• En el 64% de las muertes, el agresor estuvo directamente relacionado con la víctima. Foto: Getty Images

El 8 de marzo del año 2009 el expresidente venezolano Hugo Chávez se presentó como feminista, en un escrito titulado “Las Líneas de Chávez”. Afirmó que era imposible construir el socialismo sin defender los derechos igualitarios de las mujeres.

12 años después de ese discurso, la población venezolana sigue viendo cómo los derechos de las mujeres son vulnerados y persisten las agresiones que, en ocasiones, tienen un desenlace fatal.

304 asesinatos de mujeres se han registrado en Venezuela entre el 1° de enero de 2020 y el 25 de abril del año 2021, de acuerdo con la base de datos que lleva Cotejo.info. 

A diferencia de naciones como España, donde la mayoría de asesinatos a mujeres se registran los días domingo y lunes, en Venezuela no hay distinción de días cuando de agresión se trata. 

Los datos recolectados durante los 12 meses del año 2020 revelan que los días en los que se perpetraron más crímenes fueron los domingos (36) y los martes (34). En la lista siguen los lunes (31) viernes (27) y sábados (27). Los días miércoles murieron 17 mujeres, mientras que los jueves totalizaron 14 muertes. En los reportes de prensa recopilados también aparecen datos de 47 mujeres cuyo día de muerte se desconoce.

Durante el  año 2020 murieron  237 mujeres. En el 22,88% de estas muertes (54), el agresor fue la pareja. En el 7,20% de los casos (17), el asesino fue una expareja. En total, 71 de las 237 muertes estuvieron relacionadas directamente con agresiones familiares.

“Estamos ante un patrón de violencia familiar preocupante y esta es una situación que, debido a la misma crisis que atraviesa Venezuela, se ha naturalizado”, señala Nelson Freitez, sociólogo entrevistado por Cotejo.info en alianza con El Diario.

En el año 2021 la violencia familiar sigue presente. Hasta el 25 de abril habían sido asesinadas 67 mujeres de las cuales 21 (31,34%) murieron en manos de su pareja. En 5 de las muertes el asesino fue la expareja. Significa que 26 de las 67 muertes tienen relación directa o indirecta con el cónyuge.

Los días en los que se han contabilizado más muertes son los martes (12) y lunes (11); en tercer lugar figuran los viernes (10), siguen los sábados con (9), miércoles (9), domingos (8), y jueves (7). En uno de los decesos no se precisó el día del asesinato. 

14 de estas muertes (20,90%) están relacionadas con el hampa común o con grupos armados. En 43 ocasiones (64%) el agresor estuvo directamente relacionado con la víctima (pareja, expareja, vecino, conocido, sobrino, padres, padrastro, amigo). Esto deja en evidencia la vulnerabilidad de la mujer venezolana en el seno familiar o en sus hogares.

En cuatro de los asesinatos que aparecen registrados en la base de datos se desconoce el agresor.

Al comparar los días de las muertes entre los meses de enero, febrero, marzo y abril de 2020 y el mismo lapso de 2021, se obtiene que en los primeros 4 meses de 2020 los picos se ubican en los días domingos, lunes y viernes, y en 2021 los días martes, lunes y viernes.

Cotejo mujeres asesinadas por día

Estos números revelan que existe una clara tendencia de violencia hacia la mujer cualquier día de la semana. A escala mundial los expertos atribuyen los casos de agresión a hogares disfuncionales en los cuales el agresor consume alcohol o algún tipo de drogas. 

En otras naciones, las denuncias de agresiones se disparan mayormente los fines de semana. El patrón es similar en cualquier parte del mundo porque, por lo general, entre viernes, sábado y domingo los hombres salen a compartir con amigos y llegan tomados o drogados a la casa. Esto, sin embargo, no pasa en Venezuela, donde la mayoría de agresiones se dan en días de semana, incluso cuando el agresor está en pleno uso de sus facultades. Cuando se habla con la víctima argumentan, en muchos casos, que la crisis económica con la que deben lidiar en los hogares exaspera el ambiente”, puntualiza el sociólogo Freitez.

El sistema les falla

Venezuela promulgó la Ley Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en el año 2007 y ha reformulado cuatro leyes adicionales para el amparo de las mujeres entre 2011 y 2020. Pero, pese a este resguardo jurídico los derechos femeninos se siguen vulnerando.

Mujeres cotejo

Diversas organizaciones nacionales han elevado su voz en señal de protesta ante la postura silente que han mostrado las autoridades. Su inconformidad con un sistema que permite la violencia hacia la mujer, no solo en el aspecto físico sino también en un plano psicológico o sexual, se ha hecho pública en distintas denuncias.  

Cotejo.info publicó un trabajo sobre cómo la revolución bolivariana olvidó a las mujeres venezolanas. En el texto se demuestra que el llamado feminismo chavista no es más que un discurso vacío que no garantiza de ninguna forma los derechos fundamentales de la mujer.

Azorenny Bracamontes, coordinadora del servicio psicosocial y legal de la Asociación Larense de Planificación Familiar (Alaplaf), explica que al lugar llegan muchas mujeres buscando ayuda psicológica por sufrir de maltrato físico, verbal o sexual. La mayoría de estos abusos están directamente relacionados con algún familiar.

Muchas mujeres llegan a la organización sin haber formulado una denuncia. La falta de información, la poca sensibilidad que tienen los funcionarios, la casi nula operatividad de las comisarías, las trabas burocráticas que existen en las fiscalías y las limitantes con las que trabajan los organismos de seguridad, condenan a las víctimas.

“Tenemos casos reportados de mujeres que, cuando van a poner una denuncia, terminan siendo maltratadas y humilladas por los funcionarios. Hay casos en donde el funcionario no tiene cómo movilizarse para buscar al agresor porque no hay unidades operativas. Incluso hay comisarías que no están atendiendo estas denuncias y los policías terminan remitiendo el caso a una fiscalía y allí se engaveta el archivo porque la víctima pierde el interés de hacer seguimiento. En resumidas cuentas, el sistema juega en contra de los derechos feministas”, señala.

Hay impunidad

La base de datos que maneja el equipo periodístico de Cotejo.info indica que solo en el 41% de los casos (124 de 304) el agresor ha sido capturado. En el 48% de los casos (144), sigue prófugo. 

Otro de los datos que muestra la impunidad existente en Venezuela en relación con estos asesinatos, es la identificación de los agresores. En el 22% de los casos (66), los funcionarios de seguridad desconocen quién o quiénes son los perpetradores.

Noticias relacionadas