Es falso. A través de la plataforma de mensajería WhatsApp y en redes sociales circuló una cadena que indica que supuestamente durante la pandemia de gripe española de 1918 solo murieron los vacunados. El texto está acompañado de un enlace de una página en inglés que señala que la meningitis o su vacuna fueron las causas de las muertes.

Sin embargo, la gripe española se afrontó sin una vacuna que pudiera inmunizar a la población. La noticia falsa circula desde al menos octubre de 2020 y fue desmentida por varios medios de fact checking.

No existía la vacuna contra la influenza

Durante la epidemia de gripe española, unos 50 millones de personas murieron y al menos 500 millones se contagiaron en todo el mundo entre 1918 y 1919, de acuerdo con los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

“En 1918, apareció un nuevo virus de la influenza. Durante esta misma época se desataba la Primera Guerra Mundial. Las condiciones del conflicto (el atestamiento y el desplazamiento de tropas) propiciaron la propagación del virus de la influenza pandémica de 1918”, describió el organismo.

Los países en guerra restringieron la información sobre la epidemia. Sin embargo, España, país neutral en el conflicto, sí informó sobre la enfermedad desde mayo de 1918, cuando empezaron a registrarse casos en Madrid. 

Por esa razón, medios de otros países reportaban sobre la gripe solo en ese país, por lo que llevó el sobrenombre de “gripe española”.

Para la época no existía una vacuna contra la influenza, causante de la gripe. La dosis para la inmunidad de la enfermedad gripal fue creada en 1940. La distribución generalizada del antiviral comenzó en 1945.

Vacunas existentes no fueron la razón de las muertes

Las vacunas que se administraron durante la gripe española no luchaban contra este virus, debido a que fueron creadas para combatir las bacterias. En la página web The History of Vaccines se indica que la mayoría de los expertos en ese momento pensaban que una bacteria causaba la influenza.

En el año 1930 fue cuando se descubrió que la gripe es causada por un virus.

La página compartida en el mensaje falso indica que la pandemia “fue causada por dosis aleatorias de una vacuna contra la meningitis bacteriana experimental que hasta el día de hoy imita síntomas similares a los de la gripe”.

Sin embargo, los expertos consultados por la agencia de noticias AFP señalan que las muertes causadas por la gripe no tienen relación con las vacunas que se inocularon.

“La gran mayoría de las muertes (por la gripe de 1918) fueron de personas que nunca recibieron una vacuna. En India, por ejemplo, donde fallecieron al menos 10 millones de personas (cifra que quizá se acerque a 30 millones) no había ningún tipo de vacunación”, señaló a AFP el historiador estadounidense John M. Barry.

Actualmente, la desinformación sobre las vacunas se ha propagado en las redes sociales, esto debido a la desconfianza de algunos en las dosis que se han creado contra el covid-19.

Es importante que los usuarios no compartan información que no haya sido publicada por medios oficiales y organismos de salud internacionales.