• Para la la 93° edición de los Premios de la Academia, las nominadas destacan por papeles protagónicos de carácter fuerte, donde deben superar la adversidad, manifestada de diferentes formas. En El Diario proponemos una mirada a través de estos personajes y las actrices que les dan vida para explicar las razones por las que podrían llevarse el galardón

La 93° entrega de los Premios Oscar pisa fuerte este año en cuanto a su categoría de Mejor Actriz. El galardón otorgado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos cuenta para esta edición con nominadas que ya han pasado numerosas veces por su podio, así como otras que debutan por todo lo alto. La ceremonia, que se realizará el próximo 25 de abril, pinta bastante reñida esta ocasión. 

Quizás con la excepción de Promising young woman, el drama reina en la categoría. Historias crudas y propuestas que llevan a sus intérpretes a asumir roles que van más allá del papel de víctima, luchando contra las vicisitudes del destino. Una justiciera que trama su venganza contra la cultura de la violación, dos icónicas divas de la música popular estadounidense que encaran al racismo de la época, una mujer que busca su propósito en las carreteras y otra que sobrelleva el duelo tras la pérdida de su hija. Todas cargan con sus propios problemas y decisiones. 

El Diario presenta un repaso por las interpretaciones de las cinco nominadas a Mejor Actriz.

Viola Davis (Ma Rainey’s Black Bottom)

Ratificada como la mujer afroamericana con más nominaciones al Premio Oscar, esta es su cuarta postulación y segunda para la categoría de Mejor Actriz. Tanto la Academia, como otras instituciones encargadas de premiaciones, y el público en general, han sabido en las últimas dos décadas reconocer el talento de Davis como uno de los máximos exponentes en roles femeninos.

Para la cinta, la actriz se transforma física y espiritualmente en la legendaria cantante Ma Rainey, apodada “la madre del blues”. Toda una diva de su época, con un carácter difícil forjado por la situación racial de los Estados Unidos a principios del siglo XX. Con el paso de las escenas, y en la medida que se adentra en el personaje, se demuestra que la actitud hostil de Rainey no proviene del orgullo, sino de la dignidad. Jamás asume una postura sumisa ante los hombres blancos con los que trabaja, sino por el contrario, los vuelve serviles a sabiendas de que lo único que les interesa de ella es su voz.

Davis aporta a Rainey un personaje tridimensional, que contrasta la dureza de su fachada como estrella con una calidez maternal hacia su familia y compañeros de banda, al menos con los que son de su confianza. También hay asomos de las sospechas de lesbianismo observadas por varios estudiosos de sus letras y biografía, aunque de formas sutiles que dejan todo a la libre interpretación. El peso actoral de Viola Davis se manifiesta en cada una de sus escenas, donde sumergida por completo en el papel de Rainey, lleva siempre el foco de atención hacia donde está.

Davis viene de ganar en 2017 el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por Fences, donde se impuso sobre fuertes candidatas como Octavia Spencer, Nicole Kidman o Naomie Harris. En los últimos años ha alternado sus apariciones en cine con la televisión, donde protagonizó hasta 2020 la serie How to Get Away with Murder (Lecciones del crimen). Para este 2021 encarnará a la exprimera dama estadounidense Michelle Obama en The First Lady.

Frances McDormand (Nomadland)

Con un extenso reconocimiento en su trayectoria fílmica, vuelve a la gala de Los Ángeles para repetir el triunfo que obtuvo en 2017 cuando ganó el Oscar a Mejor Actriz por Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Tres anuncios por un crimen). En ese papel, McDormand demostró su capacidad para interpretar personajes del Estados Unidos profundo, donde la ruralidad se alterna entre la rudeza y la pobreza. Una faceta que vuelve a repetir para Nomadland.

Su papel como Fern es un retrato crudo de los cientos de personas que lo perdieron todo luego de la crisis económica de 2008. Una mujer retraída, apagada, que busca su lugar en un mundo que sigue girando sin ella. McDormand aporta una actuación realista y sin adornos, donde los monólogos profundos solo parecen transcurrir en su cabeza. Son sus expresiones y lenguaje corporal los que manifiestan todo lo que la actriz desea comunicar.

La errancia de Fern a través del país en su furgoneta no solo obedece a motivos económicos. Ella viaja para sanar su alma y hallarse a sí misma luego de una gran pérdida. Aunque cortó todas las raíces que la ataban tras desaparecer el lugar que llamaba hogar, McDormand muestra una mujer a la que le cuesta deslastrarse del pasado. Terca y renuente a cualquier tipo de ayuda, es incluso un poco torpe socialmente. Será en la comunidad que forma y su contacto con los personajes en su camino que se observará su crecimiento.

Esta es la quinta nominación al Oscar de McDormand, quien ha ganado en dos oportunidades. Lo hizo con Tres anuncios por un crimen y con Fargo (1996). Con Nomadland, si bien ganó en los Premios Satellite otorgados por la International Press Academy, en los Globos de Oro perdió frente a Andra Day. Aún así, compite fuertemente por su tercera estatuilla.

Vanessa Kirby (Pieces of a Woman)

La actriz británica debuta en los Oscars luego de una destacada carrera en el cine y televisión de su país. Se volvió conocida internacionalmente gracias a Netflix por su papel como la reina Margarita en The Crown, y es a través de esa misma plataforma que brilla con su actuación en Pieces of a Woman (Fragmentos de una mujer).

Kirby ha sido alabada por su papel como Martha Weiss, una joven que lidia con la pérdida de su bebé a poco de nacer. Destaca por la naturalidad de su interpretación, más sutil que las de otros miembros del elenco más histriónicos, pero sin dejar de remarcar el dolor y el vacío que supone atravesar una situación como la suya. Martha es una mujer que lleva su luto por dentro, intentando sanar poco a poco y con la mayor resiliencia posible. Un drama que más allá de manifestarse en llantos descarnados y planos deprimentes (eso ya corre a cuenta de otros personajes), lo hace a través de la aceptación, el autodescubrimiento y el perdón.

Martha es un personaje que cambia radicalmente de un acto a otro. De una chica alegre, sociable y que se deja llevar, a una melancólica, reservada y hasta en apariencia carente de empatía hacia el duelo que llevan otros miembros de su familia, aunque también se puede interpretar como un quiebre con el ambiente tóxico que la rodea. Luego se revela como una mujer más fuerte, todavía rota por su pérdida, pero capaz de afrontar su situación sola y ser más sincera consigo misma y otros. Su discurso final es una emotiva liberación del dolor que abraza.

Kirby tiene en su historial una nominación al Emmy y un galardón a Mejor Actriz de Reparto de Premios de la Academia Británica de Artes Cinematográficas y de Televisión (Bafta) por su papel en The Crown. Con Pieces of a Woman ya cuenta con una Copa Volpi del Festival Internacional de Cine de Venecia.

Carey Mulligan (Promising young woman)

Otra británica que ha sido aclamada por la crítica y el público, esta vez por su papel como la encantadoramente inteligente y psicópata Cassandra “Cassie” Thomas, en Promising young woman (Hermosa venganza). Si en algo destaca la ópera prima de Emerald Fennell es en la calidad de sus diálogos, algo que le da un gran impulso a la actuación de Mulligan.

La actriz encarna a un personaje ácido y brillante, disfuncional en todos los aspectos de su vida, pero con una capacidad depredadora equivalente a la de Patrick Bateman en American Psycho. Quizás un poco más suave y orientada a ser una suerte de justiciera en su causa. A pesar del pasado oscuro que se va dilucidando en el transcurso de la historia, resulta fácil empatizar con su forma de ser y sus motivaciones, el camino de redención que emprende a través de su vendetta. Una chica prometedora, pero consumida en su sed de venganza. O de justicia.

Mulligan es ya una figura famosa en el cine tanto británico como estadounidense, con cintas como Orgullo y Prejuicio (2005), The Greatest (2009), Drive (2011) y El gran Gatsby (2013). Por An Education (2009) recibió un Bafta y su primera nominación como Mejor Actriz en los premios de la Academia. En este segundo intento buscará alzar su primer Oscar.

Andra Day (The United States vs Billie Holliday)

Varios son los fragmentos de la vida de la cantante Billie Holiday, considerada como una de las más grandes voces del jazz de todos los tiempos, que todavía son un misterio. Pero si algo es cierto, es que su tema Strange Fruit fue reconocido como la canción más importante del siglo XX por la revista Time. Su letra, escrita por Abel Meeropol, es una denuncia contra el racismo y la persecución contra los afroestadounidenses en el sur de Estados Unidos: “Cuerpos negros se balancean a la brisa sureña / Extraños frutos penden de los tuliperos”. Su éxito le valió caer en la mira del Buró Federal de Investigaciones (FBI) por presuntas actividades antiamericanas.

Como película biográfica, The United States vs Billie Holliday se centra en el constante hostigamiento que el FBI y las autoridades ejercieron sobre la cantante, usando como excusa los momentos más bajos de su vida personal, con frecuente consumo de drogas y vínculos con la mafia. Aunque la historia a veces peca de sesgada, Day destaca por una poderosa interpretación de Holiday, que lejos de ser la heroína del cuento, constantemente se muestra en su mayor decadencia, golpeada por el peso de todas sus adicciones: el alcohol, las sustancias ilícitas y las relaciones abusivas. 

El hecho de que Day además de actriz sea compositora y cantante de jazz hace que sus escenas musicales fluyan con cada acorde, aunque la forma en que está enfocada la cinta le impide explorar otros matices y facetas de una personalidad tan complicadamente enigmática como la de Holiday. 

La carrera de Day hasta ahora se ha centrado más en la música, con un premio Billboard Woman y nominaciones a los Grammys, por lo que este es su primer papel importante en el séptimo arte. A su favor tiene el haberse llevado ya el Globo de Oro a Mejor Actriz de Drama en su más reciente edición.

Noticias relacionadas