• La Sputnik Light no requiere de condiciones especiales de almacenamiento y transporte. Costará menos de 10 dólares y solo se aplicará una dosis

Rusia registró la vacuna monodosis Sputnik Light, con la que Moscú busca dar un nuevo impulso a la campaña de vacunación en este país para inmunizar a un gran número de personas en tiempos más reducidos.

Según un comunicado del Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR), el preparado protege contra las cepas del covid-19 conocidas hasta ahora.

Así se desprende de los resultados de los análisis efectuados por el Instituto Gamaleya de Rusia, desarrollador del preparado.

Detalles de la vacuna Sputnik Light

La vacuna tiene una eficacia declarada del 79,4 %. Según el director del Centro Gamaleya, Alexandr Ginzburg, la Sputnik Light puede ser una buena opción tanto para la vacunación inicial como para la revacunación.

“Sputnik Light no requiere de condiciones especiales de almacenamiento y transporte y tiene un precio asequible de menos de 10 dólares”, dijo la nota del FIDR, el fondo ruso encargado de la promoción y la comercialización de la vacuna.

El FIDR señala que Sputnik Light fue desarrollada sobre una base “estudiada y verificada” de adenovirus humanos que destacan por su seguridad, efectividad y la ausencia de efectos adversos a largo plazo.

Al mismo tiempo, precisa que el preparado principal para la inmunización de la población sigue siendo la vacuna Sputnik V, que se aplica en dos dosis y fue autorizada para su uso en más de 60 países.

Debate sobre las patentes de las vacunas

El anuncio de la aprobación de la Sputnik Light se produce en un contexto en el que los países discuten la liberación de las patentes de las vacunas. Este miércoles, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, apoyó una propuesta que varios países han presentado en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para suspender la propiedad intelectual de las vacunas contra el covid-19.

El anuncio fue acogido con fuertes caídas de las acciones de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech, además de Moderna y Novavax en la bolsa de Wall Street.

Joe Biden | Foto: Efe

Biden cumplió con su promesa de campaña de dar su respaldo a la suspensión de patentes, pero solo lo ha hecho cuando el ritmo de vacunación en Estados Unidos cae en picado y el país está en poder de decenas de millones de dosis aún por administrar.

El sector farmacéutico se opone a la suspensión temporal de patentes porque considera que podría dañar su modelo de negocio. Además, alega que no solucionará los problemas de distribución a corto plazo, porque se necesitan medios y conocimientos técnicos muy específicos para producir las vacunas anticovid.

Con información de Efe

Noticias relacionadas