• El nuevo dispositivo cuenta con una pantalla con resolución 2K y capacidad de grabación 8K

Xiaomi pretende repetir este año los éxitos conseguidos en 2020, cuando se posicionó como uno de los mayores fabricantes de teléfonos inteligentes de gama alta en el mercado mundial.

Con este objetivo en mente y pese a su inclusión en una “lista negra”, por parte del gobierno de Donald Trump, la empresa china presentó el Xiaomi Mi 11, un terminal pensado para ser uno de los topes de gama durante 2021.

Uno de las mayores fortalezas del dispositivo radica en el hecho de que es el primero en incorporar el más reciente chip creado por Qualcomm, el Snapdragon 888, eso lo pone a la delantera del resto de sus competidores. 

Este chip, que cuenta con un modem 5G X60 integrado, ofrece según su fabricante una mayor velocidad de procesamiento que su predecesor, el Snapdragon 865, así como un uso más eficiente de la batería.

Pantalla

Otro de los aspectos destacados de este dispositivo es su pantalla Amoled de 6,81 pulgadas curvada con resolución 2K y una tasa de refresco de 120Hz. Así mismo, cuenta con la tecnología Adaptive Sync, que permite al dispositivo adaptar la tasa de refresco, según el contenido que se visualice, para permitir aprovechar mejor la batería del teléfono.

Sin embargo, tanto el apartado de la resolución 2K, como la alta tasa de refresco deben ser activadas por el usuario en la configuración del terminal, pues no se encuentran activas de forma predeterminada.

Estas características representan una mejora significativa con respecto al Xiaomi Mi 10, que pese a que también contaba con un panel Amoled, un poco más pequeño (6,67 pulgadas)  solo contaba con resolución FHD+ y únicamente permitía una tasa de refresco de 90 Hz sin capacidad adaptativa. 

Al igual que otros teléfonos inteligentes de Xiaomi, el Mi 11 cuenta con dos versiones. La primera ofrece 8GB de RAM con una memoria interna de 128GB (900 dólares), mientras que la otra es de 12GB de RAM y 256GB (960 dólares). Estas características lo equiparan con terminales de la competencia como el Galaxy S21 Ultra y el OPPO Find X2 Pro.

Batería

Xiaomi

Otra de las características que resaltan de este dispositivo tiene que ver con su batería de 4.600mAh, que pese a no ser la más grande del mercado ofrece una capacidad de carga rápida de 55W. Gracias a esto el dispositivo puede recuperar 50% de su carga en tan solo 25 minutos, mientras que la totalidad de esta se alcanza luego de una hora.

Al mismo tiempo, cuenta con la función de carga rápida inalámbrica a 50W y carga inversa de 10W. Un aspecto a destacar es que si bien Xiaomi había anunciado que no incluiría un cargador en este terminal como parte de una nueva política de la compañía para disminuir la contaminación, la versión global de este si lo incluirá.

Cámaras

Cámara del Xioami

Las tres cámaras traseras del Mi 11 son otro de los puntos fuertes del nuevo buque insignia de Xiaomi. Estas a diferencia de su predecesor se encuentran agrupadas en un módulo cuadrado de bordes redondeados ubicado en el extremo superior trasero del dispositivo. 

En este segmento el gran protagonista es el sensor de de 1/1.33 pulgadas de la cámara principal de 108 megapíxeles que cuenta con estabilización óptica para reducir la vibración y las tomas movidas.

La segunda de las cámaras es un objetivo de 13 megapíxeles con un campo de 123 grados y un lente con apertura f/2.4. La tercera cámara trasera es un macro que permite tomas con una alta definición a cortas distancias y para ello se vale de un lente con apertura f/2.4.

La cuarta y última cámara, que se encuentra incrustada en la pantalla en la parte superior izquierda, cuenta con un sensor de 20 megapíxeles y en conjunto con el lente principal y el gran angular permiten tomar fotografías en modo nocturno.

Gracias a la potencia de su procesador y sus lentes, el Mi 11 permite grabar video en resolución 8K y HDR10+, lo que se traduce en un nivel de calidad similar al de las cámaras profesionales.

“Lista negra”

Trump sobre Xiaomi

El lanzamiento del Mi 11 ocurre a pocas semanas de que el gobierno de Estados Unidos incluyó a Xiaomi en la lista de usuarios finales militares (MEU, por sus siglas en inglés) por sus supuestos nexos con el ejército chino.

La principal implicación de esta medida es que las empresas o ciudadanos estadounidenses están imposibilitadas de tener una participación accionaria en la compañía. En caso de tener algún tipo de inversión en ella, están obligadas a desprenderse de ella antes del 11 de noviembre de 2021.

Este anuncio ocasionó que Xiaomi emitiese un comunicado en el que aseguraba que todas sus operaciones se encuentran apegadas a la ley en cada uno de los países en los que tienen presencia, incluido Estados Unidos.

En el texto detallaron que sus servicios y productos están enfocados exclusivamente en las áreas comerciales y de uso civil, por lo que descartaron cualquier tipo de vinculación con el aparato militar chino.

Un aspecto relevante de la MEU, es que no limita la capacidad de Xiaomi de adquirir componentes y tecnología de empresas estadounidenses, razón por la que su más reciente teléfono inteligente puede contar con el Snapdragon 888.

Pese a esta decisión y a encontrarse en la mira del gobierno de Estados Unidos, Xiaomi apunta con el Mi 11 a mantenerse como uno de los líderes en el segmento de teléfonos de gama alta.

Noticias relacionadas