• Son más de 5.000 detenidos en Rusia por las protestas de los dos últimos fines de semana. Los manifestantes exigen la liberación del líder opositor Alexéi Navalni. Foto: Efe

Desde hace 15 días se han registrado protestas -que suman ya más de 5.000 detenidos- en las principales ciudades de Rusia. Los manifestantes exigen la liberación Alexéi Nalvalni, político y principal opositor al gobierno de Vladimir Putin. 

Navalni está detenido desde el 17 de enero de 2021, cuando regresó a Rusia después de estar cinco meses en Alemania recuperándose de su envenenamiento presuntamente cometido por el servicio secreto de Putin.

La Justicia rusa impuso este martes 2 de febrero al líder opositor una pena de tres años y medio de prisión al hacer efectiva una sentencia suspendida de 2014 que fue calificada de arbitraria por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La jueza del caso dictaminó que Navalni violó la libertad condicional al no personarse el pasado año ante la autoridad competente.

Después de su detención el 17 de enero, el líder opositor exhortó, en un video divulgado en sus redes sociales desde la prisión, a sus partidarios a salir a la calle y alzar su voz contra el gobierno. 

“No tengan miedo, salgan a la calle. No por mí, sino por ustedes, por su futuro (…). No se callen, resistan”, expresó Navalni.

Las manifestaciones que iniciaron este domingo 31 de enero, y que han sido consideradas como las más grandes de la última década en Rusia, provocaron jornadas de represión con una cifra récord de 5.100 detenidos, de acuerdo con la ONG OVD-Info. Sin embargo, el Ejecutivo ruso solo reportó 120.

Estados con más detenidos

1.624

en Moscú

1.149

en Krasnoyarsk

194 y 182

en Siberia y Nizhni Nóvgorod, respectivamente

Cuando los manifestantes se alistaban para marchar hacia el centro de detención Matrósskaya Tishiná, donde presuntamente está recluido Navalni, las fuerzas de seguridad respondieron y comenzaron a capturar violentamente a las personas. Asimismo cerraron las principales avenidas, plazas y al menos siete estaciones del metro para evitar que se repitieran las protestas del 23 de enero. 

Las manifestaciones tuvieron lugar en más de 100 ciudades de Rusia. A los aprehendidos se les imputan delitos como disturbios masivos (que se castiga con hasta ocho años de prisión) y se les acusó de incumplir las normas para reducir el riesgo de contagio por covid-19.

Foto: Reuters

La multa a la esposa de Navalni

La corte Shcherbinski de Moscú multó este lunes 1 de febrero a Yulia Naválnaya, esposa del político Navalni, por haber participado el pasado domingo 31 de enero en las protestas para exigir la liberación de su esposo.

La multa asciende los 20.000 rublos (265 dólares) y el dictamen del juez específica que Naválnaya participó “en una reunión no autorizada, manifestación, marcha o piquete que causó interferencia con el funcionamiento de instalaciones vitales y de infraestructuras de transporte o sociales”. 

Yulia Naválnaya – Foto: EFE

La esposa de Navalni ya había sido detenida en la protesta del 23 de enero mientras marchaba con otros manifestantes.

Amnistía Internacional aboga por las liberaciones   

Amnistía Internacional exigió a Rusia la liberación inmediata y sin condiciones de todos los detenidos en las protestas. 

Todos los manifestantes pacíficos detenidos hoy en Moscú y otras ciudades deben ser puestos en libertad inmediatamente y sin condiciones, y todos los casos de uso ilegal de la fuerza por parte de la policía deben ser investigados con prontitud y de manera eficaz”, señaló la ONG en un comunicado.
Foto: Reuters

En respuesta, el ministerio de Exteriores exhortó a Estados Unidos a dejar “de entrometerse en asuntos internos” de otras naciones. De hecho, acusó a Joe Biden de respaldar las supuestas infracciones a la ley en Rusia, alegando que las protestas fueron organizadas desde el exterior. 

Esta nota fue actualizada el 2 de febrero

Noticias relacionadas