accidentes aéreos de gran envergadura.

El día después

Los equipos de rescate de Indonesia consiguieron localizar este domingo 10 de enero los restos del avión comercial.

Restos del avión. Foto: Efe
Gracias a Dios y a los rezos del pueblo indonesio hemos encontrado el punto en el que cayó el (avión) SJ 182 y ahora mismo los soldados de las Fuerzas Armadas, especialmente de la Marina, está ayudando a Basarnas (la agencia indonesia de búsqueda y rescate) a recuperar los restos del aparato”, señaló Bagus Puruhito, jefe de Basarnas en una rueda de prensa en Yakarta.

A lo largo del día, los equipos de rescate de varias agencias coordinadas entregaron un total de cinco bolsas con restos humanos a las autoridades y tres con restos del aparato, según informaron las autoridades.

La localización del punto de caída, que aún no se ha hecho pública, pero presumiblemente se halla a pocos kilómetros de la costa de Yakarta, se produjo después de que, por la mañana, se detectara una señal del avión, que se cree que corresponde a su caja negra, según explicó Soerjanto Tjahjono, jefe del Comité Nacional de Transporte y Seguridad (KNKT, siglas en indonesio).

Sin conocer las causas del suceso

En principio, las autoridades anunciaron la tarde del sábado que se había perdido el contacto con el aparato a las 02:40 pm, unos trece minutos después del despegue y sin que el Transmisor Localizador de Emergencia (ELT) hubiera emitido aviso alguno.

En aquel momento, el avión había cambiado bruscamente de dirección, lo que suscitó que la torre de control preguntara a los pilotos qué estaba sucediendo cuando, repentinamente, desapareció del radar, según explicó el sábado por la noche el ministro de Transporte indonesio, Budi Karya Sumadi, en una rueda de prensa.

De momento, se desconocen las causas del siniestro del avión, en el que, entre los 50 pasajeros había tres bebés y otros siete menores de edad.

Familiares buscan respuestas

A última hora del sábado, la policía informó de que ha instalado un puesto de identificación de cadáveres en un hospital de Yakarta oriental donde se atenderá a las familias y allegados de las víctimas, según el portal local Detik.

Familiares esperan respuesta. Foto: EFE

A lo largo del domingo, 79 familiares del pasaje y la tripulación acudieron al hospital, a los que se realizaron pruebas de ADN para compararlas con los restos humanos que se van encontrando señaló el portal Suara.com.

Básicamente, creemos que Diego va a sobrevivir. Debe estar a salvo. Ya que Dios es bondadoso y Diego es una buena persona que quiere a su familia. En este mismo segundo creemos que sigue estando a salvo”, dijo a la cadena indonesia Metro TV un familiar del copiloto del avión que acudió al hospital a ofrecer muestras de su ADN.

Condolencias del presidente

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, expresó sus condolencias por la tragedia del avión y aseguró estar siguiendo de cerca las operaciones de búsqueda y rescate, en un comunicado publicado este domingo.

“Mis oraciones y mi simpatía están con las familias y los parientes de los pasajeros y de la tripulación. Ojalá reciban paciencia y fortaleza”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Widodo además señaló que ha dado órdenes al Comité Nacional de Transporte y Seguridad (KNKT, siglas en indonesio) que lleve a cabo una investigación sobre el accidente.

Con información de Efe.

Noticias relacionadas