• Alí Arellano y Gabriela Febres comentaron en exclusiva para El Diario cómo llegaron con las arepas a las Grandes Ligas y su trayecto en Washington, Estados Unidos

En el Nationals Park, estadio de los Nacionales de Washington de la Major League Baseball (MLB), hay aroma de arepas. Desde la temporada 2020 en la casa del equipo de la capital de Estados Unidos está Arepa Zone, el primer puesto de arepas venezolanas en campo de Grandes Ligas. Gabriela Febres y Alí Arellano son los fundadores de esta franquicia venezolana que poco a poco hizo llegar a los ciudadanos en Washington DC el sazón criollo que ahora podrán disfrutarlo desde el terreno de juego.

Las historias de Gabriela y Alí son diferentes. Gabriela migró a Miami (Estados Unidos) cuando tenía siete años de edad junto a su mamá. Visitaba en ocasiones a su padre quien se quedó viviendo en Caracas, por lo que mantuvo arraigadas las raíces de la gastronomía venezolana. Luego decidió estudiar Ingeniería de Sonido en Washington y además es flautista. Aunque su destino en la capital estadounidense iba a ser uno totalmente diferente.

Por su parte, Alí Arellano llegó a EE UU en 2000 para someterse a un procedimiento médico, después decidió permanecer allí realizando varios trabajos como mesero, pintando casas. Alí asistía a festivales donde se reunían personas de la comunidad venezolana y aprovechaba para vender tequeños y arepas hechos por él, como una manera de ganar dinero extra.

En 2011 durante la Copa América en Argentina, Gabriela y Alí asistieron a un encuentro de venezolanos para disfrutar el partido entre la Vinotinto y Chile. Allí se conocieron y Gabriela le sugirió a Alí comenzar a distribuir productos venezolanos a la comunidad en esa localidad de casa en casa.

“Le pusimos Antojitos de tu país, que es la empresa hermana de Arepazone. Nació como distribuidora. Empezamos a vender productos puerta a puerta. Luego, Alí jugaba softbol con los amigos y llevábamos una cava  a los juegos. La abríamos  y les decíamos “aquí tenemos queso guayanés, queso de mano, telita”. Los amigos de él siempre respondían con un chalequeo ‘no, yo no tengo efectivo”. Y yo les decía ‘no importa, aquí tenemos un aparato para pasar la tarjeta’. Así fuimos creciendo, fue como  una bola de nieve”, declaró Febres en exclusiva para El Diario.

Arepas en la MLB
Alí Arellano y Gabriela Febres en el Opening Day en el Nationals Park de Washington

Poco a poco se comenzaron a dar a conocer entre las personas, a la que cada vez generaban mayor interés no solo en comprar sus productos sino también si existía un lugar donde adquirirlos.

Recuerdo una señora que me dijo ‘mira, pero yo quiero irme a comer una cachapa de esas que se ven deliciosas en la página web con mi hija. Quiero hacer una reservación’. Y yo, ‘señora, nosotros vendemos el paquete de cachapas y los quesos para que usted las prepare en su casa”. Y respondió: ‘Ay, bueno, hija porque no abren un restaurante’”, relató Gabriela.

Arepas venezolanas en la inauguración de un estadio de fútbol

Luego de vender masa de cachapas y queso de mano incorporaron otros alimentos como tequeños, chucherías venezolanas, harina de maíz marca PAN y malta Polar. Alí y Gabriela decidieron entrar al mundo de los foodtrucks en 2012. Ya tenían una comunidad que los conocía por su trabajo de entregas y desde el primer día tuvieron éxito.

En 2018 el DC United, equipo de fútbol de la ciudad de Washington, iba a realizar la inauguración de su nuevo estadio, el Audi Field. El popular chef español José Andrés era el encargado de elegir los puestos de comida que estarían en el encuentro inicial del nuevo campo.

“Él quería ofrecer a los ejecutivos del estadio prácticamente un show, porque él es muy carismático. Él había comido en nuestro foodtruck  y le encanta Arepazone. Para nosotros fue un honor. Entonces fuimos los número uno en la entrega de comida más rápida en el estadio. Ya yo tenía mis arepas, las abríamos, las rellenamos  y listo. Todo era fresquito. Yo tenía mi plancha, en la parte de atrás, con mi equipo de trabajo. Y arepas de carne, de pollo y de pernil”, dijo Alí.

Cortesía

Los ejecutivos que estaban encargados de los puestos de comida en el campo de fútbol también manejan los del estadio de beisbol de los Nacionales de Washington y luego del éxito de Arepazone, la oportunidad no se hizo esperar.

La oportunidad de llegar a la MLB

Gabriela explicó que a finales de 2019 los contactaron para realizar un testing en el estadio y llevar su comida. Ella expresó que sintió una emoción porque habían entrado antes al estadio como fanáticos pero hacerlo como parte del protocolo en un espacio que puede albergar hasta 41.313 personas era totalmente diferente.

Para Alí también fue emocionante, luego de vivir la experiencia como fanático en el Estadio Universitario en Caracas y visitar un campo de Grandes Ligas, ahora estaría con Arepazone en uno de los estadios de la MLB entregando arepas de pernil, carne y pollo.

“A mí se me cumplió el sueño de vender arepas en el estadio de beisbol  Creo que somos los únicos en toda la Liga de la MLB que vende arepas dentro de un estadio. Eso no es cualquier cosa”, dijo Alí Arellano.

Ambos comentaron que las cosas se les han dado año a año. En el 2014 comenzaron con el foodtruck, un año después abrieron un mercado artesanal que se llama Union Market. Luego en 2017 abrieron el restaurante en el Downtown de Washington y en el 2018 fue la inauguración del Audi Field. Por último su llegada a un puesto de comida en el Nationals Park de la MLB.

“No tenemos inversionistas; no tenemos socios. Somos él y yo. Y nuestro gran equipo de trabajo que sin ello no lo hubiéramos podido lograr. El hijo de uno de nuestros empleados, juega beisbol y también es super fanático.hizo un post en su Instagram el día del primer juego, el 6 de abril, que decía: ‘Hay muchas maneras de llegar a las Grandes Ligas’”, expresó Febres entre lágrimas.

Gabriela Febres en el Nationals Park. Cortesía

Un lugar de encuentro para beisbolistas venezolanos

Su restaurante también ha sido un lugar de encuentro para peloteros venezolanos, donde se reúnen para compartir y aprovechar de comerse una arepa venezolana. Alí comentó que Wilson Ramos, receptor de los Tigres de Detroit y exjugador de los Nacionales de Washington, siempre que jugaba en esa ciudad les pedía arepas, incluso para todo el equipo.

Alí Arellano relató que la periodista Mari Montes también realizó una invitación a varios beisbolistas durante el Juego de Estrellas de 2018 que se celebró en la capital de EE UU. En esa ocasión que se reunieron en el restaurante de Alí y Gabriela.

“Yo creo que es la mejor combinación béisbol y un arepa. De verdad que es un orgullo poder estar y representar  a Venezuela dentro de un estadio”, dijo Alí.

Los fanáticos de los Nacionales de Washington pueden disfrutar en el Nationals Park a partir de la temporada 2021 de una arepa de pernil o de dominó en el puesto de Arepazone. Un emprendimiento que de la mano de Alí y Gabriela siguen creciendo y llevando la gastronomía venezolana a las Grandes Ligas. 

Noticias relacionadas