• La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) será el ente encargado de inspeccionar la comercialización de tanques de oxígeno y asegurar que se mantengan a precios adecuados, de acuerdo con la ministra de Comercio del régimen, Eneida Laya. Foto: Reuters/Bruno Kelly

La comercialización de oxígeno con fines médicos en Venezuela será supervisada por el Estado ante el aumento de la demanda por el repunte de casos de covid-19 en la región capital. De acuerdo con la ministra de Comercio del régimen de Nicolás Maduro, Eneida Laya, las inspecciones estarán a cargo de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

Foto: EFE

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter el martes 30 de marzo, Laya informó que sostuvo una videoconferencia con representantes de la Sundde, a los cuales dio la orden de supervisar la venta de tanques de oxígeno, “evitando así distorsiones económicas”.

La funcionaria no ofreció mayores detalles de la medida, ni de cuáles serán los precios oficiales impuestos para la venta de las bombonas, cuyo alquiler en Caracas oscila entre los 150 y 200 dólares, mientras que el llenado puede costar hasta $30.

Segunda ola de covid-19

1.288

casos registrados en Venezuela el 29 de marzo de 2021, la cifra más alta de contagios

20.033

contagios desde el 1° hasta el 30 de marzo de 2021

Alta demanda

La ola de casos de covid-19, además de la aparición de la variante P1 en el país, ha provocado una alta demanda de oxímetros y tanques para pacientes que presentan cuadros de neumonía o insuficiencia respiratoria. Ante el colapso de los servicios en los hospitales públicos, se ha vuelto frecuente en redes sociales publicaciones donde se solicita la donación de alguna bombona o se pregunta por negocios encargados de su alquiler o venta.

Horas antes del mensaje de la ministra, el viceministro de Seguimiento y Control del Comercio y la Distribución, Luis Ramírez, informó en su cuenta de Twitter que Laya también se reunió con fabricantes de insumos y productos médicos, con el fin de ampliar la capacidad de atención de pacientes con coronavirus en el campamento sanitario dispuesto en el Poliedro de Caracas.

Precios regulados

Venta de oxigeno regulada
Foto: Referencial

No es la primera vez que el régimen de Maduro impone regulaciones en la venta de insumos indispensables para el tratamiento y la prevención del covid-19. A comienzos de abril de 2020, pocas semanas después de que se anunciara la llegada de la pandemia al país, la Sundde implementó una serie de medidas sancionatorias para evitar el aumento de precios de estos productos en supermercados y cadenas de farmacias.

Las principales farmacias del país fueron citadas por el Ministerio del Comercio ante lo que consideraron un aumento desproporcionado en el precio de productos como alcohol, gel antibacterial, guantes quirúrgicos y tapabocas, los cuales comenzaron a escasear pocos días después de decreto de estado de alarma nacional, el 13 de marzo de 2020.

La ministra Laya, aunque no informó en su momento sobre limitaciones en el número de productos que se podían comprar por persona, sí instó a los establecimientos comerciales a hacer campañas para “evitar el acaparamiento” e instó a la población a no realizar compras nerviosas.

Del mismo modo, el vicepresidente sectorial del Área Económica del régimen de Maduro, Tareck El Aissami, publicó el 27 de marzo de 2020 una lista de precios regulados para 26 productos de la canasta básica, como parte de su plan económico frente a la emergencia sanitaria por el coronavirus. Aunque los precios fueron obligatorios para los productos nacionales, rápidamente la medida quedó en desuso por la situación de hiperinflación de Venezuela.

Noticias relacionadas